Domestic na Kanojo

jueves, 22 de julio de 2021 , 0 Comments

AÑO 8



Esta semana vamos a fijarnos en nuestras hermanastras con…


>Domestic na Kanojo (Diomedéa, 2019, 12 CAPS)


No sé por dónde empezar, la verdad. Tengo tantas cosas que contar, tantas cosas metidas en la cabeza a punto de salir que, al final, me van a quedar un montón de detalles en el tintero y voy a tener que rehacer este análisis unas cuantas veces, o complementarlo, visto desde otro prisma. Pero no me va a importar. Sarna con gusto no pica. Todo gracias a mi noble afición de escribir.

La primera de las cosas que quería contar es la causa de la elección de este análisis. Me gustaría decirlo, la verdad, porque con estas cosas de rebuscar información para los análisis de otras series, uno se encuentra animes tan llamativos como el que tenemos esta semana. Concretamente, lo encontré mientras buscaba información de la cantante que interpreta el opening de Tales of Zestiria the X season 2. No sé si será la misma cantante, aunque lo dudo, ya que no pude confirmarlo. Sí, dudar de un hecho porque no se tiene suficiente información del mismo es un truco para evitar la mayoría de bulos y falacias que hay por internet.

-Dani, me parece fantástico que hayas encontrado una nueva serie así, pero ¿qué te llamó la atención de ella?-

Quienes nos sigáis en este blog desde hace bastante tiempo, mis series favoritas son aquellas donde las relaciones tóxicas están presentes. Adoro los guiones donde salen a relucir los trapos sucios de cada uno y cómo afecta a los demás personajes. La que abrió la veda fue Kuzu no Honkai. Después llegaron dos yuri: Citrus y Yagate Kimi ni Naru (conocida como Bloom into you). Aun así, siempre me quedó la espinita clavada porque éstas no supieron estar a la altura. Empezaban muy bien pero se iban desinflando con el paso de los capítulos. De todas formas, no perdía la esperanza. Anhelaba una serie que tuviera esta temática y fuese argumentalmente mejor que la anteriores.

Domestic na Kanojo me llamó mucho la atención por su sinopsis y, sobre todo, por una imagen en ANN, que hacía volar mi imaginación como Superman después de echar un polvo con Lois Lane. La sinopsis es la siguiente:

-Nótese que lo ha dicho con 'y', no con 'll'-


>Sinopsis

Natsuo Fujii es un joven que estudia preparatoria. Como él, otros compañeros de clase babean por su joven profesora Hina. Que nadie lo niegue, que si tenéis 17 años y una profesora que está para mojar pan, vais con los dientes por delante. A mí me pasó y es inevitable, tal como diría Thanos. Pero claro, esto no va de algo tan "kawaii" como vimos en Onegai Teacher de una relación entre profesora y alumno. Hay más.

Resulta que el bueno de Natsuo se fue a una cita múltiple de estas que se llevan en Japón, ya sabéis, de amigos con amigas ajenas y allí conoció a una chica, algo directa al hablar, llamada Rui. Y la cosa, en vez de pintar clara y previsible donde cada uno se iría por su camino, se convierte en un hecho del todo inesperado y es que la pobre chavala le cae en gracia a nuestro protagonista, aunque solo para una sesión de sexo sin compromiso. ¿Por qué? Necesidad de experiencia. Ni que fuera esto un RPG. Eso sí, con la promesa de no volver a verse las caras.

Bien, pues ya tenemos a nuestro protagonista, al que le han quitado el precinto sin que haya pagado un alto precio por ello. No obstante, estamos hablando de una serie con relaciones tóxicas y aquí no hay veneno a la vista. O quizás sí lo haya cuando el padre, despistado como él (o un troll perfecto, todavía no me ha quedado claro) le comenta a nuestro protagonista que ha conocido a una mujer y que quiere casarse con ella. Aquí ya alguno puede elucubrar que el padre se va a casar con la profesora o es la madre de Rui, bueno allá cada uno con sus teorías. Sin embargo, el destino siempre es más hijoputa que el demonio mismo. La madre no es ninguna de ellas, sin embargo tiene dos preciosas hijas: una profesora llamada Hina y una adolescente llamada Rui.

Ahora, Natsuo tendrá que sobrellevar vivir bajo el mismo techo que su amor platónico y la chica con quién lo hizo por primera vez.


>Guion y narrativa

Sí, lo admito, me ha quedado una sinopsis muy larga para lo que viene siendo habitual en mí. Hubiera deseado que fuese más escueta, pero me es imposible. Todo lo que he puesto corresponde a un resumen lo más corto posible de los primeros 14 minutos de serie. Ni uno más. Así que, ya os podéis hacer una idea de la densidad de sucesos que van a pasar en el resto de capítulos. Esto es lo más parecido a perderte en medio de Australia, donde cualquier cosa te puede matar, pero no sabes ni qué ni cuándo.

-Igual solo encuentras una, no digo más-

Digo esto porque la historia va a darnos muchas sorpresas y algunos giros que nos dejarán alucinando y, lo mejor de todo, es que no van a parar. Todo irá hilado perfectamente y de una situación acabaremos en otra y así sucesivamente hasta que parezca que se calma un poco todo. Pero es mentira, cuando menos lo esperamos, ocurre algo dentro de las posibilidades que habíamos pensado en un principio y pone las relaciones patas arriba y en evidencia. Y, lo mejor de todo, es que no van a detenerse en esa espiral viciosa. Si no es un personaje, es otro, así el ritmo no para XD.

No me gustaría hablar de más en este análisis, por lo que no contaré mucho de la historia que nos narran. Si hablo de un detalle, tendría que contextualizarlo en la situación y se desvelarían tramas que no nos olemos al comienzo de ver la serie. Así que solo os queda verla para saber más. De todas formas ya os aclaro que el ritmo es correcto, sin prisas y con alguna parte más lenta para crear cierta tensión, como las situaciones de calma tensa en las películas de terror. Aquí es igual. Total, para que luego alucinemos con el giro y nos enganchemos todavía más.

Con todo esto que os comento, la primera idea que nos viene a la cabeza es que pasan tantas cosas que parece un culebrón venezolano, donde las tramas giran y se retuercen para sorprender a propios y extraños, aunque en el caso venezolano se alargan en demasía. Además, la sobreactuación es algo característico de esas series sudamericanas que tanto enganchan. Aquí, no obstante, no están sobreactuando, sino que se aplica algo más real.

-Dani, es que lo que has contado no hay quien se la crea. Es todo tan irreal-

Ya, claro, como aquella vez que un grupo de amigas, algo borrachas por cierto, me quiso desnudar delante de todos los asistentes a un botellón en casa de un amigo, todo para jugar con mi chorrimanguera. Allí había bebido hasta la repipi del grupo. Lo tengo grabado a fuego en la memoria: "Dani, ¿tú te masturbas… pensando en mí?". Tuve que huir en bicicleta, para que luego digan que no hay ventajas en el transporte ecológico a la hora de escapar. Solo de recordarlo ahora me da escalofríos, tendría que habérmelas llevado a un cuarto aparte, cerrar con llave y montar allí una sala VIP.

Sin embargo, todas esas anécdotas le pueden pasar a cualquiera, más si se tratan de relaciones tóxicas que se basan en personas mentalmente inestables, con ciertas carencias emocionales o que no hayan tenido experiencias traumáticas que ayuden a madurar. Yo tengo unas cuantas y también sé, de primera mano, otras que le han pasado a amigos. Como, por ejemplo, aquella vez en la que un amigo salió con la prima de un amigo suyo. Ella le sacaba unos años y parecía que había intención por ambas partes en que saliese la relación adelante, hasta que la verdad salió a la luz. Ella le engañaba con cualquiera y empezó a decírselo a la cara como si lo único que le importase fuera verlo sufrir. Él, en cambio, no sabía qué hacer. Al principio, le perdonaba, luego lloraba, pero seguía viéndola.

-Ojito con los previos para el siguiente episodio-

No fue el único. Otros cayeron en esas mieles típicas del engaño y de la recompensa basada en el sexo. Amigos que engañaban a sus mujeres con compañeras de trabajo y que eran incapaces de dejarlas a pesar de lo mal que lo estaban pasando por los remordimientos. Incluso yo fui una de esas partes "utilizadas" hace muchos, muchos años por una compañera de clase que estaba saliendo con un chico de la misma promoción. Una vez acabados los estudios y pasado bastante tiempo, ella empezó a mandarme mensajes, luego quedamos y, al final, la cosa fue a mayores. Yo creí que había roto con aquel chico (a decir verdad, no le pregunté) y que estaría purgando la desdicha conmigo, tampoco esperaba nada serio ni duradero. Hasta que ese mismo chaval empezó a trabajar en la misma empresa que yo y, como nos conocíamos, me hablaba de los planes de futuro con ella, de cuando discutían... Quise cortar con eso al momento, no es lo mismo que la otra parte esté lejos que te parta la cara al salir del trabajo. Ella lo comprendió, pero me seguía llamando y yo, por alguna razón que no entendía, tampoco podía negarme. Quería seguir quedando con ella a pesar de que aquello no iba a ninguna parte y, lo más extraño todavía, es que no estaba enamorado de ella. Solo era pasar el rato y sentirnos mal después. Por más que nos decíamos, "se acabó", volvíamos a caer.

Afortunadamente, aquello quedó atrás. Solo con decirle adiós definitivamente y dejar de responder a los mensajes se solucionó. Ya, por último, también recuerdo a un amigo de instituto que me confesó un lunes haberse liado con una prima suya ese mismo fin de semana, después de estar jugando ambos con fuego en los últimos meses. Solo eran "tonterías", pero tanto fue el cántaro a la fuente que la acabó empotrando. Y lo peor de todo es que repitieron varias veces después. Me decía "no sé por qué, pero no puedo dejarla. Como tengamos un hijo nos va a salir tonto". No, compañero, el tonto eres tú.

-Veis ahora que no es tanta fantasía-

Pues toda esta literatura anónima que os acabo de dejar más arriba son situaciones "más comunes" de lo que uno puede llegar a pensar, solo hay que estar en el sitio oportuno en el momento equivocado, ¿o era al revés? En esta serie la aplican al dedillo. Me he identificado muchas veces con el protagonista, con las chicas, con las compañeras de clase o de promoción y apuesto que no seré el único que se sienta así. Es, simplemente, acojonante como han plasmado todas estas relaciones inapropiadas. El manga he empezado a leerlo hace poco, tampoco es que lleve mucho, y siguen el mismo patrón que en la serie. Así que, son bastante fieles a excepción de algunos detalles pequeños.

Del final no voy a hablar a excepción de cómo lo gestionan. Lo primero que debemos tener en cuenta es que, cuando se emitió el anime, el manga no estaba terminado. Lo segundo, dan cierre a las tramas tóxicas. Al menos así en casi todo el último capítulo. Sin embargo, como no estaba clausurado por aquel entonces la publicación de la historia en papel, han dejado un par de cabos sueltos a propósito para una supuesta segunda temporada, para la que me presento voluntario a la hora de verla, no solo para analizarla, sino también para disfrutarla en caso de que esté bien o para darle palos en caso de que la caguen. A mí no me va a temblar la mano.

-Para cuando te entre hambre a media noche-


>Personajes

Uno de los puntos más trabajados en esta serie es la caracterización de personajes. Se han creado de tal manera que intentaron volverlos lo más realistas posible. Luego está el detalle de que les han inyectado el vicio en el cuerpo sabiendo que eso no se saca ni con jabón. Sin embargo, es lo que tiene la juventud, que está siempre de fiesta y follando en los portales de los edificios o entre dos coches donde, cinco minutos antes, había meado una chavalita que se iba para casa.

Así es la vida y estas historias que no se hablan para no pasar vergüenza o para que no te señalen por hablar de algo que no te concierne. Por fortuna, eso no pasa en mis círculos, por lo que siempre podemos hablar de lo que queremos sin miedo a que nos digan algo. A menos que esté hablando de mi suegra y aparezca ella. Ains, qué quisquillosa.

De todas formas, empatizar con los diferentes personajes de la historia es bastante sencillo. Tendremos al adúltero que no es tan mala persona; al "adalid de la justicia" que luego acaba engañando y se convierte en alguien peor que el adúltero; a la chica intelectual que parece tener ganas de fiesta en los bajos, pero que acaba sorprendiendo para bien; a la chica borde que es la más necesitada de cariño… todos tienen sus puntos buenos y malos según el enfoque con que los veamos.

Quizás jueguen un poco con los clichés de las personalidades que hayamos visto alguna vez, pero por fortuna no son los habituales y en ese aspecto podemos respirar tranquilos. De todas formas, el punto más importante de todos ellos es la viveza que muestran. La historia la vemos movida y cambiante, pero lo maravilloso es que esa movilidad la hacen ellos mismos. En ningún momento parece que sea la historia la que tire de ellos para que evolucionen. Únicamente nos presentan un escenario al comienzo, a los personajes y un hilo del que tiene que tirar para ver qué sorpresa les toca en la feria. Así tal cual os lo describo.

-No quiero saber cuál-

Para terminar, antes de ponerme con el listado de personajes, quería comentar uno de los detalles que más me llamaron la atención cuando se trata de la viveza de los mismos: la hipocresía. Todo el mundo sabe qué es y lo nota cuando ese comportamiento se ve en terceras personas, pero es muy difícil verlo en uno mismo. Además, cuando en cualquier anime (vale también para otro tipo de obras) vemos un comportamiento hipócrita, suelen seguir un patrón fijo que, personalmente, me parece del todo artificial. Tanto que semeja una incoherencia o fallo en el guion. Jorge sabe de buena mano lo que digo con esos cambios de comportamiento que no tienen cabida dentro de la lógica de una serie cualesquiera que estemos analizando en ese momento y que, al final, entendemos que los personajes son tontos del culo. Aquí, en cambio, lo han aplicado de una forma que semeja a la vida real con personajes quejándose de lo malo que resulta una relación adúltera y que, tras el transcurso de varios acontecimientos, ellos mismos no se aplican la misma vara de medir cuando engañan a la otra parte.

Bueno, ahora sí, os dejo con el listado de personajes:

>Natsuo Fujii. Es el protagonista. Desde su perspectiva veremos cómo evoluciona el relato. Este joven que vive solo con su padre, pasa a tener dos hermosas hermanas. Si ya la vida da un vuelco con una nueva familia, imaginarse que la chica de la que estás enamorado y la otra con quien te has acostado, son parte de tu nueva familia puede hacer que te estalle la sesera. El pobre de Natsuo tiene ahora un papelón que no sabe por dónde tirar XD.

>Rui Tachibana. Es la hermana seca, la que te dice las cosas sin filtro y sin habilidades sociales. Esta joven se parece un poco a mí aunque mi mujer insiste en que se parece bastante más de lo que pienso. Tiene una forma de hablar bastante peculiar, muy directa. Ella la denomina sincera, pero aleja cualquier posible amistad porque la gente cree que está siendo borde para que no se la moleste. Sin embargo tiene un corazoncito repleto de cariño y preocupación, aunque lo muestre a su manera.

>Hina Tachibana. Es la nueva hermana mayor. Curiosamente es la profesora de Natsuo. Como es joven, esta sensei mantiene una relación bastante informal con sus alumnos, aunque con Natsuo tuvo siempre un punto especial al dedicarse a la escritura. A pesar de ser la mayor, parece la más irresponsable. Al principio se paseaba medio desnuda por casa, tiene relaciones que no son las más adecuadas y suele emborracharse de cerveza después de cenar.

>Shuu Hagiwara. Es el "noviete" de Hina. La aventura que tiene ella con este hombre casado podría tildarse de tóxica y no nos equivocaríamos. Sin embargo, el amor es ciego y muy gilipollas a veces, por lo que no debemos culpar a Hina de dejarse llevar por los sentimientos de una persona que la ama. Bueno, eso es porque le hace gracia tener entre las piernas a este caballero, que si no, otro gallo cantaría.

>Masaki Kobayashi. Es el regente de la cafetería donde trabaja el amigo de Natsuo. Personalmente, no tengo ningún problema con las orientaciones sexuales mientras no me toquen las narices metiéndome mano. Bueno, mano, ficha o lo que os venga a la imaginación. Lo que me llama poderosamente la atención es esa forma de vestir tan impecable de cintura para arriba como un camarero de primer nivel y de cintura para abajo lleve unos shorts ajustados que le marcan el culito y unas medias oscuras que realzan las pantorrillas. Pero, ¿qué cojones?

-Cuando te preguntan si vas a enviar un fax-

>Akihito Fujii. Es el padre de Natsuo. Habrá quién lo nombre padre del año o habrá quien lo adore como un nuevo dios. Lo que no se puede negar es esa costumbre de que casi todos los padres en los animes se parezcan a Hideo Kojima. No sé por qué, debe de ser un estándar, como las abuelas que no abren los ojos, son pequeñas de estatura y tienen moño. Este viudo consigue conquistar el corazón de una mujer y casarse de nuevo. La pega ya no es tener dos nuevas hijas, ni que su vástago quiera empotrarse a ambas, sino esa costumbre de anunciar los cambios con una anticipación mínima y en la cara.

>Fumiya Kurimoto. Es el amigo de Natsuo y quien le aconseja en temas amorosos o que supongan un conflicto interno. Aunque tiene un cierto parecido con el programador de Jurassic Park, no es tan "ioputa" y pensará las cosas con detenimiento antes de hablar. Tiene la cabeza más amueblada de lo que cabría pensar.

>Tsukiko Tachibana. Es la madre de Rui y Hina. Esta señora acaba por caer en los brazos del amor tras un divorcio un tanto doloroso, ya que su anterior marido se fue con otra mujer. No sabremos mucho de esta mujer a parte de la amabilidad que muestra con su familia, todo gracias a las escasas apariciones en pantalla.

>Kazuyuki Kine y Yuuya Masaoka. Son dos amigos y compañeros de clase de Natsuo. Curiosamente son los mismos con los que fue a la cita triple en la que bombeó con Rui.

>Momo Kashiwabara. Es una compañera de clase de Rui. Esta joven es famosa en el instituto por ser una chica fácil, donde la única necesidad de cariño que reclama es la de un buen polvazo. Eso sí, luego los chicos huyen de ella como de la peste. Sabremos la causa de todo este comportamiento, causado por una familia desestructurada.

>Reiji Kariya. Es el profesor de literatura japonesa. Es bastante directo y, quizás, algo manipulador. Lo que nos quedará claro es que siempre va a conseguir lo que quiere. Bueno, casi el 100% de las veces.

>Miu Ashihara. Es la presidenta del club de literatura. Es bastante retraída y muy vergonzosa. No soporta el trato con la gente y lo vemos claramente en el reparto de folletos para que los alumnos se apunten al club, con un nivel de voz casi tan bajo como el viento.

-No, no es Bowsette hablando con el rey mago Gaspar de nuestro pseudo-podcast-

>Alex J. Matsukawa. Alumno de intercambio que tropieza con Natsuo y, a partir de ese momento, se vuelven amigos. ¿Por qué? Igual porque en Japón son más educados y no matan al primero que tropieza con ellos. Este joven rubiales se enamora de la guapa Rui y pedirá ayuda a su nuevo amigo para camelársela. No lo culpo, yo haría lo mismo. Bueno, no, es mentira XD.


>Animación

En este apartado técnico podremos ver lo bien que se desenvuelve el estudio Diomedéa. Vale que no llega a un nivel de excelencia tal que pueda equipararse con Ufotable en las dos temporadas de Tales of Zestiria que analizamos este mismo año, pero por ahí le anda. En verdad, no tiene nada que envidiarles. Cierto que no hay escenas de acción que nos dejen con la boca abierta o que nos ponga el cacahuete en llamas mientras disfrutamos de los combates. No, aquí no las habrá ni falta que hace.

Sin embargo, lo que sí tendremos y a manos llenas es riqueza en los escenarios y en los personajes. Detalles de todo tipo que nos dejarán asombrados con las estancias dentro de las viviendas, las aulas del instituto o, mismamente, los paisajes de Okinawa cuando se van de excursión.

El juego de luces y sombras está genial y veremos mucho los efectos con lámparas de mesita o de escritorio y las diferentes tonalidades de color dependiendo de la temperatura de la luz.


>Sonido

A nivel de audio tampoco tendremos queja alguna. Seguimos con la característica de que no se trata de una serie de acción o de fantasía (me refiero a conjuros mágicos, no a picar en las flores de dos hermanastras), por lo que el esfuerzo no es tanto como en otras series. Aun así, los audios de las voces son tan limpios que se pueden mezclar con facilidad para cuadrar en cualquier escena, cosa que ojalá nos suceda algún día con los podcast que grabamos para este blog XD

A esto debemos sumar una ambientación muy lograda que se caracteriza por una riqueza y detalle de gran calidad. Por poneros un ejemplo: el sonido de fondo cuando el ambiente está calmado es diferente en la biblioteca del instituto, en casa de Natsuo o en la habitación de Fumiya. Además, los efectos especiales, pese a no ser referentes de una perfección absoluta, sí que ambientan muy bien lo que está sucediendo, como el audio telefónico, la ropa al desvestirse o la misma lluvia.

-Amor en la época de Cary Grant-

Kawaki wo Ameku es el opening que nos trae Minami, una cantante que solo tiene esta colaboración con la animación japonesa. Dudaba en el análisis de Tales of Zestiria, pero parece que son dos cantantes diferentes. Pena que no haya más información al respecto para confirmarlo. Por otra parte, Alisa Takigawa nos trae Wagamama, un tema que hace de ending en esta serie a excepción del capítulo 8, donde tenemos otro tema especial titulado Always, también cantado por ella. Alisa tiene otras colaboraciones en la animación en series como Owarimonogatari, The Seven Deadly Sins o All Out!!


LA NOTA

Cerramos ya este análisis llegando a las conclusiones que nos trae la revisión de una serie que, si bien en un comienzo era completamente desconocida para mí, ha terminado deparándome gratas sorpresas por su adictiva historia y la viveza de sus personajes. Ya os conté cómo encaja con la realidad de unos personajes que tienen marcadas varias carencias a nivel emocional. Lo que me gustaría saber es si son solo jóvenes por alguna razón de mercado o es porque la autora del manga, Kei Sasuga, ha tenido una vida movida en su juventud y la ha plasmado así en papel. Quién sabe, aunque la verdad solo la conoce esta mujer nacida en 1981.

Personalmente, yo me reí mucho con las desgracias de esta gente, pero como soy un sociópata, es lo que hay. Otros, en cambio, alucinarán con lo degenerado que llega a ser el personal ante una falta de sentido común, como la de enrollarse con las hermanastras recién llegadas a la familia sabiendo que los padres de ambas partes están cerca. También hay gente que hace caída libre, allá cada con su locura. Lo cierto es que esta serie me ha enganchado. No sé si habrá segunda temporada, pero para mitigar la espera sigo tirando con el manga. La nota que alcanza es la máxima de nuestro ranking, una A. Si os gustan los enredos, no lo dudéis, os aseguro que no va a haber momento en el que no pase nada.


0 comentarios: