GENESHAFT

jueves, 18 de noviembre de 2021 , , 0 Comments

AÑO 8



Nueva visita al garaje y nuevo encendido del DeLorean. No vaya a ser que se nos eche a perder. Y todo ello para visionar un anime que que aun no había visto. Aunque como de esos aun quedan muchos y no hace falta retroceder 20 años para ellos voy a aprovechar el viaje para zanjar uno de los dichos más famosos de la historia; el de "cualquier tiempo pasado fue mejor". O al menos ver si en esta ocasión me encuentro con la excepción que confirma la regla, porque tampoco es plan de trabajar en exceso XD.


GENESHAFT (Satelight & Studio Gazelle, 2001, 13 CAPS)

"La serie de animación que se adelantó a AD Astra. O algo así XD"


Estrenada el 5 de abril de 2001 en tierras del sol naciente, Geneshaft es una obra original de los estudios de animación Satelight y Studio Gazelle que se cimienta en los géneros de la aventura y la ciencia ficción. Y, si bien de la primera de las compañías poco tengo que decir (Sukasuka / WorldEnd, Kiddy Girl-andMuv-Luv Alternative "Total Eclipse"Aquarion EvolKiss Dum: Engage PlanetNOEIN), sí que he de reconocer que la segunda me ha llamado la atención, pues hasta el día de hoy aún no había oído hablar de ella. Cosa que tampoco es de extrañar a la vista de que esta empresa fundada en septiembre de 1993 tan solo he realizado dos trabajos, el que nos ocupa y De:vadasy, y que en la actualidad parece estar completamente muerta.

De vuelta al staff tan solo me resta decir que la dirección corre a cargo de Kazuki Akane mientras que el guion se reparte entre Miya Asakawa y Nao Tokimura. Y si pensáis que son muchos guionistas para trece capítulos esperar a saber que en el storyboard participaron Go Sakamoto, Hiroshi Ishiodori, Kazuki Akane, Kenichi Takeshita, Masashi Abe, Takashi Yamazaki y Yusuke Yamamoto. Vamos, que por plantilla en esta ocasión no hubo problemas XD


> Sinopsis:

En el siglo vigésimo tercero, los humanos sobrevivieron a una aniquilación total en el siglo XXI. Sin embargo, su existencia es amenazada por la aparición en el espacio de una extraña estructura con forma de anillo. Una tripulación es reunida a bordo de una nueva poderosa nave de guerra, el Birkis, equipado con un "mecha" igualmente de extraño y poderoso llamado "Shaft". Su objetivo es la destrucción de los Anillos. En este nuevo mundo, el gobierno controla el ADN (el tipo de Gen) de la gente. Los bebés están hechos a medida de las necesidades de gobierno, y no nacen de la mujer, sino genéticamente en laboratorios. El ADN decide el futuro de cada persona, la cual solo vive hasta los cuarenta años. Mika Seido tiene un gen tipo "blanco" lo que significa que no tiene ninguna habilidad en especial, por eso la consideran como anormal. Ella junto a una tripulación de mujeres y un hombre como capitán intentarán destruir el misterioso anillo. (fuente: La vanguardia)


> Personajes:

Mika Seido. La protagonista de esta historia es, como el resto de humanos del siglo XXIII que veremos en pantalla, una chica probeta, pues sus genes fueron seleccionados antes de su nacimiento con el fin de obtener a una persona que fuese útil para la humanidad. Algo que en cierta medida queda en el aire al ver como al comienzo se nos indica que la joven se enrola en el ejército porque sí Suceso este que aún resulta más chocante al ver como los acontecimientos la llevaran a convertirse en el piloto principal de un mecha experimental. Watafak!. Y por si esto no fuera suficiente aun debemos de tener presente que cuenta con la "anomalía" de seguir teniendo un gen blanco a pesar de su edad.

> Sofia Galgalim es la mejor amiga de nuestra protagonista y, por ende, la persona que más le apoyará en el terreno hostil donde se acaba de meter. Aunque al contrario de Mika esta chica sí que tiene un motivo para encontrarse en ese lugar. Por mucho que esa presentación nos haga pensar en lo contrario XD

> Hiroto Amagiwa es el seguro capitán de la nave espacial a la que ingresa Mika tras los acontecimientos del primer episodio y el personaje al que más odia nuestra protagonista a pesar de tener un pasado en común. Siendo este el motivo por el que ambos personajes se llevaran como el perro y el gato durante buena parte de la serie por culpa del accidente que acabaría con la amiga de la infancia de Mika.

Beatrice Ratio es la registradora personal de Hiroto. Y es que, aunque no lo he dicho hasta ahora, en este mundo todos los hombres parecen tener una espía personal que se encarga de registrar todas las decisiones que toman con el fin de evitar que alguna de ellas pueda poner en riesgo el futuro de la humanidad. Y dicho esto poco más tengo que añadir de unas chicas que, por su forma de actuar y comportarse, se asemejan más a robots que a personas de carne y hueso.

> Sergei IV Sneak es el hombre que está detrás de la nave en la que viaja Mika y él mecha experimental con el que pretenden hacer frente a los anillos espaciales que amenazan a la humanidad. Si, habéis leído bien, el enemigo a batir de esta serie son anillos XD. No obstante todo esto no resultará todo lo claro que debiese gracias a la típica paja mental que tienden a formar los guionistas nipones. Lo cual, a decir verdad, tampoco es que evite el hecho de que nos acabemos encontrando con el típico villano con aires de grandeza que ya hemos visto en otros animes.

Sofia y Mika en una de las muchas escenas que compartirán en este anime.

"A finales del siglo XXI la humanidad, esclava de sus impulsos de dominación, derrochó los recursos naturales del planeta y destruyó su hábitat. Los enfrentamientos y masacres llevaron a la especie al borde de la extinción.
La única opción fue crear nuevas vidas a partir de un ADN programado. Y a través de la manipulación genética lograron controlar y dominar aptitudes y características humanas. El I.E.O (gobierno de unificación global) expandió esta tendencia a todo el planeta. Un equilibrio perfecto, 9 mujeres por cada hombre. La sociedad se volvió estable luego de eliminar los sentimientos de amor instintos de dominación. En el siglo XXIII reina una comunidad controlada genéticamente".

Con esta introducción es como se nos presenta la serie que hoy nos ocupa para, seguidamente, pasar a darnos algunas pinceladas del mundo en el que transcurre la acción. Como es el caso de ese experimento espacial o el perro súper inteligente que tiene nuestra protagonista Mika y que es capaz de mantener una conversación con la madre de está como si tal cosa. Siendo en todo caso esto un preámbulo para ver cómo la chica llega a su destino tras su ingreso en el ejército y se reencuentra con una vieja amiga. Y todo esto para acabar presentándonos el que parece ser el punto de partida de toda esta historia; un enorme anillo espacial de origen desconocido que está a punto de ser explorado por primera vez a pesar de llevar un buen tiempo en ese mismo lugar :P No siendo hasta el momento en el que los humanos pongan un pie sobre él y demuestren la falacia de la paz que nos habían vendido unos minutos antes, cuando el objeto decida pasar a la acción sin que nadie advierta los cambios que se van produciendo en él. Muaravilloso, oiga XD

A colación de lo visto, el segundo capítulo toma relevo dónde lo había dejado el anterior para descubrirnos el verdadero motivo por el que Mika y compañía se encontraban en esta estación espacial. Dejándonos por el camino sin sentidos como el de correr en gravedad cero. Un jarro de agua fría que se viene a unir al primer fail que las chicas obtienen en su primera misión. Y eso que supuestamente habían recibido instrucciones para manejar la nave. Aunque a este respecto y visto lo visto, me preguntó si esta formación no habrá venido en las cajas de los cereales. Porque después de ver como los guionistas van encajando las piezas la verdad es que no me extrañaría nada. Y para terminar qué tal si pensamos en esa explosión que nos deja la estación espacial o en los controlados que estaban los hombres. Puesto que ambas cosas nos dejan ante interesantes sorpresas XD

Si tu lo dices...

Tras los sucesos del episodio anterior llega la hora de pasar a la acción. Aunque ello implique, a todas luces, ir en contra de quién toma las decisiones. ¿Y a dónde nos lleva esto? Pues a ver cómo Mika toma las riendas una vez más para intentar solucionar las cosas. Objetivo este que finalmente se conseguirá no sin dar unos cuántos rodeos por el camino. Y ello sin entrar en la escenita que nos dejan "los ancianos del bosque" o los planes que tiene la persona al mando de la nave en la que se encuentran las chicas. Pues ahora todo parece indicar que el joven al que tanta tirria le tiene Mika no es su dirigente. ¿LOL? ¡Si explican un poco para las cosas no llegan a hacer la serie! XD

Tras los carrillos de turno entre las chicas, el capítulo cuatro nos pone finalmente al tanto de su misión. Y lo hace por medio del personaje que está al cargo de la nave mientras esta viaja hacia Ganimedes. La siguiente parada de esta historia y el lugar que resulta ser crucial de cara a entender la procedencia del anillo. O anillos, pues como estamos a punto de descubrir estas estructuras parecen ser bastante abundantes. Y así, mientras se nos pone al tanto del secreto que oculta Ganimedes y se nos revela al fin el motivo por el que Mika guarda tanto odio hacia el capitán de la nave, el metraje nos regala detalles como ese impulso que desaparece cuando los motores se apagan en el espacio o como la nave en la que Sergei fue hasta Ganimedes regresa sin él. ¡¿LOL?! XD

Con la genio de la programación a bordo, el capítulo cinco nos muestra como la primera vez que pilota el Shaft otra chica que no es Mika está a punto de acabar en tragedia. Y todo gracias al diminuto anillo al que se tendrán que enfrentar en esta ocasión. No obstante, la guinda del capítulo no la encontramos en la acción (lo cual me ahorra soltar spoilers) sino en uno de los sucesos que ocurren entre bambalinas; cuando el capitán se va a descansar dejando a Mario al mando. Persona esta que se nos descubre sumamente capaz para el puesto al ver la estupidez que va a cometer olvidándose por completo del papel que ahora desempeña. Y lo que es todavía peor, sin avisar al capitán en ningún momento. GG.

¿Quién dijo que las naves espaciales no pueden ser bizarras? XD

De todo lo visto hasta el momento, el capítulo seis nos presenta una de las partes más interesantes de la trama por medio del viaje en el tiempo que hace un transbordador espacial de la NASA por culpa de un anillo. Lo cual da lugar a un desarrollo de lo más fresco a pesar del evidente peligro que corren las tramas niponas cuándo juegan con este elemento. Y la verdad es que esta no es una excepción, pues a pesar de los acontecimientos que veremos en pantalla al final los guionistas derrapan de lo lindo al mostrarnos que, a excepción de un cigarrillo que se queda en el siglo XXIII vaya usted a saber por qué, todo vuelve a su lugar de origen. Cosa que va en contra de toda lógica, al igual que el hecho de que dentro del trasbordador no haya gravedad cuando me resto de la nave si la hay. LOL. Y ya que estamos tocando el tiempo, ¿me puede explicar alguien cómo puñetas pudo llegar la humanidad al siglo XXIII si la propia historia afirma rotundamente que los recursos del planeta se habían agotado unos siglos antes? XD

A renglón seguido de lo visto en el episodio anterior, el capítulo siete nos muestra una de las situaciones más difíciles por las que han pasado las chicas gracias a la fatal combinación entre los estados físicos del capitán y la registradora y la insistente aparición de anillos en la ruta de la nave. Los cuales, a decir verdad, no sé si aparecen porque sí o debido al nuevo ataque que realiza el Shaft. Y aquí es donde está el meollo de la cuestión, pues entre pitos y flautas el "mecha" qué pilota Mika realizará un potente ataque qué causa la envidia y la desconfianza en el resto de las chicas. Aunque por suerte para nosotros el término de estos veinte minutos nos deja entrever el posible responsable de todo esto.

La continuación del episodio anterior nos deja ahora ante un desarrollo qué opta por olvidarse completamente del misterioso ataque que realizaba el Shaft para centrarse desvelarnos los entresijos de la historia. Lo cual, como es de esperar, no simplificará las cosas sino que las complicará todavía más. Dejándonos ante la manida figura del "filósofo" loco de turno que está dispuesto a solucionar todos los males del mundo y ante unas chicas que se encontrarán en un callejón sin salida justo cuando su capitán está fuera de combate :P Y de la actuación de Remi y Mir mejor no hablar. En serio. Es mejor que la descubráis por vosotros mismos para poner en su debido sitio la idílica idea que de este mundo se nos daba al comienzo de la serie.

Con las cosas en punto muerto, el capítulo nueve nos enseña como las jóvenes juegan su baza con el fin de aliviar tensiones mientras Mir decide actuar por su cuenta. Y aquí es donde viene lo bueno, pues por un lado se nos descubrirá la facilidad con la que se pueden cometer locuras en este ejército junto a la total inutilidad de las registradoras (quedando patente que en realidad son simples floreros) y por el otro cómo es posible omitir la cadena de mando de una manera tan fulminante. Vamos, que el escenario está tan listo para la tragedia que resulta un verdadero milagro que la trama haya llegado tan lejos.

En la imagen Beatrice, una de las clones de Eureka registradoras que habitan en esta historia.

Con el descubrimiento del siglo en su poder, nuestros personajes pasarán al ataque con el fin de detener al ejército terrestre. Cosa que veremos solo después de que estar al tanto del pasado del loco que dirige ahora las fuerzas terrestres (que hay que ganar tiempo de alguna manera, supongo) y de que la trama profundice en el sentimiento del amor. ¿Por qué? Pues porque sí, como todo lo que sucede en esta historia XD

La parte trágica de la serie nos lleva de cabeza a un episodio no mucho mejor que la anterior. Y no porque el capitán de la nave empiece a flipar en colores a pesar de estar en coma o porque la "fuerza del amor" parezca comenzar a hacer estragos entre la tripulación, sino por la sucesión de acontecimientos que tienen lugar. Cómo deja patente el hecho de que ahora el Shaft "admita" a dos pilotos simultáneos (y lo pongo entre comillas para que descubráis vosotros cómo termina esto) o que Sofia alcance a Mir y a Mika a pesar de salir de la nave mucho más tarde que ellas. ¡MAGIA!. Suerte que el bello durmiente despierta al final de estos veinte minutos, ¿verdad? ¿VERDAD? XD

Lejos de limitarse a desarrollar los acontecimientos, el penúltimo capítulo ocho opta por tirar la casa por la ventana para dejarnos ante unos wadafak de mucho cuidado. Y, si bien es cierto que el giro que da el "villano" se veía venir a años luz de distancia, esa faceta cabal que nos presenta roza bastante el ridículo. Claro que esto no es lo mejor del episodio, ni mucho menos, ya que el regreso del capitán se convierte en lo más memorable de toda la serie por medio de esa tele transportación que realiza, a pesar de no saber nada de ese descubrimiento, y del paseíto que se va a pegar por la luna Europa sin necesidad de traje u oxígeno. Estos guionistas sin conocimientos espaciales… Ah, y por dónde se supone que tenemos que coger los ataques especiales que se marca ahora Mika en el Shaft? XDDD

Llegados a este punto y con las cosas como habían quedado en los veinte minutos previos, el último episodio pone el pie en el acelerador para poder darle la vuelta a todo y llegar a la conclusión de la historia. Y claro, como no podía ser de otra manera el desmadre argumental llegará a su cúspide dejándonos seres inmortales, lunas que se vuelven completamente habitables o programas que surgen en el Shaft por ciencia infusa. Vamos, todo lo que se podía esperar de un trabajo de guion tan elaborado como este y que se despedirá de nosotros dejándonos bien claro que el "gen blanco" de marras no era más que el comodín que tenían estos guionistas para salir del paso. 

En la imagen Tiki y Sofia tras conocer el final de esta historia. O casi XD

> Animación y música.

Adentrándonos ya de los apartados técnicos nos encontramos con el que sin duda alguna resulta ser la revelación de este anime; su animación. No en vano nos hallamos ante un dibujo tradicional que mantiene un buen nivel de calidad en el trazo y el coloreado junto a unas escenas en 3D que sorprenden más de la cuenta. Y es que, si bien es cierto que a día de hoy la técnica empleada para conseguir este resultado está más que desfasada, no está de más tener muy en cuenta que esta serie vio la luz en el año 2001. Época esta en la que el 3D era algo que solo estaba al alcance de producciones como Final Fantasy: The Spirits Within. No en vano el notable resultado ofrecido por este trabajo encontraría su legado en los animes que se emitirían en los años posteriores y dejaría en ridículo a las técnicas que se emplearían a finales de esa década y comienzos de la siguiente. Vamos, que poca broma con esto :P

Por desgracia no nos debemos de ir muy lejos para encontrarnos con la otra cara de la moneda y fastidiar con ello el buen sabor de boca dejado por el apartado anterior. Y es que no me cabe en la cabeza a que lumbrera se le pudo ocurrir la genial de idea de apostar por una banda sonora de corte melódico-roquero para el tipo de historia que tenemos entre manos. Un plato no muy apetecible que para más inri encuentra su guinda en ese tema rock que acompaña al opening y que carece totalmente de letra. Pero que cojo.... Eso sí, tampoco le voy a cargar el muerto a Akira Takasaki sabiendo que la producción musical corre a cargo de Lantis. Una compañía que hasta el día de hoy tenía en gran estima gracias a su participación en los animes que habían ido cayendo en mis manos. Dicho lo cual y por si alguien aún tenía dudas al respecto, aquí os dejo los temas que podemos escuchar tanto en el opening, "Shaft Drive" de Akira Takasaki y Ji-Zo, como en el ending "Broken Camera" de JI-ZO y "The Day, Believe All Things" de Akira Takasaki (episodio 13). Que digo yo que no voy a ser el único en sufrir esta tortura XD.

Y esto es lo que se percibe desde la Tierra cuando un conjunto de anillos rodean por la superficie del sol hasta evitar que salga su luz. Espera, QUÉ COJONES...


LA NOTA:

Una de las cosas que más llama la atención del trabajo de Satelight y el Studio Gazelle, más allá de los aspectos negativos que tocaremos en un momento, es sin duda alguna la gran cantidad de elementos que comparte con otras series, ya sea tomándolas prestadas o utilizándolos por primera vez. Y así nos encontramos con individuos inmortales, anillos que recuerdan a enemigos ya vistos en otras series, registradoras que parecen ser el patrón que utilizarían los chicos de BONES para diseñar a Eureka y temáticas que nos hacen pensar en que estamos ante el punto de partida para animes que llegarían después, como mismamente podría ser el caso de Divergence Eve. Y todo ello regado con un componente genético que no hace más que recordarme a la excelente novela de Aldous Huxley. Lo cual nos deja ante la evidencia innegable de que estamos ante una obra que tiene tanto ideas muy buenas como otras que no lo son tanto por la manera en la que se nos machaca con ellas, pero cuyo talón de Aquiles radica en la ejecución. Como podemos advertir gracias a un arranque y desarrollo general que no se conforman con evitar cautivar al espectador, sino que consiguen anclar al trabajo en la "mediocridad" que pulula por la animación nipona.

No obstante y como os podeis imaginar por la forma con la que empezaba el párrafo anterior, lo más fácil de extraer de Geneshaft son sus fallos. O fails, según como se mire. Y es que el guión no parece hacerles asco en ningún momento. Aportándonos así una buena ristra que me he tomado la libertad de personalizar para dejar a un lado tonterías del calibre de los ruiditos espaciales o los rastros de fuego que se pueden dejar en pleno vació y quedarme con lo que realmente importa a la hora de poner contra las cuerdas a la propia coherencia argumental. Y para comenzar este repaso que mejor que fijar la atención en la nave experimental en la que transcurre la acción y el mecha que la acompaña. Porque, una vez que tenemos claro que estos recursos son construidos a raíz de los descubrimientos hechos en Gaminedes y con el fin de plantarle cara al enemigo de la serie, ¿quién nos dice que este enemigo no surge precisamente debido a ello, como luego parece afirmar la trama?. Y ya puestos, ¿qué sentido tiene crear esa pareja? ¿Acaso no salía más a cuenta desarrollar una nave que le pudiese hacer frente por si sola a este? Al fin y al cabo todo parece apuntar a que su "debilidad" radica en el armamento convencional que porta. 


Pero como tampoco os quiero saturar con incognitas que no tienen explicación, voy a dejar eso a un lado para sacar a la palestra dos fallos que, aunque parezcan livianos, pegan unos bonitos ZASCAS. Porque solo así logro comprender el """"inteligente"""" motivo por el que la trama designa una registradora para controlar a los hombres y luego no dispone de un sistema que las monitorice a ellas con el fin de evitar que estos puedan optar por la vía rápida para sortear esta forma de control sin sufrir ninguna consecuencia. Un sin sentido que solo se ve amenazado por otro de igual tamaño, como es el que presentan los planes que se nos descubren en esta historia. Y es que si todo parece estar tan bien atado desde el punto de vista de la planificación, ¿a quien le debemos la existencia del gen blanco que porta Mika y el supuesto papel que juega en toda esta historia? Porque esa es otra, mucho bombo a esta cualidad para que al final actúe como un deux ex machina más.

Y así llegamos al final de esta entrada y paso a desvelaros la nota de Geneshaft antes de que el genio me pueda y pille un avión para repartir collejas hasta mandar a media plantilla de Satelight al hospital XD. Porque a final de cuentas lo que tenemos entre manos es una obra que se puede ver para pasar el rato (cosas mucho peores se han visto, hacerme caso) sin esperar absolutamente nada de ella. Y eso, pasado por el filtro de nuestro sistema de valoración, se traduce en que la colaboración de Satelight y Studio Gazelle se queda con la E y un nada despreciable sello de recomendable.

- Buenooooo, menudo vendido esta hecho el tipo este. Cualquier otro día le habría soltado una G y se habría quedado tan pancho.
- Bolita, ¿dijiste algo?. Mira que te quito las pipas.
- Ñam, ñam, ñam. Ñam, ñam. Ñam

0 comentarios: