Zetsuen no Tempest (a.k.a Blast of Tempest: The Civilization Blaster)

jueves, 22 de junio de 2017 , , 0 Comments

AÑO 4



En el día de hoy, contra todo pronóstico, lo cual pasa por dejarme influenciar por recomendaciones de terceros, volvemos a llamar a la puerta de un estudio de animación bien conocido por quienes formamos este blog con la esperanza de que, esta vez sí, nos hallemos ante un buen trabajo. No obstante y 
antes de meterme en harina, me gustaría aclarar un detalle que considero importante en este momento. Y es que, como muchos ya sabréis gracias a los tostones que nos escribe D.R Ferro cuando se aburre (oh dios, ha sido decirlo y ya presiento que se acerca otro XD), algunos animes son más jugosos que otros a la hora de realizar el análisis, como es precisamente el caso de la obra que hoy nos ocupa. Por lo que ya quedáis avisados desde un primer momento :D


Zetsuen no Tempest (a.k.a Blast of Tempest: The Civilization Blaster) (BONES, 2012, 24 CAPS)

"La magia sin control no sirve para nada"


Estrenada el 5 de octubre de 2012, Zetsuen no Tempest es un anime de 24 episodios producido por el estudio de animación Bones (Eureka SevenTowa No QuonNO.6Tokyo Magnitude 8.0), quien contó para la ocasión con Masahiro Ando para dirigir su trabajo. No obstante, esta vez no nos hallamos ante un trabajo original de esta compañía, sino ante la adaptación del manga creado por Arihide Sano, Ren Saizaki y Kyo Shirodaira. Recayendo así el proceso de conversión en Mari Okada (compositor de la serie) y Hiroshi Yamaguchi, Keigo Koyanagi, Mari Okada y Shinsuke Onishi al ser estos los encargados del guion. O más bien de ciertos capítulos. Pero no adelantemos acontecimientos que algo tiene que quedar para cuando la veáis vosotros XD

En cuanto al género al que pertenece, aquí sí nos encontramos con el típico abanico que obtienen otras series. Aunque si nos ceñimos a las coincidencias que se encuentran en MAL y ANN estaríamos hablando de una obra que se cimienta en la acción, la fantasía y el misterio. Cosa que no deja de ser curiosa, pues una vez más a alguien se le olvidó mencionar a la ciencia ficción por el camino (ya sabéis, de tanto nombrar géneros a lo tonto se te acaban olvidando las cosas). O a lo mejor no, ojo. Y los que se nombran son los que en verdad encontró esa persona en la serie, dándonos así la pista de que el pobre no se enteró de nada. Y es que, aquí donde la veis, Zetsuen no Tempest es un trabajo que se las trae a nivel de guion. Maldición, ya se me escapó un spoiler!

Dicho esto voy a aprovechar para deciros que hoy tampoco pasaremos por la sinopsis (para qué), y que, si este anime se me quedó en el tintero en su día, porque eso fue lo que pasó, fue debido a que el fansub de turno se tomó las cosas con calma. Lo cual tiene cierta explicación, a toro pasado, si tenemos en cuenta que los chicos de Bones optaron por partir el anime en dos. No fuera a ser que semejante "joya" desbancase a Eureka Seven. Eh, Bones. Eh! Pero en fin, dejemos las decisiones de emisión a un lado y pasemos a presentar al elenco de esta serie.

Esto promete. Voy a saborear mi pipa con calma XD

Los personajes. 

Yoshino Takigawa es el primero de los dos protagonistas de ésta que se nos presenta. De corte un tanto pasota, Yoshino no puede evitar causar furor entre las chicas gracias a esa cara de niño bueno. Una característica que pasará a un segundo plano gracias a la inteligencia que posee y a la traumática historia de amor que lleva a sus hombros.


Mahiro Fuwa es el segundo protagonista de este anime y el mejor amigo de Yoshino. De carácter mucho más macarra que el primero, Mahiro se nos presenta como un chico distante cuya única meta es encontrar al asesino de su hermana Aika para vengarse.

Hakaze Kusaribe es la princesa del clan de magos Kusaribe y la elegida por el Árbol del Génesis. Por lo que es de esperar que esta chica cuente con grandes poderes. No obstante y a pesar de que ha pasado toda la vida recluida en una remota aldea del rural nipón, la joven se muestra mucho más despierta y atenta a la hora de enfrentar todo tipo de retos. Siendo el último de ellos, en el momento exacto del comienzo de esta historia, la traición a la que le somete Samon.

> Aika Fuwa es, como su apellido indica, la hermana de Mahiro. Aunque realmente la deberíamos tratar de hermanastra. Amante de la literatura de Shakespeare (en concreto de Hamlet y La tempestad), la joven resulta ser el uno de los personajes que más veamos durante toda la serie a pesar de estar muerta. Hecho éste que será aprovechado sabiamente por la trama para utilizarla como la margarita que se va deshojando poco a poco al tiempo que resulta ser la caja de sorpresas que decidirá el rumbo de esta historia.

> Samon Kusaribe, el traidor de Hakaze, es el individuo encargado de cargar con las riendas del clan Kusaribe tras desterrar a la chica. De carácter serio y decisiones firmes, el bueno de Samon y sus hombres de confianza (Natsumura Kusaribe y Tetsuma Kusaribe) se nos presentarán como los malos de la película durante el primer tercio del anime.

Junichirou Hoshimura. Ex-miembro del clan Kusaribe, este joven de cabello rubio que solo sueña con pechos de tamaño E en adelante lleva una vida normal y corriente, si es que se puede calificar de normal a este nivel de perversión XD, hasta que Yoshino y Mahiro se cruzan en su camino. Momento en el que tendrá que reencontrarse con su pasado a pesar de no tener ningún tipo de poder mágico (pues oiga, para no tener poderes bien que tumba a los magos :P)

Evangeline Yamamoto (la pechotes para Junichiro) es una joven de 29 años de edad cuya formación en combate y armas de fuego da miedo. Y más todavía si tenemos en cuenta el tipo que gasta bajo ese traje negro. Aspecto en el que solo se deleitará nuestro rubiales gracias a la dosis de acción que suele acompañar a las apariciones de esta mujer.

Hayakawa Takumi es el jefe de Evangeline y, supuestamente, una persona entrenada en la magia. Y digo supuestamente porque a pesar de que ella misma nos lo presenta así, como alguien de hacer frente al clan Kusaribe, lo cierto es que no le veremos usar la magia en ningún momento. Vamos, otro fraude más XD.

Megumu Hanemura es el personaje más idiota de todos y no lo digo en sentido figurado. Por desgracia y aunque su aparición se restringe a la recta final del anime, este personaje contará con un peso argumental bastante grande (más o menos igual de grande que el ridículo traje de superhéroe que le buscan). Y no solo eso, sino que, entre tontería y tontería (o paliza y paliza, como prefiráis) lo veremos influir en personajes como Mahiro o Hakaze :P

Escena de la campiña inglesa en la que transcurre esta historia. Esto... ¡NOPE!

Con uno de los inicios más desconcertantes que he visto hasta la fecha y anda que no me he comido anime yo ni nada, la propuesta de Bones para el año 2012 nos cuenta una historia que, por su planteamiento inicial, parece estar dividida en dos partes independientes: la de la chica de la isla y la de los jóvenes que son amigos. Suposición ésta que, si bien en un primer momento no parece estar muy desencaminada debido al hecho de meter a la magia por medio, sí que resulta completamente errónea al avanzar en los minutos y comprobar como ambas partes forman parte del mismo mundo. Y es que sí, amigos, en esta ocasión nos encontramos ante una obra de corte fantástico con tintes de drama y acción que a primera vista parece prometer.

Y una vez que os he explicado esto, paso a contar brevemente el inicio de este anime con el fin de presentaros a los protagonistas del mismo. O lo que es lo mismo, a Yoshino, el joven estudiante al que todo parece traérsela floja y que nos demuestra un tipo de "sexto sentido" para responder a ciertos acontecimientos, sobre todo quedaros con sus palabras y la interpretación que podemos hacer de las mismas para calificarlo como una persona con poderes, y a Mahiro, su inseparable amigo que, de la noche a la mañana, se esfuma sin dejar ninguna pista. Aunque claro, este suceso tiene una razón de ser y esa no es otra más que el misterioso asesinato de su hermana. Un acontecimiento que lo marcará hasta el punto de arrimarse a quien no debería. Y aquí es donde entra en escena la chica del comienzo, para defender al mundo de la amenaza que presenta un grupo de magos que buscan despertar cierto poder a costa de convertir a las personas en estatuas de metal. Una difícil misión cuya recompensa será, ni más ni menos, que la de encontrar al asesino de su hermana. Ay, estas historias de venganza XD

Y así, una vez que llegamos al final del episodio, somos capaces de cubrir los huecos que nos dejaban al inicio e incluso llevarnos alguna sorpresa de carácter sentimental (ya sabéis el dicho, amores queridos amores reñidos). Aunque una vez llegados a este punto no me gustaría pasar página sin hablar de Evangeline Yamamoto, la fémina que nos dejaba ante la mayor ración de acción del episodio y una chica que, por sus conocimientos y técnica, parece estar sobradamente preparada para algo más que quedarse en una simple aparición.

Continuando con lo visto en el episodio anterior, el capítulo dos sirve a la trama para explicarle a Yoshino todo lo que está ocurriendo y, de paso, ponernos a nosotros al tanto de quién es quién en esta historia. Algo realmente curioso teniendo en cuenta lo mucho que les gusta marear la perdiz a los japoneses hasta el último momento. No obstante y mientras vemos como la maga cumple parte de la promesa que le hizo a Mahiro sin que el desarrollo pierda un ápice de acción, lo cual nos deja ante otro punto positivo. Aunque en esta ocasión se vaya a la porra por culpa de no haber planteado la cuestión de otra manera que no sea la de que el año que ha transcurrido desde la muerte de la hermana de Mahiro se haya esfumado así por las buenas. Y ojo, porque aún no nos hemos olvidado de Evangeline cuando esta calurosa chica vuelve a hacer acto de presencia, para dejarnos ante otros sabrosos minutos de acción que terminan con el pacto que hace con Yoshino tras percatarse de que el joven es más valioso de lo que parece. De tal manera que ahora da la impresión de que ambos chicos le echarán un cable a Mahiro (el cual por cierto se ha metido en una buena contienda gracias a su carácter) pues, al fin y al cabo, todos parecen tener un mismo punto en común: el de salvar al mundo de la amenaza que se cierne sobre él.

Si en esta historia hay alguien que ejemplifique el "mujer de armas tomar" esa es Evangeline XD

Con la batalla en su máximo apogeo, Yoshino tendrá que hacer su mayor esfuerzo para ayudar a su amigo. Algo que no le resultará demasiado complicado ni por su inteligencia (que siempre parece estar un paso por delante de todo) ni por su suerte. Y en esto es en lo que se centra el tercer capítulo al tiempo que vemos como el ejército toma cartas en el asunto para contener, a su manera, la extraña enfermedad, conocida como Síndrome del hierro negro, que transforma a la gente en estatuas de metal. Aunque eso sí, si bien es capaz de actuar casi de inmediato en las zonas donde se producen estos acontecimientos, también parece completamente inútil al no ir un poco más allá y descubrir A LAS SEMILLAS GIGANTES QUE FLOTAN EN EL CIELO. Vamos, que estamos ante una pandilla de retards muy al estilo de los que conocíamos en MEMORIES. Y salvada esta primera bola de partido toca ver a donde irán ahora a parar nuestros protagonistas en su viaje cuasi suicida contra el clan de magos Kusaribe.

Un poco más pronto de lo normal, el capítulo cuatro aprovecha los sucesos que tienen lugar en la montaña a la que van a parar nuestros protagonistas para descubrirnos su infancia y como acaban siendo amigos. Dando así lugar a un episodio mucho más calmado que los anteriores y en el que, de paso, podremos ver la impotencia de Yoshino al no conseguir salvar a nadie. Aunque lo más importante para la trama tal vez sea el hecho de ver como la historia está rodeada de rencor y venganza por todas partes (véase la historia que se oculta tras el atropello de Mahiro). Y hasta aquí puedo decir de un episodio que, por lo demás, solo parece haberse cimentado sobre el encargo que les hace Hakaze al tiempo que los acontecimientos posteriores parecen ser pura casualidad. ¡Qué suerte la de estos chicos!

Esquivada la parte "remember", el quinto capítulo se centra en la continuación del viaje que emprendieron nuestros protagonistas en busca de los talismanes que la princesa Hakaze ha ido repartiendo a lo largo de la geografía nipona sin motivo aparente. O al menos yo no lo encuentro, a simple vista, ninguna lógica a esta manera de actuar. Sea como fuere el caso es que, a medida que transcurre la historia, Yoshino va encontrando más puntos en común entre la situación que vive y su difunta novia. Dejándonos a nosotros con la semilla de la sospecha y logrando que, con el giro que pega la trama al final del episodio, un servidor llegue a una hipótesis que explique buena parte del misterio que encierra esta historia. Aunque como os podéis imaginar no os voy a revelar nada por el momento. Y hasta aquí llegamos, no sin antes sacar a relucir ese FAIL que resulta ser el hecho de pasar más de tres meses en una isla tropical, con apenas ropa, y no coger ni una pizca de moreno XD

Sí claro, el pervertido lo seré yo, pero los de Bones tampoco se anduvieron con tonterías a la hora de situar la cámara, ¿no?

La entrada en escena de Junichiro nos deja ante la referencia más clara y directa de este anime a la obra de Shakespeare. En una muestra, eso sí, más digerible de las que hemos visto hasta la fecha. Y es que, por lo que a mí respecta, las referencias literarias que se hacen en este anime son su peor enemigo, pues no hay más que echar la vista al primer episodio para darse cuenta de como éstas lograban enrevesar todo de mala manera. Aunque esto no será lo único que nos revele el sexto capítulo, pues gracias a los acontecimientos que en él tienen lugar se nos indicará que la única posibilidad que tiene una persona normal de sobrevivir al síndrome del hierro negro radica en estar cerca de un mago o, en su defecto, de nuestros protagonistas, y que el hecho de regresar a la zona afectada después de que la enfermedad ya haya metalizado a todas las personas no le resta ni un ápice de peligrosidad. Vamos, que te metalizarías en el acto. Por lo que teniendo en cuenta esta valiosa información podemos señalar los dos grandes ZASCAS que se nos han escondido en los primeros episodios con ese Yoshino y esa Evangeline pululando por la zona afectada como si tal cosa. Y ya que nombro a la mujer de negro aprovecho para decir que su aparición en este episodio vuelve a tener un papel beneficioso para la trama. Quedando con ello al fin revelado el tipo de trato al que llegaba con Yoshino en el segundo episodio :P

El capítulo que sirve de preámbulo a la primera gran contienda contra Samon y el clan Kusaribe, nos deja ante el segundo flashback de la serie para descubrirnos más cosas acerca de la especie de triangulo amoroso que la hermana de Mahiro mantenía antes de fallecer. Enseñándonos así una faceta más dulce y juguetona de esta joven al tiempo que nos muestra, con todo lujo de detalle, cual era la relación existente entre estos dos amigos antes de que sucediese la tragedia y como se las tenía que ingeniar Yoshino para que Mahiro no se diese cuenta de nada.

En contra de lo que yo mismo me podía imaginar y lejos de quedarse en un simple espectáculo de fuegos artificiales, el capítulo ocho pega un golpe en la mesa y nos revela como es posible que la princesa se pueda comunicar con nuestros protagonistas cuando Samon tiene en su poder sus propios huesos. O lo que es lo mismo, la historia nos sale por la tangente presentándonos una desviación temporal de dos años entre el momento en el que Hakaze fue abandonada en la isla y el presente de nuestros protagonistas. Recalcando con ello el hecho de que solo la magia podría ser capaz de semejante hazaña (pobre ciencia ficción, ya me la imagino llorando en una esquina al ver como la fantasía se apodera de sus juguetes XD). Aunque por si esto no fuera poco, la trama de este capítulo también aprovecha para presentarnos como dios manda al Árbol del Génesis y al Árbol del Éxodo. Los dos pilares de la parte mágica de esta historia y que se vendrían a explicar, de una forma sencilla, como el árbol que quiere destruir el mundo para corregirlo (el del Génesis) y el que lo quiere proteger (el del Éxodo). Lo cual nos deja entrever el verdadero peligro que supone el despertar del Árbol del Génesis y consigue que, de paso, veamos ahora a Samon y sus secuaces desde un punto de vista menos malvado que el que se nos había mostrado hasta la fecha. Porque para sutilezas ya tenemos el oportuno trueno que se suena en el instante preciso para evitar que sepamos el año en el que transcurre la serie.


Y así fue como todo el mundo la conoció como "La pechotes"

El noveno capítulo nos recuerda, una vez más, ese gusto tan nipón por darle la vuelta a las cosas, aunque en esta ocasión esto se haga de una forma más que correcta y justo en el momento en el que cualquiera tiraría la toalla. Por lo que a este respecto chapó para Bones. No obstante y si bien lo anterior puede entrar en conflicto con los gustos personales de cada uno (a mí particularmente no me van este tipo de "juegos malabares" por lo surrealista de los mismos), lo que sí se puede considerar como un FAIL es el que hayan tenido que pasar nueve episodios para saber lo que realmente nos interesa de Evangeline. En un descubrimiento que echará por tierra el ZASCA que le había encontrado a esta chica tarde, mal y a rastras. Porque ya me explicaréis sino para que rábanos tiraba balas al comienzo del anime cuando salta a la vista que mucha falta no le hacían. Y ya que estoy on fire, dejad que me centre en el jefe de la chica para mostraros como, casi al contrario de lo que ocurre con ella, éste parece depender ahora más de la ciencia que de su propio poder. Dios, que cruz de guion XD.

¿Sabéis lo que significa tirarse un farol en una partida de póker? Pues eso es exactamente lo que ocurre en el capítulo diez de la serie para satisfacción de algunos (los espectadores) y desesperación de otros (Samon). Claro que no todo es tan bonito como aparenta, ya que por el camino tendremos que aguantar como la ciencia ficción es utilizada como un producto de usar y tirar. Por si no teníamos suficiente con el bodrio de películas al estilo Divergente que nos llegan desde Hollywood.

Siguiendo con la tónica habitual, la de estirar el chicle lo máximo posible, el capítulo once nos acerca a la resolución de esta historia en un desarrollo que no deja de ser un espejismo, puesto que al final todo vuelve a estar, prácticamente, como al principio. Esto va, con el plan de Samon, viento en popa mientras nuestros chicos a duras penas consiguen hacerle sombra. Pero eso sí, si lo que pretendéis es llegar a la conclusión del crimen de la hermana de Mahiro yo de vosotros empezaría a sospechar muy y mucho de Junichiro. El único personaje que sigue resultando sospechoso a estas alturas. Aunque mucho me temo también que tendremos que esperar a los siguientes episodios para salir de dudas. Y para terminar un apunte. El anime hace mención a La Tempestad por sus similitudes. Esta referencia, que existe en la realidad, es una obra de teatro escrita por William Shakespeare y Ariel, el nombre que Yoshino le pide a Hakaze que escriba en el barril, es uno de los personajes.

Carente de ending, el capítulo doce se convierte de facto en el más interesante de cuantos llevamos visto, por los sucesos que tienen lugar y, por lo que a mí respecta, por el cáliz apocalíptico que toma toda la historia a su final. Y como no tengo pensado desvelaros nada más voy a aprovechar el momento para descubriros la paradoja que se produce en él, sea o no de manera intencionada. Y es que al final sí que resulta ser cierto que la princesa estaba muerta en el presente de los chicos y que el esqueleto que tenía Samon en su poder era el suyo. Lo cual, sumado al viaje en el tiempo que hace en este episodio dejando a sus huesos atrás nos lleva al punto de partida y, por ende, a un bonito bucle temporal de dimensiones impredecibles, pues para poder coger sus huesos la chica tuvo que haber viajado al futuro XD. Punto éste en el que, para mi desgracia, fantasía y ciencia ficción vuelven a chocar por segunda vez en lo que va de anime.

by Honda :P

Carente de opening y con un epílogo a su final, así es como se presenta un capítulo, el trece, que por otra parte nos traslada a la época buena de la animación nipona en la que pocas eran las series que no contaban con un episodio de recapitulación. Un resumen de lo ocurrido hasta el momento que, en este caso, está narrado por Mahiro en tiempo presente y que nos llevará hasta un mes después del final del episodio anterior para ver en que estado se encuentra el mundo. Cosa de agradecer y que ya se deja entrever en el propio resumen antes de que este llegue a su término y, de paso, nos confirme mis sospechas sobre Junichiro (lo cual resultó ser completamente falso debido a la equivocación que cometo al pensar que el personaje del final es él :P).

Y ya puestos a corroborar hipótesis voy a aprovechar el momento para rescatar la que os dejaba caer en el capítulo cinco para deciros lo errado que estaba al creer que la hermana de Mahiro había muerto para darle la vida a Hakaze. O más bien no, si tenemos en cuenta la cadena de eventos, ¿verdad? XD
Con el mundo controlado por el Árbol del Génesis comienza el plan para deshacer a la pareja que ahora forman Hakaze y Yoshino bajo la creencia de que el joven es el mago del éxodo. Una suposición de la que ya sabemos la respuesta, a no ser que estén jugando una vez más al escondite con nosotros, y que nos llevará a conocer al verdadero mago del éxodo, en un acontecimiento que nos dejará ante un simulacro de combate entre Hakaze y este joven e iluso muchacho.

En un tono mucho más cómico que el resto de los episodios, el capítulo quince aborda los sentimientos que tiene Hakaze desde el lado manipulable de los mismos. Cosa que es posible gracias a la nula experiencia de la chica en esta materia y que dará pie a que esta tome decisiones que de otra manera le costarían mucho más. No obstante y si bien podríamos considerar a esta relación de farsa teniendo en cuenta la persona a la que pertenece el corazón de Yoshino, si que nos sirve para sacar algo en limpio: el hecho de que el Árbol del Génesis sería capaz de matar a la novia del chico por el bien de Hakaze. Toda una revelación que se nos podría haber pasado por alto y que puede explicar mucho más de lo que parece a simple vista. Y dicho esto ahí os va el FAIL del capítulo, pues ver a una persona tan tímida e indecisa como Hanemura actuar como un consejero en lo amoroso es de lo más surrealista que he visto en lo que va de serie.

Por si no lo sabíais, así es como piensan las mujeres cuando están enamoradas.

Con Hakaze "perdida" en los problemas del corazón, el capítulo dieciséis nos traslada al pueblo natal de ésta en una subtrama que vuelve a abrazar a los fantasmas de Hamlet mientras Samon pone en marcha su espectáculo. Un show sumamente impactante y que en esta ocasión contará con la fortuna de no hacer desaparecer al árbol entero. Cosa que ya de por sí da que pensar a la vista de lo que ocurría en el episodio anterior pero que, en este caso, parece buscar el hecho de no causar daños a los espectadores. O al menos eso es lo que quiero yo creer, pues ya me explicaréis sino como iban a salir del paso después de abrir un hoyo enorme en el mar XD.

Justo cuando pensábamos que ya no se iba a descubrir, hasta que llegase el final, quién es la novia de Yoshino, cosa que por otro lado sería completamente razonable a la vista de como transcurren los acontecimientos, va el capítulo diecisiete y nos lo revela. Y no lo hace tirando de una complicada artimaña, que va, lo hace de la forma más simple y natural para hacernos sentir un pequeño escalofrío al tener conciencia de hasta donde es capaz de llegar el amor que siente el chaval. Y dicho esto queda resumido el episodio, ya que por lo demás estamos ante otro capítulo de relleno, similar al anterior, con tintes de comedia.

Lejos de simplificar las cosas, el descubrimiento de la novia de Yoshino las complica un poco más con una Hakaze que ahora está dispuesta a revelarse contra el Árbol del Génesis al que debía proteger. Lo cual la lleva a actuar de una manera que Samon no había previsto con el consiguiente temor que esto despierta. Y si Hakaze es una de las perjudicadas por este descubrimiento, el otro gran damnificado es Mahiro, un personaje que se cerrará en banda y cuya actuación a partir de ahora podríamos encajar dentro de lo imprevisible. Como imprevisible era también que la trama saque a relucir alquimia y extraterrestres. Por dios, ¿pero en qué cojones están pensando los de Bones?

En contra de lo que cabría pensar, el capítulo diecinueve supone la reconciliación de los dos amigos en un acontecimiento que, casi casi, escapa a toda lógica. Algo que se agradece por el nuevo aire que le da a la historia justo antes de que otra cosa la estropee. Porque eso es precisamente lo que se puede decir de la forma en la que actúa ahora Hakaze. Aunque eso sí, por lo menos estamos más cerca de averiguar quien mató a Aika y probar la conexión alienígena en todo este asunto :D

Sí, esa espada gigante se está metiéndose en un "portal dimensional" para transportase a otro lugar. Todo muy mágico, vamos.

Con Hakaze dispuesta a descubrir al asesino de Aika, el capítulo veinte arrastra la historia a un terreno peligroso al hacer que la joven vuelva a retroceder en el tiempo para estar in situ en la escena del crimen. ¿Y por qué es esto peligroso? Pues porque para hacerlo vuelve a los huesos que había dejado en la isla en una estrategia que únicamente se mantiene por el mero hecho de que no sabemos el momento exacto en el que Samon los recoge de allí junto al barril. Una suerte que sin duda cambiará de inmediato si por algún motivo Hakaze regresa al presente sin ir antes a la isla. No obstante y si dejamos a un lado este paseo que hace el guión por la cuerda floja, el capítulo también nos guarda una grata sorpresa al enseñarnos como se encuentran Hakaze y Aika y como a raíz de ello la historia da un giro de 180º.

Con la princesa en el pasado, el Árbol del Génesis hace su "macabro" movimiento. Y entrecomillo lo de macabro porque, como bien nos dice Evangeline, la prueba a la que los somete este árbol no ha de ser tan difícil cuando ya ha sido superada tantas veces en el pasado. Pero como de esto no es de lo que va el episodio, su desarrollo nos empuja a ese pasado en el que, para sorpresa de unos y estupefacción de otros, la princesa y Aika se conocen y mantienen la charla que lo originará todo. Porque si amigos, llegados a este punto y gracias al haber recurrido a la ciencia ficción nos surge la pregunta más crucial de todas: ¿habría muerto Aika de no haber viajado Hakaze al pasado? Yo lo tengo claro, NO, pero como no sé qué pensaréis vosotros pues os dejo con esa enrevesada explicación que nos indica que el mago del éxodo consigue sus poderes directamente del Árbol del Génesis. ¿Entonces para qué cojones está el Árbol del éxodo? ¿Acaso es un souvenir? ¿Y por qué narices sabe tanto del tema Aika? Hala, ya tenéis materia para entreteneros todo el tiempo que no ha dedicado Bones en hacer bien su trabajo XD

El episodio de la revelación del asesino de Aika, el veintidós, sirve para que nuestros protagonistas encuentra al fin la paz y para poner los cimientos del que será el ataque que terminará de una vez por todas con el Árbol del Génesis. Cosa que, por cierto, no resultará sencilla ahora que toda la humanidad quiere proteger a este tirano ser. Pero ¿es realmente el malo de la película? Pues si tenemos en cuenta como empezaba la historia, la respuesta es bastante obvia, pero si a esto le sumamos el hecho de que todo lo que sabemos en la actualidad es gracias a lo que nos dice Aika pues la balanza se posiciona de manera muy clara hacia él, ¿no? Aunque a este respecto cabría tener en cuenta que, al fin y al cabo, no sabemos nada sobre cómo esta chica adquiere tantos conocimientos sobre esto y lo cierto es que las acciones que ejecuta Hakaze dejándose llevar por su corazón tampoco es que ayuden mucho a despejar la incógnita XD. Y ya por último decir que, al igual que no ocurre en la mayoría de los episodios, sino en todos, en este también se nos cuenta algo sobre la hermana de Mahiro. Siendo elegido para la ocasión el momento en el que esta chica conoce a su hermano y a Yoshino. Una información curiosa de ver pero que deja en el tintero lo que realmente importa de esta chica: cómo consigue su poder.

A estas alturas ya no sé de qué me extraño. Los pilares de luz son a Bones lo que los triángulos a TeddyLoid.

Con todo ya calculado al milímetro, el penúltimo capítulo de la serie nos muestra el principio del ataque que nuestros personajes acometen contra el pilar del Árbol del Génesis (pobre Karin, espero que le haya dado tiempo de hacer las maletas y llevarse con él al despistado de Yajirobe XD). Aunque como os podéis imaginar nada resultará tan sencillo como parece, ni para los sentimientos de alguno de ellos ni para el desarrollo de la propia acción.

Saltándose el opening, por cosas del apuro, supongo, el último capítulo del anime me llama soberanamente la atención por como termina con el gran problema de la serie en poco más de siete minutos. Vamos, que a los chicos de Bones les ha sobrado tiempo por todas partes y eso se nota al dedicar el metraje restante para enseñarnos el futuro que les aguarda a los personajes más importantes de la historia. Lo cual por otro lado también es de agradecer, ya que gracias a esto conoceremos las últimas voluntades de Aika y veremos, ahora sí, como los dos protagonistas de esta historia pueden al fin pasar página para seguir con sus vidas. Cosa que, en el caso de Yoshino, agradecerá enormemente Hakaze XD 

No obstante y si bien es cierto que al final no nos encontramos con la tragedia que cabría esperar, no está de más echar la vista atrás para recordar los FAILS de la serie. Unos fallos de lógica que no perdonan ni tan siquiera al capítulo veinticuatro, cuando vemos como ese Hanemura deja de trabajar en la limpieza del piso para encontrarse con su chica sin cambiarse ni tan siquiera de ropa o como este mismo chico no se ahoga ni después de estar sumergido en el agua sin oxigeno durante un buen rato. Siendo estas dos las escenas que no tienen nada que envidiarle a la que, una vez más, el bueno de Hanemura nos dejaba unos episodios atrás, al estar dentro de su traje y acercar la mano a la oreja para poder hablar con sus compañeros. Y ya puestos en las comunicaciones, ¿que me decís de que puedan hablar a través del muñeco de madera sin restricciones pero que el sistema deje de funcionar sin más cuando Junichiro está cerca? ;P

Animación y música.

Como hoy voy la cosa va para largo voy a pasar de puntillas por la parte técnica del anime. Haciendo en primer lugar mención al gran trabajo hecho por Bones en el aspecto visual. Por desgracia, el cariño puesto en el dibujo no se traslada al apartado sonoro. O al menos no de la forma que cabría esperar, ya que el anime no cuenta con un tema fuerte que nos quede impreso en la memoria. Por lo que tan solo me queda nombrar tanto a los dos openings que tiene ("Spirit Inspiration" de Nothing's Carved in Stone y "Daisuki na noni (Even though I love you)" de Kylee) y hacer lo propio con sus dos endings ("happy endings" de Kana Hanazawa y "Bokutachi no Uta (Our Song)" de Sako Tomohisa).

Ésta es Aika, la femme fatale de esta historia.


LA CRITICA DE JORGE GARCÍA.

A la vista de la trayectoria que lleva Bones en los últimos años y de la que ya hemos dado buena cuenta en este blog y seguiremos haciéndolo durante este año, uno podría pensar que esta serie fue a parar al rincón de los olvidos debido a ello. Sin embargo esto no es del todo cierto, ya que si bien tengo que reconocer que la estoy viendo ahora por primera vez, también tengo que decir que esto es en gran parte debido a los fansubs. Pues, por increíble que os parezca, este anime me había llamado lo suficientemente la atención como para empezar a descargarlo en su día con la esperanza de verlo. Cosa que resultó imposible debido a la demora del fansub que lo estaba traduciendo. Un retraso que se prolongó unos dos 2 años en el tiempo (y no exagero), por lo que no es de extrañar que, cuando en el 2015 lo logré descargar por completo, acabase perdido en mi lista de animes. De manera que, cuando hace poco me incitaron a verlo, no pude disimular el pánico que actualmente le tengo a este estudio de animación.

No obstante hay que decir las cosas como son. Ya que en esta ocasión me había equivocado completamente a la hora de hacer un juicio basado en las experiencias recientes que Bones me había dejado. Y es que sí, amigos, Zetsuen no Tempest me acabó enganchando como pocos animes lo han hecho en estos tres últimos años, gracias a esa dosis tan bien medida de acción que acompaña a sus capítulos. Una acción que nos irá llevando de la mano durante la práctica totalidad de los episodios, mientras vamos saboreando otras cosas que pueden o no ser de nuestro agrado, como esas exposiciones a lo Death Note o esa predilección que muestran los guionistas a la hora de ocultarnos los datos más relevantes. Pero claro, como la historia de venganza que busca resolver el asesinato de Aika nos tira de las orejas y el despliegue de cuanto artificio hay nos ata a la silla, es imposible resistirse a verla entera y del tirón.

Mención a parte también merece el papel que desempeñan nuestros dos protagonistas, los cuales reflejan bastante bien como son capaces de mantener sus ideales a pesar de los cambios que van ocurriendo a su alrededor. Cosa que parece sencilla de hacer pero que casi siempre acaba resultando más difícil de lo esperado. Y no nos hace falta salir de esta serie para verlo, ojo. Tal y como demuestra la buena de Evangeline. Una chica que se presenta de la mejor de las maneras, acompañada de la promesa de no faltar a la acción, y que, a medida que transcurren los episodios, se va desinflando hasta el punto de acabar siendo una sombra de lo que era. Y sino ya me explicaréis la actuación tan tonta que nos mostraba al final del anime. Una lastima, la verdad.


Dicho esto y antes de pasar a temas menos agradables para los fans incondicionales de este anime, voy a hacer un breve resumen de la parte religiosa de la historia. Porque la tiene. Y mucha. Empezando por la más evidente de todas, la del budismo que nos deja Junichiro, para pasar a la que encierran en sí mismos los árboles, aprovechando el simbolismo que estos encuentran en las diferentes religiones, y terminando con la propia Aika. Un personaje que, mira tú por donde, acaba dando su vida para salvarlos a todos. Literalmente hablando. Curioso, ¿verdad?

Pero como ya os he dicho, Zetsuen no Tempest no está exenta de contar con una cara mala. Y en esta es donde nos vamos a adentrar tras tocar los dos puntos que aún se salvan de la serie: el relleno y el final de la misma. Dos aspectos grises de esta obra que no está de más tener en cuenta a la hora de valorarla. Y es que sí, amigos, el trabajo de Bones cuenta con su correspondiente dosis de relleno. Y ya no lo digo por el capítulo de resumen que os comentaba más arriba, sino por la manera en la que la serie se toma un respiro aprovechando el enamoramiento de Hakaze. Aunque las cosas como son, en esta ocasión estamos ante un estiramiento tan comedido, en comparación con lo que nos encontramos en la gran mayoría de los animes que se hacen actualmente, que hasta le tendríamos que dar las gracias por ello a Bones y todo. De la misma forma que le tendríamos que dar un buen tirón de orejas a estos mismos por el final que nos presentan y su "gran" desenlace (o al menos eso es lo que espera ver el espectador) que a penas dura más de siete minutos de reloj y resulta ser de lo más flojo. Porque sí, una cosa es que la prueba del Árbol del Génesis no fuese demasiado complicada, a la vista de como había sido superada en el pasado, y otra muy distinta que todo el panorama apocalíptico se quede en poco más que una mala broma. Sin duda alguna el punto más gris de la serie, por lo que pasemos a hablar de los negros.

Desmontando la historia.

Como os podréis haber dado cuenta, tras leer el resumen del anime, Zetsuen no Tempest cuenta con dos bombas de relojería capaces de hacer saltar a la trama por los aires. Pues bien, voy a empezar hablando de la más evidente y complicada de ambas: los viajes en el tiempo.

Si nos ceñimos a lo que sabemos al comienzo de la serie, sabemos que Hakaze se encuentra aislada del mundo exterior en una cárcel temporal, o lo que es lo mismo, en un lugar en el que el tiempo no transcurre como en el mundo de nuestros protagonistas. Un lugar en el que pasa cuatro meses mientras que en el exterior transcurren dos años. Pues bien, partiendo de esta base y saltando dos años en el tiempo para llegar al presente, nos encontramos con que Samon fue a la isla, hace cosa de un mes y medio antes, para ver cómo estaba Hakaze y, al no encontrarla con vida, se trajo sus huesos con él. 

Pero vamos a detenernos un momento en su prisión temporal, porque desde esta perspectiva nos encontraremos con el misterio de cómo pudo salir su walkie talkie de ella y lo que es más interesante todavía, que antes de que ella misma pudiese salir de su cautiverio, salvando así esos dos años de diferencia, ya habría estado en el futuro, concretamente un mes antes de cumplirse el primer año. Paradojas solo posibles gracias a los viajes en el tiempo y que en esta ocasión se estrellan de frente contra el motor que lo hace posible, o sea, los huesos. Porque, ¿alguno se ha parado a pensar en qué momento ha muerto Hakaze para que Samon los pudiera encontrar? Y entonces ¿cómo es posible que esta chica cuente con dos "juegos de repuesto", el que tiene Samon en el presente y los suyos propios, si es completamente imposible que Samon esté en posesión de estos cuando ella viaja al futuro por primera vez? Exacto, abriendo la historia hacia un multiverso sin pies ni cabeza. Vamos a una bonita incongruencia a la que aún se le debería de sumar otra incógnita, la de saber cómo se las habría ingeniado para hablar con Mahiro a través de un walkie talkie que, a lo sumo, solo habría llegado hasta los límites de la cárcel cuando ella empieza a hablar con él. Y es que, por mucha imaginación que le pongamos, la buena de la botella solo podría comenzar su viaje hasta las manos de Mahiro una vez que la cárcel desapareciese. Lo cual o bien ocurriría después de que Samon vaya visitar a la chica y se encuentre con sus huesos, o cuando la chica muere, ya que en ambos supuestos resulta obvio que sería innecesario seguir manteniendo esta cárcel. Y para entonces el walkie talkie ya no tendría tiempo de cubrir la distancia que lo separa de las manos de Mahiro.

Pero, ¿a qué incongruencias me estoy refiriendo exactamente? Pues a los dos enormes sinsentidos que la historia misma nos presenta llegados a este punto. El que tiene que ver con el tiempo que transcurre desde esos cuatro meses que ella pasa en la isla, hasta los veintidós y medio que Samon tarda en volver al lugar. Un espacio de tiempo en el que no sabemos otra cosa que no sea la certeza de que Hakaze tuvo que morir en algún momento de ese período de tiempo. Lo cual nos lleva al otro gran inconveniente, el impecable estado de los restos óseos de la muchacha. Un estado que se achaca, bastante coherentemente a mi parecer, a la acción de algún animal pero, ¿cuándo la mata ese animal? ¿Tres, cuatro, seis meses antes de la llegada de Samon? Mucho más tiempo no parece haber podido pasar, pues de lo contrario dudo mucho que sus restos estuvieran tan relucientes y más todavía de que Samon los pudiese encontrar (recordar que los encuentra junto al barril y que el barril siempre está en la arena). Y si damos por válido esté hecho nos encontramos de frente con otros dos muros: el de que nos dice que la chica estaba aislada temporalmente del resto del mundo, por lo que sí o sí tiene que haber muerto al cabo de cuatro meses y no del tiempo al que apuntan los huesos, y el que hace imposible que Hakaze viaje un mes y medio antes de la muerte de Aika. Pues la información que tenemos de sus huesos causa una contradicción capaz de fulminar toda trama.

Pues bien, llegados a este punto muerto solo podemos hallar una respuesta a lo que sucede, y es tirando de los universos paralelos. Así pues, la Hakaze que vemos en la serie habría saltado de línea temporal a otra en la que si había muerto, dejando atrás sus huesos en el proceso. Los mismos huesos que Samon encontraría al retirar la barrera en perfecto estado de conservación. Lo cual nos abre un buen manojo de posibilidades que, mira tú por donde, nos lleva derechitos a la misma encrucijada. La de saber cómo y cuándo muere realmente Hakaze. Vamos, una chapuza de primer nivel típica de Bones gracias al hecho de haberse pasado por el forro de los cojones una cosa bien simple: que en los viajes en el tiempo tienes tres grandes opciones, la de viajar a una dimensión en la que no hayas vivido nunca, la de hacerlo a una en la que sí pero reemplazándote a ti mismo (teoría de una única línea temporal), lo cual por cierto impide dejar huesos por ahí, o la de hacerlo a una en la que te puedes encontrar contigo mismo, ya sea muerto o vivo. Gracias por todo Bones!


Si bien lo anterior ya se basta y se sobra para cargarse Zetsuen no Tempest en solitario, la segunda carga de profundidad con la que cuenta esta historia no se queda atrás al presentarnos a una Aika que resulta de todo menos normal. Y es que sí, amigos, por mucho que nos la quieran mostrar como una chica normal a la que le encanta Shakespeare, además de sus escasas cualidades a la hora de socializar (algo que se saca por la manera en la que prefiere cerrarse en sí misma antes de parecerse más a su hermano) y esa predisposición al suicidio que parece responder más a una cuestión de guion (brindándole así a éste una vía de escape rápida por si las cosas se torcían), que a una chica enamorada que aún tiene toda la vida por delante, lo cierto es que la hermana de Mahiro es, con diferencia, el personaje más misterioso de todo el anime. Y es que, si bien la historia no hace nada por explicarnos gran cosa sobre los magos/elegidos de cada árbol (que conste que en el caso del Árbol del Génesis parece más coherente, al contarse siempre con un miembro del clan Kusaribe para este puesto. Lo cual a su vez facilita el hecho de transmitir los conocimientos de manera que se pueda formar a esta persona), en el caso del Árbol del Éxodo parece estar más claro que nunca ese elemento azaroso del tema. Dejándonos entrever que el hecho de que te conviertas en su mago responde a una simple lotería y que ésta no es del todo perfecta, ya que tanto puedes ganar todos los poderes como quedarte con una parte de ellos, como es el caso de Hanemura. Un primer escollo que no tarda en encontrarse con el bache que, ahora sí, presentan los conocimientos.

Porque una cosa es obtener los poderes a los 10 años de edad, o nacer con ellos como creemos que es el caso de Hakaze, y otra muy distinta es el hecho de saber al dedillo todos los conocimientos necesarios para entender el cristo que tienen montados estos dos árboles sin que nadie te forme en ello. Porque eso es exactamente lo que se nos indica de Aika. Una chica que pasa a formar parte de la familia de Mahiro siendo ya consciente de sus poderes y que de la noche a la mañana le da a Hakaze una conferencia sobre el papel que juegan en esta historia y que pilla incluso desprevenida a la más preparada de las dos. Y eso sin entrar en el hecho de que, por lo que nos cuenta la propia Aika, ambos magos son capaces de detectarse entre sí y por eso sabe que Hakaze es la maga del Génesis. Una cosa curiosa cuando vemos que la propia Hakaze se encuentra a Aika de chiripa y sabe que es ella porque previamente había visto una foto suya. Ya que el plan original siempre fue el de ir a la residencia de la familia Fuwa para encontrarse con ella XD

Aunque como la serie va de parafrasear, no quiero terminar esta crítica sin recordar la tercera ley de Arthur C. Clarke que se dice en esta obra "Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia". ¿Y por qué lo hago? Se preguntará alguno. Pues ni más ni menos que para sacar a relucir la parte más nefasta de este anime: la mezcla que en él se hace de los géneros de la fantasía y la ciencia ficción. Dos de los géneros con los que más cuidado hay que tener a la hora de montar una trama y que en esta ocasión nos enseña la parte más negativa de la mezcla al mostrarnos como la parte fantástica, que domina el comienzo, va cediendo terreno a la ciencia ficción a medida que avanzan los capítulos, hasta el punto de que ésta última se acaba tragando casi por completo a la primera.


LA NOTA:

Como habéis podido comprobar, es un anime que va haciendo aguas por sí mismo y ello se resumen en el hecho de que, a la hora de la verdad, la obra de Bones no supera la G de nuestro Sistema de Valoraciones.

0 comentarios: