EUREKA SEVEN (A-PART START)

jueves, 14 de julio de 2016 , 0 Comments

AÑO 3




Más de tres años después de que esta aventura bloguera comenzara a rodar puedo decir, al fin, que en el día de hoy me dispongo a quitarme una espina que he tenido clavada durante todo este tiempo. Y todo ello gracias a la entrada más extensa que he realizado hasta la fecha con motivo de un solo análisis. Un hito personal que no habría sido tal cosa de no ser porque me dispongo a hablaros de la que, sin duda alguna, es uno de mis animes preferidos. Pero dejémonos de crear hype y subámonos rápido al DeLorean con el fin de viajar al año 2005. No sin antes avisar, eso sí, de que en este proceso es bastante probable que caiga algún spoiler. Aunque viendo que estamos a punto de tocar un anime de culto como lo son Neon Génesis Evangelion o Akira, el peligro ocasionado por este elemento resulta mucho menor. Pues no podemos olvidar que el hecho de adentrarnos en un trabajo de culto implica el hecho de que TODO el mundo lo debería de haber visto ya. Y el que no lo haya hecho aún allá él, porque yo paso de perder más el tiempo para meterme de lleno en el universo de....


EUREKA SEVEN (a.k.a Eureka Seven Psalms of Planets) (BONES, 2005, 50 CAPS)


"Cuando la palabra animación se escribe en mayúsculas"


Antes de decir nada me gustaría matizar una cuestión que, al igual que ocurrió con DR FERRO, seguramente ya le haya pasado a más de uno por la cabeza nada más saber el anime que voy a analizar. 


-¿Pero no has hablado ya de ese anime?

Esta pregunta, que sin duda atravesará la cabeza de nuestros seguidores más veteranos de manera similar a la que lo hace una flecha impactando contra un trozo de mantequilla, haya su motivo de ser en los dos especiales que dediqué en su día a este anime (ESPECIAL EUREKA SEVEN (I) y ESPECIAL EUREKA SEVEN (II)) y de ahí que puedan surgir las dudas. Sin embargo, y a poco que les echéis un vistazo, os daréis cuenta de algo bastante importante. Ninguno de ellos encierra el análisis de la serie, sino que ambos han sido creados como si de un artículo se tratase. Y esa era en realidad la intención original por lo que, una vez que hemos aclarado este aspecto, ya nos podemos meter tranquilamente en materia. Empezando para ello por saber algo más acerca del trabajo de creación de esta serie.

Emitida originalmente en Japón entre el 17 de abril de 2005 y el 2 de abril del año siguiente, Eureka Seven es, cronológicamente hablando, el noveno anime de un estudio de animación, Bones, que en ese momento no tenía más de siete años. Fundado por los antiguos trabajadores de Sunrise (hombre, a este estudio ya lo conocemos bien XD Cowboy Bebop, s-CRY-ed, NORAGEKI! “Five Numbers!, Accel World, Binbogami ga!Masahiko Minami, Kōji Ousaka y Toshihiro Kawamoto en octubre de 1998, el estudio Bones se haría un hueco en la animación nipona con el anime Wolf's Rain (del cuál por cierto ya hablaremos algún día), para acabar metiéndose al publico en el bolsillo con uno de los trabajos más reconocidos a día de hoy del panorama animero: FullMetal Alchemist. Un trabajo que llegaría a las pantallas niponas dos años más tarde de que lo hiciese Angelic Layer y tan solo uno después de que la "maravillosa" (nótese el sarcasmo y las comillas) RahXephon hubiese visto la luz. Y que para un servidor pasaría tan desapercibido (qué queréis, a mí nunca me ha llamado esa serie) como el propio estudio de animación que se ocultaba detrás de todas estas obras. Ya que no sería hasta dos años después, y con la entrada en escena de Eureka Seven, cuando el nombre de esta compañía se me quedaría grabado en la cabeza. Al igual que, supongo, le ocurriría a no poca gente a lo largo de todo el globo, dada la envergadura de la historia que se nos contaba por primera vez en ese ya lejano 2005.

Pero antes de profundizar en la misma es recomendable dar un paseo por su staff. No vaya a ser que más adelante nos quedemos con las ganas de saber a quién le debemos de dar la colleja de turno. Aunque claro, ya os adelanto que esta tarea no va a ser, ni mucho menos, sencilla. Pues como estáis a punto de comprobar no nos encontramos ante un anime hecho por "cuatro gatos". Con Tomoki Kyoda como encargado de dirigir el equipo técnico para llevar a buen puerto el concepto original de Bones (porque en esta ocasión no nos encontramos ante una adaptación que pueda dar que hablar, sino más bien ante un anime que sería adaptado a posteriori al manga de una manera que SÍ daría que hablar XD) y Dai Sato (a quien a estas alturas deberíamos de conocer por ser el encargado del guión de Ergo Proxy) como compositor de la serie, Eureka Seven se caracteriza por contar con una de las plantillas más amplias que podemos encontrarnos. De tal manera que el script de la misma corre por manos de 8 personas distintas, mientras que el storyboard lo hace por la de 22. Vamos, que a poco más y no sacan nada adelante por falta de entendimiento XD.

Aunque a la vista de este panorama, y teniendo en cuenta que estamos ante la punta del iceberg de este staff, uno de los grandes problemas a los que seguramente se enfrentó este trabajo en su día fue el económico. Por lo que los chicos de Bones pusieron sobre la mesa el dinero necesario junto con el de Bandai EntertainmentBandai VisualMainichi Broadcasting SystemBandai Namco GamesProject Eureka. En una colaboración a nivel de producción que en teoría debía de haber cubierto todas las necesidades. Por desgracia, y como volveremos a ver más tarde, la realidad resultó ser bien distinta y los espectadores nos tuvimos que conformar con un anime bastante normalito en lo que a la parte visual del mismo se refiere.

Así las cosas y antes de empezar a exprimir los capítulos que componen esta serie, paso ahora a presentaros a los personajes que forman parte de esta historia. O al menos a la parte más reseñable de los mismos, ya que a Bones no sólo se le fue la mano con los capítulos en este anime :P

> Renton Thurston: El protagonista de esta historia se presenta como un chico que aborrece la vida actual que lleva. Sintiendo así una frustración que, en parte, viene dada por el legado que le deja su familia.

> Axel Thurston: Mecánico de profesión, el abuelo de Renton es la única persona que está a su cargo desde el fallecimiento de sus padres y la desaparición de su hermana.

> Diane Thurston: Es la hermana de Renton y la única persona que retoma los estudios de su padre con pleno éxito.

> Adrock Thurston: Es el padre de Renton y un héroe para la humanidad tras salvarla a ésta del evento que la habría aniquilado.

> Eureka: Es, literalmente, la chica misteriosa del anime y la mujer que le robará el corazón a nuestro protagonista.

> Holland Novak: Es el capitán de la nave Gekko State. Antiguo miembro de la unidad de élite del ejercito SOF, Holland decide desertar con el fin de proteger a Eureka y el secreto que la acompaña.

Talho: Es la piloto del Gekko State y la novia de Holland. Aunque a decir verdad estos dos personajes tienen mucho más en común.

> Stoner: A pesar de su aspecto a lo "Che", este reportero freelance viaja a bordo del Gekko State para cubrir las actividades de esta nave y así poder publicar la revista Ray=Out

> Hap: El economista de la Gekko State es amigo de Holland desde la infancia. Y buenos amigos que debían de ser para subirse a la nave sin más, ¿no? XD

> Matthieu: El "hamaicano" de la Gekko State y ex-dj de profesión, se dedica ahora a dar apoyo en las misiones en las que participa el Gekko State abordo de su robot Terminus. Aunque no estará solo, ya que cuenta con la compañía de su novia Hilda y el robot de ésta.

> Mischa: La doctora del Gekko State nos guardará algún que otro secreto. ¿Y es que a nadie más le resultó curioso que esta nave cuente con médico propio?

> Gonzy: Es el pasajero más misterioso de toda la Gekko State y un auténtico mago.

> Dominic Soleil: Es el antagonista de Renton en buena parte de la serie y uno de los personajes que más aportan a la misma a pesar de sus contadas apariciones.

> Anemone: Así como Dominic era el contrario de Renton podemos decir que esta chica presumida y de difícil caracter lo es de la propia Eureka. Aunque con matices, claro está.

> Dewey Novak: El último de los personajes que voy a presentaros es el villano de esta historia. Y claro, como la gran mayoría de ellos, está como un cencerro XD


En la fotografía el pequeño Renton junto a su hermana Diane y su abuelo.

Tras un comienzo en el que se nos presenta, brevemente, una parte de los miembros de la nave Gekko State y se nos enseña la foto que une a su líder Holland con nuestro protagonista, la trama pasa a centrarse en Renton, el personaje principal de esta primera parte de la historia. Pero, ¿quién es este muchacho? Renton Thurston es un chico de 14 años que vive con su abuelo paterno tras la marcha de su hermana mayor Diane. Huérfano de padre y madre, y sin ser un lince en los estudios, el joven Renton ha tenido que cargar, a lo largo de todos estos años, con el peso de ser el hijo del legendario Adroc Thurston. La única persona del mundo que consiguió convertir el estallido a gran escala que cubrió el cielo de partículas de transparencia lumínica, o trapar, durante un suceso conocido como "Verano del Amor", en una nueva oportunidad para la supervivencia de la humanidad (o al menos esto es lo que se saca de la traducción de Animeunderground que fue a caer en mis manos). Ante este panorama, nuestro joven protagonista tan solo espera que llegue el día en que le pase algo realmente interesante. Y lo hace en un pueblo que no le causa más que frustración. Lo cual, por otra parte, no quita que sea consciente de la situación en la que se encuentra y de que sepa que el único billete que le puede sacar de este lugar está en manos del ejército. Siendo tal vez por ello, porque en el fondo no quiere ser soldado, por lo que Renton dedica su tiempo libre a emular a su ídolo Holland surfeando el trapar.

Sin embargo, el destino no parece estar por la labor de facilitarle las cosas. Ya que de un momento para otro se encuentra con que su abuelo quiere que sea mecánico y que su lugar favorito para surfear se convierte en una zona de entrenamiento militar. Vamos, que como él mismo diría, todo lo que se podría esperar de una vida tan penosa como la suya. Claro que en ese momento no es consciente de que tras la tormenta viene la calma. O al menos una parte de ella. Y así, mientras observa, tumbado en su cama, el Compac Drive que le dio su hermana y se fija como en este vuelve a aparecer el nombre de EUREKA, su abuelo hace acto de presencia para sacarlo de allí con la intención de darle una lección. Cosa que sucede justo en el preciso instante en el que un L.F.O, el L.F.O original llamado Nirvash, se estrella contra la estancia misma y la destruye por completo. Una verdadera tragedia que enseguida pasará a un segundo plano, pues a bordo de este mecha viaja la chica que le sacará los colores a Renton y quien les pedirá, tanto a él como a su abuelo, ayuda para reparar a Nirvash. Lo cual no deja de resultar curioso, pues la joven deja caer su petición como si no acabase de cargarse media casa XD. Como también resulta chocante el hecho de que este suceso haya pasado tan rápidamente a un segundo plano en la cabeza de Renton. Y es que al muchacho lo que le guía en este momento es el corazón y por ello se volcará en ayudar a la joven sin darse cuenta de que, mientras tanto, ésta se dedica a reducir a cenizas los pocos objetos que habían quedado intactos tras el accidente.

Pero dejando de un lado la evocación al cambio a la que hace referencia esta escena, en estos primeros compases también se aprovecha para explicarnos que los Compac Drive funcionan como una llave con la que manejar a todas y cada una de las máquinas que vemos en esta historia. Siendo este un dato que, lejos de quedarse como algo anecdótico, nos hace las veces de palanca para desvelarnos el hecho de que el abuelo de Renton se guarda unos cuantos secretos. Los cuales irán saliendo a flote antes de que el ejército haga la explosiva aparición con la que se nos presenta al agente de inteligencia Dominic y a las personas que gobiernan la nave en la que viaja.

¡Fantasmas Iker, esto son fantasmas! XD

Si hay algo a destacar del segundo episodio eso es la frase que se convertirá en el eslogan de buena parte de la historia: "No lo pidas, consíguelo por tu cuenta. Hazlo y tendrás éxito". Tras este mensaje, tan fácil de extrapolar a nuestra realidad y que, por tanto, no deja de ser uno de los últimos valores que nos enseñaba la animación nipona, antes de preferir adentrarse en las profundidades de las cloacas para buscar sus guiones, se nos presenta el punto de inflexión que marcará el inicio de una nueva vida para nuestro protagonista. Quién no solo logrará ejecutar uno de los movimientos más complicados a la hora de surfear el trapar, sino que nos dejará ante una de las declaraciones de amor más cómicas que podemos encontrar en el anime. Y ello por no hablar del despertar del verdadero poder de Nirvash. Un acontecimiento que tiene lugar cuando Renton alcanza a la chica de pelo turquesa e instala en el mecha el dispositivo que su abuelo le había dado previamente.

No obstante, el fenómeno de las siete olas que descubrimos por primera vez y el inmenso poder que trae consigo no es lo más destacable del capítulo. Ya que, en mi opinión, lo realmente interesante del mismo es el acontecimiento que tiene lugar cuando Renton se enfrenta a la decisión de elegir el camino que ha de tomar. En un suceso que viene a ser un reflejo exacto de lo que le ocurre en ese mismo momento al bueno de Dominic, a la vez que establece una similitud entre la vida de ambos personajes.

Continuando con una narración que mezcla el presente con el pasado que nos encontramos cuando Renton le cuenta a su hermana las cosas que le están pasando, el tercer capítulo nos deja ante la partida de éste de su destruido hogar y la presentación formal tanto de Eureka, la chica a la que se le declaraba no hace muchos minutos, como de buena parte de las personas que viven en el Gekko State. En lo que no deja de ser una breve toma de contacto con los personajes secundarios que tiene como fin el mostrarle a nuestro protagonista el fregado en el que se ha metido. Y con fregado me refiero a TODO, por si alguien se lo estaba preguntando XD.

Rompiendo con la tónica anterior, que no la forma de narrarlo, el cuarto capítulo nos presenta tanto a los misteriosos personajes que, desde la sombra, parecen mover los hilos de esta historia, como al Plan Ageha. Un proyecto secreto dispuesto por el propio Adroc Thurston que ayudará a salir de la cárcel al lugar teniente Dewey Novac. Lo cual ya nos da pistas acerca del peligro que supone este individuo a pesar de que, en este momento, lo veamos siendo visitado por el propio Dominic. Pero antes de que esto suceda, la trama nos mostrará como Renton parece haber llegado a la conclusión de que su nueva vida no es mucho mejor de la que tenía en tierra. Una conclusión que no tardará en ser destrozada gracias a la misión de contrabando que realizarán los miembros del Gekko State y, sobre todo, de la breve conversación que intercambiará con el "hamaicano" del grupo. Pues será, gracias a estas pocas palabras, como el joven consiga obtener la información que precisa para ver, desde un nuevo prisma, tanto a Eureka como a la nave en la que vive.


La primera aparición de Eureka marcará el destino de nuestro protagonista de por vida XD

El quinto episodio se centra, a grandes rasgos, en mostrarnos como Renton se acaba integrando entre la tripulación del Gekko State. Algo que ocurre a raíz del incidente que tiene lugar durante lo que podríamos calificar como el día de compras y que viene a demostrarnos que en el trabajo de Bones hay poco sitio para el relleno.

Un capítulo después de éste y aunque se podría aplicar también a los episodios anteriores porque los enanos ya andaban entonces por medio, nos encontramos ante el que, bajo mi punto de vista, es el episodio de los niños. Una distinción que recae encima de éste por ser el que más dedicación presta a estos pequeños personajes. Permitiéndonos así descubrir tanto los motivos que los impulsan a actuar de la manera en que lo hacen como ese momento tan curioso en el que Eureka le pregunta al huérfano de nuestro protagonista como ser padre. Un acontecimiento que tiene lugar durante una escena que, pese a lo ridículo que resulte a simple vista, acabará por adquirir un nuevo significado en cuanto sepamos más acerca de Eureka y la manera en la que esta chica acaba siendo la madre de los tres pitufos. Y sí, esta es una puntualización que os adelanto en este preciso instante de cara a acallar a todas esas personas que no fueron capaces de mirar mas allá de la parte desquiciante, cuando la realidad es mucho más completa de lo estúpida que pueda parecer en este momento.

Y ya que estoy también merece la pena destacar el texto que lee Holland en el minuto 9:50. Un libro que ya ha aparecido en otra ocasión en lo que va de serie y que me sirve ahora de ejemplo para informaros de que, al contrario de lo que ocurre en animes como Gantz, The Golden Bough (La rama Dorada) es un libro completamente real en el que su autor, el antropólogo escoces James George Frazer, intenta definir los elementos que tienen en común todas las creencias religiosas.

Más allá del título puesto por Bones, el séptimo episodio es, por méritos propios, el episodio de la gran novatada. Una broma que tiene a Renton por objetivo y que nos ayuda a conocer mejor a Moondoggie y Gidget mientras se oculta, en un segundo plano y de manera premeditada, los acontecimientos que realmente tienen peso en esta historia. Y con esto me estoy refiriendo, por si alguien aún no se ha dado cuenta, a ese misterioso enemigo capaz de derrotar a una unidad del ejercito de un plumazo y al que todos le conocen con el nombre de Coralian.

Esta nave tan estilizada y con forma de animal al que capturar con una pokèball de esas es el Gekko State.

Con una trama que, en su comienzo, hace clara referencia a la obra literaria más famosa de Lewis Carrol, el octavo episodio de Eureka Seven nos introduce en el mundo de los Vodarak. Un pueblo que acabará por tomar gran importancia en la historia tanto por los hechos que tuvieron lugar en Ciudad del Cielo como por que que está al caer. Por lo que yo, de vosotros, no perdía la oportunidad de aprender lo poco que ahora se nos muestra de esta cultura. Como tampoco deberíais de perder de vista el dolor de cabeza que le entra a Eureka a última hora, o el cambio de aires que se empieza a vislumbrar en el horizonte por culpa de los movimientos que están teniendo lugar en la cadena de mando del ejercito. Aunque dejando a todo esto de un lado, cabe la pena destacar también la breve incursión que hacen los chicos de Bones en el campo del 3D, como podemos apreciar gracias a algunas de las escenas que forman parte de este episodio.

La llegada a Ciudad del Cielo, junto con el secreto que guarda Holland y la actitud que tiene de cara a Renton, hará que, en el noveno capítulo y gracias a la mujer que viaja con ellos, el joven opte por tomar el camino que lo llevará a descubrir la verdad que se oculta tras de las ruinas de esta ciudad y el pasado que tanto trata Holland trata de mantener a un lado.

Y así, en el lugar que es conocido por forzarte a tomar una decisión, Renton agarrará las riendas del presente para "rescatar" a Eureka de su pasado y fijar una ruta hacia el futuro. Lo cual le hará ganarse, sin pretenderlo, un puesto como miembro reconocido del Gekko State. Y dicho esto, tal vez sea el momento adecuado para hacer una pequeña pausa en la que explicar, por medio de la manida excusa del miedo a lo desconocido y la forma de actuar de la religiosa cultura Vodarak, el motivo por el que el ejército redujo a ruinas a toda la ciudad.

El transcurso de la vida diaria de Renton abordo del Gekko State nos permite descubrir, en el capítulo diez, más detalles acerca de los fantasmas que persiguen a Holland y la relación que le une a este con Talho. Aunque no es lo único que se nos contará, ya que en este mismo episodio veremos al fin la gran muralla de la que nos hablaban y los primeros movimientos del ahora general Derek. Los cuales, a su vez, nos permiten conocer a Anemone. La curiosa chica que, desde este preciso momento, irá adquiriendo mayor peso en la trama. Y todo ello en el mismo episodio en el que nuestro protagonista intentará declarase de una vez a una Eureka que está cambiando a pasos agigantados.

La aparición en el capítulo once de un extraño fenómeno atmosférico, al que los chicos del Gekko State llaman Coralian y los militares Kute, llevará a nuestro protagonista hasta sus inmediaciones con el fin de investigarlo. Tarea ésta que no resultará sencilla, puesto que este fenómeno tendrá lugar cuando peor se encuentre Eureka, por lo que el mismo Renton al que nadie le cuenta nada se las tendrá que apañar para averiguar qué es lo que le ocultan los adultos y sobrevivir al primer combate que tendrán con el KLF theEND que pilota la mimada de Anemone.


En la imagen Maurice, Maeter y Linck junto a los dos protagonistas de esta historia.

La incursión al interior del Coralian nos lleva a un mundo misterioso en el que se parecen reflejar, de manera un tanto difuminada, los temores de nuestro protagonista. Lo cual arrastrará tanto a Eureka como a Anemone a formar parte de lo que parece ser, por la información que nos brindan desde el Gekko State, un sueño. Sin embargo, este sueño no será tal, sino más bien un puente entre las cosas que conoce Renton y las que no, como es el caso del Coralian, que nos permitirá ver por primera vez a la hermana del protagonista. Y mientras estas "cosas raras" ocurren en buena parte del metraje de este capítulo doce (que en realidad de extrañas tiene más bien poco y sino me creéis miraros la película Contact), la otra parte está conformada por los ZASCAS que se les escapan a los chicos de Bones. Como es el caso de ese primer e imposible contacto que los militares tienen con el Gekko State, o la escena en el que vemos como Eureka y Renton se agarran de las manos dentro del Nirvash XD

Bautizado con el título de "El comienzo", el décimo tercer episodio nos acerca a los instantes posteriores a la desaparición del Coralian, que veíamos en el capítulo anterior, para ponernos ante una complicada situación en la que tanto Renton (el infalible mecánico que todo lo truca) como Dominic Sollel deberán de colaborar para superarla. Lo cual dará pie a que estos enemigos acérrimos (como sabemos por medio de Dominic cuando éste se refiere al Nirvash como su némesis) establezcan una pequeña tregua. No obstante, y si miramos más allá de la situación que se nos presenta, descubriremos que el título de este capítulo viene dado por la nueva realidad que se presenta ante Renton, y que llevará a nuestro joven protagonista a querer saber todavía más acerca de Eureka. Iniciando de esta manera un viaje en la procura de una verdad que Holland tratará de evitar mientras muestra un interés desproporcionado por el sueño que ha tenido Renton durante su estancia en el interior del Coralian. Una curiosa actitud que nos invitará a los espectadores a sacar todo tipo de suposiciones acerca de su significado, al tiempo que somos testigos de cómo se disfrazan los daños colaterales causados por este fenómeno y del extraño mal conocido como enfermedad de la desesperación.

Así como los trece episodios anteriores se presentaban como el transcurso lógico de los acontecimientos de la serie, el capítulo catorce opta por romper con eso para presentarnos un resumen de lo que hemos visto hasta ahora. Claro que no nos encontramos ante una recapitulación al uso, sino ante lo que yo considero un buen resumen. Ya que además de obligarnos a volver sobre nuestros pasos, también nos aportan nuevos datos que harán que las piezas de este rompecabezas encajen en su sitio. Una jugada soberbia donde las haya que tiene su guinda en la naturalidad con la que se plantea gracias a los dos puntos de vista empleados para abordar este repaso: el de Stoner, como parte del Gekko State, y el de Dominic, como miembro del ejército. Pero aquí no acaban las sorpresas, ya que este mismo episodio es el elegido para estrenar el nuevo opening y ending de la serie junto con sus respectivas canciones.

Alejándose de la trama principal, el episodio quince nos acercará al pueblo de Controrad, en busca de la dieta sana perfecta, para acabar presentándonos al tío de Renton. Y con él a esa parte de su vida de la que menos orgulloso está. No obstante, este hecho dará origen a una concatenación de mentiras piadosas que lo llevaran a pilotar el Nirvash en solitario y a distanciarse de una Eureka que lo empieza a ver con desconfianza a raíz de los cambios que percibe en Nirvash. Y no os preocupéis si no entendéis como puede ser esto posible, ya que tanto vosotros como el propio Renton lo acabaréis entendiendo con todo lujo de detalles.

En la imagen el temido fenómeno de las siete olas.

Con la nave tocada de un ala, literalmente hablando, los chicos se ven obligados a hacer una escala técnica en una antigua mina abandonada con el fin de realizar las reparaciones oportunas. No obstante y aunque partiendo de esta premisa podríamos pensar que estamos ante un capítulo aburrido, la visita que harán los chicos a esta mina nos deja ante uno de los puntos más críticos de la historia. Ya que será en ella donde los "sueños" regresen y, con ellos, cosas tan extrañas como las que descubríamos durante la incursión al Coralian. Claro que en esta ocasión las extrañezas se atreverán a homenajear, aunque sea a nivel estético, a obras como "2001 una Odisea del Espacio" de Stanley Kubrick. Aunque lejos de quedarse como una anécdota más, en esta ocasión el suceso adquirirá una mayor profundidad al mostrarnos como Eureka, Renton y Anemone están unidos de una manera que va más allá de lo físico. Por lo que de momento tocará esperar para ver si a Eureka se le pasa en enfado, ¿no creéis? XD

Con el Gekko State aún por reparar, Holland y sus hombre toman, a sabiendas del riesgo que ello conlleva, la decisión de abandonar su escondite para buscar de los recambios que precisan. Emprendiendo de esta manera el pequeño viaje que nos ayudará a descubrir el material que conforma los paneles reflectantes de las naves y a despejar las dudas que pudiéramos tener sobre el estado actual de Eureka. Porque, ¿pueden ser sus propios sentimientos los causantes de este mal? Pues os tocará a vosotros averiguarlo, porque yo paso a centrarme en este momento tanto en Renton, quien nos deja entrever como se va haciendo mayor por medio de la frase "los adultos se pusieron a beber y a hacer el idiota", como en la de ese nuevo profeta que pulula entre los militares con sabe Cristian Dior qué intenciones. Una cuestión, ésta última, que podremos zanjar sin mayor dificultad a medida que transcurran los episodios y aumente el protagonismo de este individuo en la trama.

La aparición de Britanni-san, un viejo minero que sigue soñando con encontrar el gran filón aún conociendo la realidad, marca un punto de inflexión en la historia y, por tanto, en la vida de un Renton a quien este personaje le hará reflexionar acerca de los hechos que lo llevan a actuar de a manera en que lo hace. No obstante, el acercamiento de nuestro protagonista a Britanni-san no le precisamente cosas buenas. Por lo que los espectadores nos tendremos que conformar con el fruto que esta amistad nos deja, en forma de fecha 991/05/05, en una de las fotografías que tiene el minero en su hogar y que, según Renton, hace referencia a algo que tuvo lugar 14 años antes. Justo en el año en el que el mismo nació.
Pero si el porvenir de Renton se vuelve algo oscuro en este capítulo 18, al de Eureka parece pasarle exactamente lo contrario. Acercándola cada vez más al joven para dejarnos ante una patada, la que la chica le arrea a la puerta de la habitación del joven, que difícilmente podremos comprender :P

Estacionados aún en el interior de la mina situada en FAC51 (y espero no ser el único en ver la similitud de este nombre con el AREA 51), la tripulación del Gekko State realiza las últimas reparaciones de la nave en el momento en el que más claro tenemos que el estado de salud de Eureka es debido al contenido que hay en el interior de esta mina abandonada. Una "amenaza fantasma" que impulsará a la joven a subirse al Nirvash, con el fin de internarse en las profundidades de la misma. En una acción que viene a dejarnos ante la primera de las rarezas que se esconden en este capítulo 19 si se nos da por fijarnos en lo que ocurre con el Amita Drive de Nirvash. Claro que tampoco tendremos que esperar demasiado para toparnos con la segunda de las incógnitas y, tal vez por ello, sea la que más cueste encontrarle explicación. Ya que a simple vista puede no quedar bastante clara la búsqueda del "propio yo" que emprende Eureka. Una introspección personal que acarreará grandes cambios para la joven al tiempo que pone a Renton, sin pretenderlo, entre la espada y la pared. Y si esto es lo que da de sí el segundo misterio, el tercero lo hayamos, por si a alguien se le pasó en su momento, en la curiosa visión que tiene nuestro protagonista durante el recorrido que hace en la procura de Eureka. Un viaje no muy largo que nos regala un flash que, si os fijáis un poco, parece estar fuera de lugar este momento XD


La casa de diseño que había en el interior de la mina abandonada ya podía dar alguna pista al bueno de Renton. Pero para qué se iba a fijar en esas pequeñeces, ¿no? XD

Atrapado en un mundo de adultos y sin que nadie se digne a explicarle las cosas. Así es como nos encontramos a Renton en el capítulo 20 mientras que Holland, para rematar la faena, opta por coger la vía rápida y descargar toda su frustración en él. Lo cual le permitirá a nuestro protagonista abrir los ojos ante una realidad que hasta ese momento no había tenido ni tan siquiera en mente.

Con las ideas ya aclaradas, en mayor o menor medida, Renton toma, en el episodio 21, la decisión que le dará un vuelta de 180 grados a la trama. No en vano, este cambio de aires abrirá las puertas a nuevas situaciones que, de otra manera, habrían quedado semi ocultas. Incluida, claro está, el regreso a escena del famoso mando militar que hasta no hace mucho estaba encarcelado. Y si bien gracias a esto podemos entrever como la cosa pinta bastante bien para la trama, en lo que a la animación se refiere nos topamos con un ZASCA, del tamaño de la Torre Eiffel, gracias a la visita que Talho realiza al cuarto de Renton cuando apenas quedan unos pocos segundos de que finalice el episodio. Y es que hay que estar verdaderamente ciego para no darse cuenta del "truco de magia" que nos hacen los chicos de Bones de una escena para otra XD

La nueva etapa que emprende Renton fuera del Gekko State le lleva a conocer a Charles y Ray, dos mercenarios al servicio del dinero, hasta el punto de aprender a ver las cosas desde otros puntos de vista. Lo cual, por cierto, no es que ayude mucho a separar el bien del mal en determinadas ocasiones. Y mientras el joven se adapta a su nueva vida, en su antiguo hogar Eureka va poniendo en orden sus pensamientos y sentimientos de cara a lo que está por venir. Y es que aún queda sitio para muchas mas cosas, como nos permite intuir la aparición de Dominic en las inmediaciones de la antigua vivienda del abuelo de Renton.

Si bien es cierto que en el anterior episodio nuestro protagonista aprendía a ver las dos caras de una moneda, en el capítulo 23 aprenderá el importante precipicio que separa el hecho de diferenciarlas del de elegir la decisión correcta. Lo que hará que el joven Renton crezca como persona mientras nosotros aprendemos más acerca de la situación que se respira entre la población de este mundo. Ademas de saber, cómo no, lo tonto que puede llegar a resultar alguien cuando se empeña en no reconocer sus propios errores.

Bajo el título de "Paraíso perdido", el episodio 24 esconde un desarrollo en el que podemos ver, de primera mano, tanto los cambios que ha sufrido Eureka por sus sentimientos, como los que se originan en la vida de un Renton que se vuelve a encontrar con la larga sombra del Gekko State y los que se producen en un Holland que acabará de poner sus ideas en claro. Un logro personal que le valdrá para tomar la decisión que todo el mundo espera de él.


Ray, la esposa de Charles, tras descubrir a nuestra mascota en su cocina XD

De la mano de William B. Baxter y su oasis en medio de un mar de Pile Bunkers (que es el nombre que reciben las estructuras que se colocan en la tierra para evitar los terremotos), el capítulo 25 nos enseña la vertiente más ecológica de la serie (porque la tiene, y no es poca precisamente) además de hacernos un nuevo aproximamiento a la misteriosa enfermedad de la desesperación y sus terribles consecuencias. Siendo precisamente esta dolencia, y concretamente la versión de la misma que le cuenta William, la que hará que Renton tome la decisión que hecha por tierra gran parte de lo que había pasado en estos últimos episodios. Y lo hace casualmente en el momento más delicado para el porvenir del Gekko State.

Carente de ending, el capítulo 26 hace uso del juego del gato y el ratón para que nuestro protagonista se reencuentre con una desconocida Eureka en el instante en que la nave de Holland corre un mayor peligro. Cosa que por otra parte es de agradecer, ya que de esta manera el encuentro de ambos chicos se hace como mandan los cánones. Con acción a altitudes de vértigo y el despliegue de un nuevo poder que obliga a Holland a bajarse de una vez de la burra.

Tras estrenar nuevo opening y ending con sus correspondientes canciones, e incluso cambiar la imagen del corte que da paso a los anuncios publicitarios, el capítulo del regreso de los protagonistas al Gekko State nos deja ante unos acontecimientos que son más propios de las películas de James Bond que de un anime de estas características. Y todo gracias al pasado en común que tienen Holland y Talho y que regresará ahora cargado de acción para mostrarle a Renton, como no podía ser de otra manera, la faceta más oscura del ser humano y demostrarle lo poco que sabe en realidad de la chica a la que ama. O al menos esa es la cuestión que se deja en el aire entre tanto tiroteo :P


Al bueno de Renton no le caerán solo los sopapos de Holland.

De la desesperación más intensa a la esperanza absoluta. Con este juego de contrastes es como mejor podríamos identificar a una Eureka Seven que no deja de presentarnos esta fórmula en cuanto tiene la mínima oportunidad. Y ello en un capítulo, el 28, en el que sabremos al fin, y por si no lo habíamos intuido ya, tanto el motivo por el que Ray y Charles le hacían esa rara petición a Renton como la forma en la que realmente funciona el Nirvash. Una máquina de la que creo que ya todos habíamos empezado a sospechar que tenia vida propia antes de que se nos revelase el hecho de que el Amita Drive transmite los sentimientos de los pilotos al robot. Pero ojo, porque para mí lo mejor de todo esto no está en ese acercamiento que se nos hace a la vida de Charles y Ray, y ni tan siquiera en la explicación que le da Holland al muchacho, sino en la frase que este último nos deja caer y que plasma a la perfección la situación en la que se encuentra desde que subió al Gekko State: "Que egoísta es la gente. Dicen lo que les apetece y nadie me dice la verdad". No en vano esta reflexión nos permite ver, una vez más, la madurez que ha adquirido el joven desde el comienzo de la serie.

Cambiando de aires, el capítulo 29 nos muestra el golpe de suerte que tiene el despistado de Dominic al encontrar, de rebote, al abuelo de Renton. A quien por cierto estaba buscando con la intención de averiguar algo más acerca del rol que juega nuestro protagonista en toda esta historia. Aunque una cosa es esto y otra muy distinta obtener la información que busca. Algo que él no logrará mientras vemos como sí lo hace, y de la manera menos esperada (esto es, del tirón y sin tiempo a digerir nada), una persona que conoce bastante bien: Renton. Quien, ahora que al fin conoce la verdad, tiene el tiempo en contra para tomar una decisión sobre su futuro y, por extensión, sobre el amor que siente por Eureka. Lo cual nos viene a dejar ante una buena prueba de fuego para averiguar cuán profundo y puro es el sentimiento que tiene hacia esta chica :D

Con el título de "Cambio de vida", el capítulo 30 nos sitúa ante el punto de inflexión de buena parte de los tripulantes del Gekko State en lo que a su situación personal se refiere. Y es que, bien sea por los cambios que se ven forzados a hacer o por el resultado de las experiencias que han vivido hasta ahora, lo cierto es que la vida de estos ha dado un giro radical desde que los conocíamos. Permitiéndonos así ver con claridad la evolución que han tenido estos personajes a lo largo de este período tiempo. En un factor que no deja de marcar la diferencia entre Eureka Seven y otros animes donde esto no se cuida lo más mínimo.

Pero esto no es todo lo que nos depara el episodio, ya que durante su metraje se nos dará más información acerca de la historia que une a Holland con Diane, se nos pondrá al tanto de las personas que estuvieron implicadas en la construcción de Nirvash o veremos como Renton empieza a comprender al fin la realidad que se ocultaba tras esa chica llamada Eureka. Y por si esto no fuera poco, los chicos de Bones ponen la guinda por medio del libro L’Oiseau bleu (El pájaro azul) de Maurice Maeterlink que aparece en el minuto 21:26 y cuyos personajes guardan similitud con los nombre que tienen los tres enanos que viajan a bordo de la Gekko State.


Nunca una publicación ficticia llego a tener tanto calado como la que veis en la imagen. Y si a esto le sumamos el hecho de que la fecha de la misma seguramente coincida con la emisión del capítulo en la que sale y que la web que se ve en ella es real, obtenemos un producto redondo :D

Detrás del que sin duda es el capítulo más gracioso que hemos visto hasta el momento, el 31, se esconden unas jugosas pistas que nos ayudaran a hacernos una idea del mundo en el que se sitúa la trama y del peligroso rumbo al que éste se dirige. Y todo ello mientras nos llevamos la sorpresa de descubrir que la humanidad llegó a este planeta por medio de una nave espacial. La misma a la que se accede por medio de un ascensor espacial, sirve de elemento para justificar la guerra que inician los humanos en el planeta y en la que residen los tres sabios que vemos a lo largo de la historia. Aunque lo gracioso del asunto no está en esto, sino en ver como ésta se nos presenta justo en el momento que más fea se volverá la situación por culpa de la aparición de unos nuevos enemigos. Lo cuales, para más inri, vienen precedidos por el mal que les da a Eureka y Anemone. Aunque si bien es cierto que esta parte de la trama queda bastante atada, no lo queda tanto la forma en la que siguen sucediendo las cosas cada vez que el viejo Gonzy (el hombre del té) anda por medio. Sin duda un misterio tan grande como el de averiguar, a estas alturas de la película, qué coño pinta este personaje en la historia. Y es que nos encontramos ante una tarea que se le viene grande incluso al bueno de Íker Jiménez XD

Con las consecuencias de la guerra iniciada por los humanos a plena vista, el capítulo 32 nos enseña cómo nuestros protagonistas ponen rumbo a la misión más arriesgada de todas mientras el Plan Aghea continúa su ejecución según lo previsto. Un hecho que llevará a Dominic a replantearse las cosas, con el fin de saber si está haciendo lo correcto, mientras en el horizonte resuena la cifra de los 1246 segundos exactos que dura el ataque de los Coralians. Cantidad ésta que, mira tú por dónde, también coincide con la duración del archiconocido fenómeno de las siete olas.

Bautizado como "Pacific State", el capítulo 33 nos sitúa ante una de las partes más sentimentales de la trama a la vez que nos hace un pequeño avance de la historia sobre la que se asienta todo el anime. Eso sí, no me preguntéis por qué aparecen nuestros personajes en dicha explicación porque no tengo ni la más remota idea XD


En el futuro los radares serán capaces de identificar a personas. No lo dudéis, después de ver naves espaciales con retrovisores yo ya me creo todo XD

El capítulo 34 nos muestra, de la manera más nítida posible, el cambio de carácter que ha sufrido Holland a lo largo de la serie. Mostrándonos ahora una actitud mucho más adulta de la que habíamos visto hasta la fecha y que, por cierto, no le vendrá nada mal para afrontar la sorpresa que aún le depara el destino. Un giro de los acontecimientos que vendrá acompañado por un enfoque más amplio del pasado de Eureka y por la presentación del monje Norb, un personaje que jugará un papel sumamente importante en las vidas de Renton y Eureka.

El rescate del monje Norb que tiene lugar en el capítulo 35 nos vuelve a dejar ante el dilema que tienen Renton y Eureka a la hora de emplear las armas. Aunque en esta ocasión será la chica quién muestre las reticencias, ya que nuestro protagonista estará dispuesto a todo con el fin de de protegerla. Y por si alguno pensada que los guionistas japoneses no eran de cambiar sus decisiones "al vuelo" esperad a ver la sorpresa que nos deparan Holland y Dewey XD

A estas alturas de la vida todos deberíamos de conocer la manida frase de que todo se queda en familia. Sin embargo, y a pesar de que la condenada resume como pocas el capítulo 36, lo cierto es que en esta ocasión tenemos entre manos a dos familias capaces de cambiar el mundo :)

A pesar de la "simpleza" que parecía tener la historia hasta el momento, la llegada del capítulo 37 trae consigo la buena capa de complejidad con la que se tratar de explicar, por medio de una solución que mezcla tanto la parte científica del asunto como la religiosa, todo lo que ocurre en el planeta. Dando de esta manera pie a la coexistencia en la trama de una teoría científica, la del limite de vida (que viene a fijar la cantidad total de seres vivos que puede albergar un planeta), y otra religiosa que encierra la existencia de una séptima dimensión. Siendo esta última a grandes rasgos, y a los ojos de los Vodareck, la única tabla de salvación que le queda a la humanidad. Aunque claro, a la vista del cacao mental que acaban de armar, los chicos de Bones optan por simplificarlo todo y salvarnos de que nos de un yuyu, haciendo que el bueno de Dewey ponga en marcha la última parte de su plan maestro sin reparar en nada ni en nadie. O al menos esa es la sensación que nos da, porque en el proceso aun se toma la molestia de convencer a la población de que él es la única esperanza ante una amenaza, la Coralian, que él mismo está provocando. Por lo que se podría decir que tiene al toro bien agarrado por los cuernos XD







0 comentarios: