Ima, Soko ni Iru Boku (a.k.a Now and Then, Here and There)

jueves, 27 de enero de 2022 , 0 Comments

AÑO 8



En el día de hoy toca desempolvar el traje de explorador, junto a los instrumentos de arqueología, para viajar hasta el final del siglo pasado con el fin de tocar uno de los animes que más me habían llamado la atención por lo curioso y exótico que resultaba su primer capítulo. Y como no tengo claro si lo vi en su día, a pesar de que me suena muchísimo ese cierre de episodio, y estoy seguro de que por este blog aun no desfiló, os animo a descubrir conmigo el mundo de...


Ima, Soko ni Iru Boku (a.k.a Now and Then, Here and There) (AIC, 1999, 13 CAPS)

"Una historia sin miramientos"


Estrenada el 14 de octubre de 1999 y asentada sobre los géneros de la aventura, el drama y la ciencia ficción, Ima, Soko ni Iru Boku es un anime original del estudio de animación AIC. Una compañía por la que un servidor no daría ni un duro a día de hoy, con excepción de Uchuu Senkan Yamato 2199, pero que en los noventa, unos seis años después de su fundación, se sabría crear un hueco en este competitivo mercado con obras como Sol BiancaTenchi Muyou!El HazardBurn Up!Bubblegum Crisis Tokyo 2040, 
Armitage III Record of Lodoss War. Dando así continuidad a trabajos anteriores que habían visto la luz en forma de OVAs como Black MagicBubblegum Crisis o Appleseed y preparándonos para un futuro que nos depararía animes del calado de Onegai TeacherCyborg 009Last ExileOnegai TwinsXenosaga THE ANIMATIONGun × SwordSoltyReiBlood+Tengen Toppa Gurren-LagannTo Love-RuShangri-LaKiddy Girl-and por poner unos ejemplos de animes que serían estrenados durante los diez años siguientes y en los que este estudio participaría en solitario o colaborando con otros estudios.

En cuanto al staff señalar que Akitarou Daichi (Fruits Basket) se encarga de la dirección y se anota el tanto de ser el creador, Hideyuki Kurata (Excel Saga, Read or Die -The TV-) se encarga de la composición de la serie y del guion, Masanobu Nomura (Batman NinjaCoppelion) de la dirección de arte, Atsushi Ohizumi y Rie Nishino del diseño de personajes, y del storyboard se ocupan, además del propio director, Hiroshi Nagahama, Iku Suzuki, Kenji Yamazaki, Kiyoko Sayama, Kiyotaka Isako, Rie Nishino, Tadashi Hiramatsu, Waruo Suzuki y Yoshimitsu Ohashi. 


> Sinopsis:

"Tratando de defender a una chica desprotegida, Shu Matsutani es transportado a otro mundo. Allí descubre que ha llegado a un país en guerra debido a la falta de uno de los recursos más importantes: el agua. La chica a la que Shu defendió, Lala-Ru, posee un collar que contiene una reserva de agua en su interior, por lo que el general Hamdo, líder militar del otro mundo, está obsesionado con capturarla. Shu se ve obligado a unirse a un ejército de niños soldado con el fin de prepararse para la guerra del agua, un trabajo que le hará descubrir las horripilantes verdades que esconde la naturaleza humana. Shu intentará defender a Lala-Ru por todos los medios, mientras que la guerra amenaza con destruirlo todo". (Fuente: FILMAFFINITY)


> Personajes:

> Shuuzou Matsutani, o Shuu, es el joven protagonista de esta historia. Despreocupado de profesión y alocado de vocación este chico de vena un tanto rebelde tiene como única meta conquistar el corazón de una chica por medio del kendo. Cosas de la edad, ya sabéis. Y por ese mismo motivo su vida sufrirá un giro de 180º el día que conoce a Lala-Ru y es trasladado a un mundo tan hostil como despiadado, sin que ello implique que el chico se vea obligado a cambiar sus ideales de justicia.

> Lala-Ru es la misteriosa chica de cabello azul y ojos del mismo color que conoce nuestro protagonista en el primer episodio. Y, aunque el corazón de este chico ya tiene dueña, eso no le impide prestarse a ayudarla en el peligroso viaje que emprenderán. Lo cual no deja de resultar cuanto menos curioso no por el hecho de que el joven no se "cierre puertas", sino porque esta chica a duras penas muestra cualquier tipo de empatía o emoción :P

> Sara Ringwalt es chica americana que se ve involucrada en todo esto sin comerlo ni beberlo. Por eso de que haya un americano en la serie, supongo, porque si no ya me explicareis a santo de qué viene incluirla. Y más cuando resulta tan evidente que el motivo por el que está en esta historia, su parecido con Lala-Ru, cae por su propio peso. Aunque eso sí, el hecho de que a primera vista no pinte nada no quiere decir que no lo vaya a hacer en un futuro y por eso mismo los chicos de AIC se quemaran de lo lindo con ella :(

> Hamdo es el malo malísimo de esta historia. Y como tal le faltan buena parte de los tornillos y más de la mitad de las neuronas. Ahora bien, en esta ocasión su papel resulta acorde a la trama que tenemos entre manos incluso a pesar de las sobreactuaciones que lleva a cabo en algunos momentos, pues sin un dictador de este tipo sería difícil de engranar la historia que vemos en pantalla.

> Abelia es la leal mano derecha de Hambo y muy probablemente uno de los personajes más subnormales de toda la historia. Pues de otra manera no me puedo explicar esa fe ciega y casi que devoción absoluta que presenta hacia él. Lo cual me lleva a preguntarme si el señor Akitarou Daichi no se dejaría algo en el tintero cuando nos presentó a este personaje :P

> Nabuca es líder de una unidad de niños soldado que sirve a los mandos de Hambo. Proveniente de un pueblo que fue asaltado por las fuerzas de este caudillo el pequeño Nabuca se esfuerza cada día para conseguir que se cumpla la promesa que este dirigente le hace a todo el mundo.

> Boo es el niño más pequeño de la unidad de Nabuca y la mano derecha de este si se le puede considerar así. No en vano el joven Nabuca lo trata como si de un hermano pequeño se tratase.

> Sis es la aguerrida y corpulenta mujer que conoceremos al final de esta aventura y que nos dejará ante el breve pero necesario remanso de paz de esta dura historia. Proveniente de uno de los pueblos saqueados por las tropas de Hambo, esta mujer vive tranquilamente, o al menos todo lo tranquilamente que se puede estar en esta situación, en uno de los últimos asentamientos que quedan en pie junto a otras personas que también se han visto obligadas a abandonar sus aldeas. Ocupándose así de cuidar y alimentar del grupo de pequeños huérfanos que ha reunido bajo su techo.

> Soon es uno de los niños que vive en la casa de Sis y uno de los personajes que tratan de mostrar más marcadamente el contrapunto de esta historia, o lo que es lo mismo, de las víctimas. No obstante nos hallamos ante una niña que le recordará constantemente a nuestro protagonista el papel que jugó su padre en esta historia y el destino que le aguardó.

En la imagen Lala-Ru. Tal y como la vemos al comienzo de este anime.

El primer capítulo de la serie comienza presentándonos a Shuu, un joven cuya única preocupación es la de ganar un combate de kendo para así declararse a la chica que le gusta. Y claro, cómo es joven y despreocupado causa un gran revuelo allá por dónde va, ya sea tirando los productos que tienen sus padres en las expositores de su tienda familiar o quedando K-O en susodicho torneo. Por fortuna para él si hay algo que le sobra es el optimismo y por ese motivo no se rendirá tan fácilmente sino planeará volver a luchar contra su rival. Y así, con esta promesa formulada será como el joven se vuelva a su casa y como por el camino descubra a la misteriosa chica de cabello azul que se encuentra en la cima de una de las altas torres de una fábrica abandonada que forman parte del paisaje de lugar. Lo cual ya nos deja con una casualidad muy casual para que la descubra allí arriba, aunque no será la única. Pues a Shuu no se le ocurrirá nada mejor que ir a junto de esa chica (cosas de las hormonas, supongo) y esta decisión lo convertirán testigo de los extraños acontecimientos que tendrán lugar unos minutos después de saber que la joven se llama Lala-Ru. Aunque no os vayáis a pensar que estamos ante un simple testigo, que va, ya que nuestro protagonista tomará cartas en el asunto para ayudar a la extraña chica que acaba de conocer. Iniciando así una inverosímil lucha en las alturas que nos regalará el hecho de ver como Shuu es capaz de caer al vacío y romper todas las estructuras que encuentre a su paso sin que le ocurra nada. LOL. Y entonces, cuando la cosa pinte peor para él, será cuando los malos activen el instrumento que los llevará de vuelta al futuro al que pertenecen y como nuestro protagonista se verá arrastrado de manera accidental en este viaje. Aunque a la vista de su posterior reacción cualquiera diría que todas las cosas raras que le han ocurrido no le importan lo más mínimo. Qué valiente caballero, oiga XD

Centrado en las consecuencias y dejándonos bien clara la vertiente violenta que puede llegar a mostrar la serie, el segundo episodio nos presenta con mayor o menor profundidad a un buen puñado de personajes, entre los que destacaré a Abelia, la fiel sirviente del líder de este lugar, Nabuca, uno de los niños que ocupan el escalafón más bajo en este sitio y Hambo. El paranoico líder que nos descubre tanto su lado más violento como el objetivo que busca con sus acciones y sus verdaderos temores. Quedando en este momento claro, o al menos en lo que a la traducción hecha por el fansub se refiere, que no nos hallamos ante un viaje temporal, sino más bien ante un viaje entre distintos mundos. Y todo ello debido al particular colgante de Lala-Ru y el secreto que este esconde. Aunque llegados a este punto y a la vista de los medios de los que dispone esta gente me pregunto yo, ¿no les resultaría más sencillo obtener el agua que tanto necesitan cogiéndola de otros mundos? :P

En la imagen Spider-Man, digo Shuu, tratando de llamar la atención de Lala-Ru.

La continuación del capítulo anterior nos presenta a un nuevo personaje, Sara. Una chica americana que fue secuestrada por estos individuos pensando que se trataba de Lala-Ru. Y en vez de devolverla a su tiempo una vez descubierta la equivocación optan por tenerla como prisionera. Algo que tampoco vamos a cuestionar tratándose de los malos, ¿verdad? Los cuales en este episodio nos dejarán por un lado una prueba más de su maldad, por medio de la "tarea" le es "encomendada" a Sara, como si la chica pudiera elegir, oiga, mientras que por el otro seremos testigos de cómo este ejercito pone en acción a sus niños soldados. Lo cual, de no ser por el toque de dureza que le da la trama, resultaría del todo absurdo y diría más bien poco de esta fuerza militar en cuanto a la preparación y destreza de sus fuerzas. Aunque a decir verdad tampoco será algo en lo que nos debamos de fijar demasiado gracias al demente que dirige todo el cotarro :P Y por cierto, ¿no os resulta raro que Sara hable japonés? XD

El episodio de la búsqueda del colgante de Lala-Ru nos enseña cómo Shuu pasa a formar parte del ejército de este lugar junto con el resto de los niños. Vaya, quién iba a pensar que abrir fuego contra una zona en la que tenías desplegados tus soldados iba a obligarte a reclutar a más para cubrir las bajas, ¿eh? ¿Y qué nos muestran en concreto estos veinte minutos? Pues ni más ni menos que un breve pero conciso resumen de la vida de estos niños soldado que nos ayudará a entender bastante bien los motivos que los impulsan a actuar esta manera, así como las firmes y nobles convicciones que sigue manteniendo nuestro protagonista aun estando en semejante lugar.

El capítulo cinco nos deja antes los primeros compases de Shuu como soldado de Hellywood, lo cual le irá descubriendo poco a poco el lugar en el que ahora se encuentra hasta el punto de preguntarse dónde demonios está. Algo que tendrá lugar a raíz del primer intento de asesinato que veremos contra el rey Hambo. El cual, a su vez, hará más necesario si cabe la tarea de reclutar a nuevos soldados. Pero dejando esto a un lado, pues al fin y al cabo es algo que se irá al próximo episodio, este capítulo también nos deja misterios por resolver, cómo esa extraña dolencia que sufre Lala-Ru antes de que el atentado tenga lugar o esa vista imposible que tiene Sara de su más que probable violador debido a la posición que ocupa en la celda con respecto a la pequeña ventana que le permite ver el exterior :P

Este individuo es Hambo.

 Con un comienzo que nos deja ver como Sara pasa definitivamente a la acción para escapar de esta pesadilla, el sexto capítulo centra su acción en mostrarnos como reclutan exactamente los integrantes de Hellywood a sus nuevos soldados. Un sinsentido digno de un loco y que llevará a Shuu a tomar cartas en el asunto para frenar esta barbarie. Aunque otra cosa es que, obviamente, lo consiga. Y mientras esto pasa en el exterior, en el interior de la fortaleza Lala-Ru al fin le hablará a Abelia, aunque no sea para decirle cosas bonitas XD

El séptimo capítulo supone el punto de inflexión para Shuu y Lala-Ru. Y aún menos mal, porque nuestro protagonista se encontraba en un buen fregado. Pero dejando esto a un lado y el poder de la chica en el otro, lo que llama la atención de este episodio no es tanto el hecho de que consigan abrir una nueva vía, a base de buena voluntad y palabras, (pues a este respeto la historia resulta bastante realista) sino el hecho de que nuestro protagonista se haga con un aerodeslizador que no habíamos visto en toda la serie y que sea capaz de pilotarlo. LOOOOL XD

Sirviendo de "descanso improvisado" para la trama, el octavo capítulo nos muestra como Sara es rescatada por un individuo desconocido y como nuestros protagonistas continúan con su huida. Siendo en este momento cuando descubran lo peligroso que puede ser el mundo en el que se hallan. Cosa que sería de esperar por parte de Shuu pero que resulta poco creíble por la de Lala-Ru, puesto que al ser un habitante de este mundo ya debería de estar sobre aviso de algunos peligros. Creo yo. Pero como tal cosa no ocurre los chicos se verán atrapados de mala manera durante buena parte del episodio. Momento esté en el que el joven aprovechará para tropezar todas las veces posibles en la misma piedra y realizarle algunas preguntas a su compañera. Sin que ninguna de ellas sea realmente de relevancia. Pues más allá de dejar constancia de la importancia del poder de la chica y los efectos que este ocasiona tanto en ella como en quienes la rodean, en ningún momento se nos aclarará ni la procedencia de esta misteriosa joven ni el origen de su poder. ¿Y qué es de los malos? Pues nada, la verdad, ya que en estos veinte minutos tan solo sabremos brevemente de ellos con el fin de estar al tanto de los planes inmediatos que tienen en mente :P

La pequeña Sara será uno de los personajes que peor lo pasen en esta historia. 

Un episodio después de haber conocido la descorazonadora opinión que tiene Lala-Ru de los humanos, la trama nos lleva a Zari Bars. Lugar al que llegan nuestros protagonistas tras su periplo desértico y que nos debería de sonar tanto por ser el lugar del que provenían los autores del atentado contra Hambo, como por ser el objetivo que se marca este chiflado como primera parada para su recuperada nave de combate. Una meta para la cual planea descubrir su ubicación utilizando sus soldados como exploradores cuando resulta que está fortaleza puede volar. LUL XD. Pero bueno, que eso salgo a futuro y por ello la trama se centrará en mostrarnos la pacífica y tranquila vida que se respira en el lugar en el que se encuentra nuestros protagonistas, así como el trágico pasado que comparte la inmensa mayoría de los habitantes de este asentamiento. Lo cual llevará a Shuu al encontrarse ante la disyuntiva de distinguir lo que es correcto de lo que no :P

Sin tiempo apenas para acostumbrarse a su nueva vida, el capítulo diez nos permite ver como un soldado de Hellywood llega al lugar en busca de refugio bajo la excusa de que Hambo se ha vuelto loco y ya nadie le hace caso. Cosa fácil de desmontar para el espectador pero que parece causar gran revuelo entre los habitantes de este pueblo. Como si Hambo hubiese estado cuerdo en algún momento. Y así, con el previsible giro en los acontecimientos a la vuelta de la esquina, será como veamos despegar a Hellywood (en lo que no deja de ser una maniobra suicida, pues ya me diréis cómo piensan aterrizar en un futuro si van dejando todo atrás XD) y nos sorprenderemos con la vuelta a escena de Sara. Quien había encontrado refugio en el mismo lugar que nuestros protagonistas y que, al verlos, reaccionará como en parte era de esperar, revelando así la identidad de Lala-Ru.

Lala-Ru y su expresividad habitual :P 

La revelación de la identidad de Lala-Ru nos deja ante un capítulo que resulta mucho más "light" de lo que cabría esperar. Aunque no ilusiones demasiado, porque si con algo no se anda esta historia es con miramientos y por ese preciso motivo ya nos podemos imaginar cómo va a acabar esto. Motivo este por el que tal vez la trama opte por revelarnos ahora que Sara quedó embarazada a raíz de la violación que sufriera. Una revelación que caerá como una bomba en la ya frágil mente de esta chica y que la historia aprovechará para dejarnos ante un camino bien definido en lo que a este embarazo se refiere. Borrando así de un plumazo la decisión que pudiese tomar la chica. Y es que, aunque veamos que esta parece tener todo bien claro, lo cierto es que no es más que una capa de pintura artificial. Y ojo, porque lejos de quedarse ahí la cosa, este episodio aun le tiene reservada una terrible revelación a la joven y una menos terrible a nosotros; el primer dato aproximado de la edad de Lala-Ru. Cosa que no resultará de mucho para los que seguimos queriendo saber más sobre este personaje, pero que nos tendremos que conformar puesto que ya sabéis que menos da una piedra :P

Tal y como era de prever, las cosas no tardan en empeorar de mala manera en el pueblo a raíz de una suposición difícil de creer. Motivo este por el que nuestros protagonistas serán de los primeros en busca refugio, aun y cuando esto no les sirva de mucho. Ya que para empeorar las cosas todavía más la fortaleza Hellywood entrará en escena con el fin de sembrar la mayor cantidad de caos y destrucción posible. Lo cual por otro lado nos dejará ante el reencuentro de Shuu con Nabuka y Boo. Aunque para no entrar en el terreno de los spoilers optaré por cerrar este capítulo dejando constancia de lo estúpido que puede resultar acabar con la vida del único médico que hay en el pueblo y de lo inverosímil que resulta el aterrizaje de la fortaleza en este lugar. Porque vamos a ver, ¿tanto preparativo para el despegue y ahora resulta que puede aterrizar sin necesidad de las partes que dejo atrás? ¿Entonces para qué diablos las tenía? XD

La continuación del cliffhanger con el que se cerraba el capítulo anterior nos deja ante un final en el que los acontecimientos se precipitan al vacío de la locura y la desesperación. Y en ese caldo de cultivo será donde nuestro protagonista pase a la acción para poner fin a esta situación de una vez por todas. Dejándonos ver así que la perseverancia y las buenas acciones tienen su recompensa. Lo cual en este caso se traduce en que el chico podrá volver a su época sin que sepamos el tiempo que ha transcurrido desde que se fuera ni nada más sobre los estragos que, con su marcha, habían sucedido en la fábrica abandonada. Y, como no podía ser de otra manera, tampoco tendremos ni la más remota idea de quién era realmente Lala-Ru. Encontrándonos así ante un vacío que, en vista del elemento que persiguen todos en este lejano mundo, la llega a situar poco más que como la mala de la historia debido a su poder sobre el agua. ¿A que con esto no contabais? XD

¡Spoiler! XD


> Animación y música.

En lo tocante a los apartados técnicos nos encontramos ante una obra que poco nos va a deparar, pues por un lado tenemos un apartado musical firmado por Taku Iwasaki, que se caracteriza por temas instrumentales que son reutilizados dependiendo del escenario en el que se desarrolle la acción y que por tanto se volverán un tanto repetitivos sin que por ello sean inadecuados acompañados de los dos únicos temas vocales de toda la serie que sonaran durante el opening y el ending, "Ima, Sokoni Iru Boku" de Toshio Masuda y "Komoriuta..." de Reiko Yasuhara, y por el otro tenemos a un apartado visual que no destaca en absoluto con respecto a lo que nos mostraban otras series de la época. Es más, yo diría que está incluso por debajo teniendo en cuenta que vio la luz a finales del siglo XX. Pero vamos, que eso es una opinión personal de alguien a quien no le ha hecho demasiada gracia el uso de escenas oscuras, recurrir a colores apagados o la escasa calidad que presentan no pocas escenas. Aunque como ya digo este es mi punto de vista personal y habría que ver tambien hasta donde llegó la participación de estudios como 
SHAFT o Artland y la inversión económica que se puso encima de la mesa. Porque de saberlo a lo mejor nos llevábamos una sorpresa XD

Esta es una de las sorpresas más agradables visualmente hablando que nos deja la serie. Para que os hagáis una idea del nivel :P


LA NOTA:

Ima, Soko ni Iru Boku es, ante todo, una obra que no se anda por las ramas a la hora de mostrar la dureza y violencia de su historia. Cosa que logra sobradamente sin necesidad de recurrir al gore como hacen otros trabajos. Un elemento que se consigue sortear debido a que en esta serie la violencia física no está sola, sino que va acompañada de la mental. Siendo en este caso el personaje de Sara el encargado de mostrarnos más claramente hasta donde se puede llegar aunque no el único, pues en esta historia raro será el individuo que no tenga algún tipo de trauma. El cual, a su vez, llega a su máxima expresión por medio de la pequeña Soon. Cerrando así el círculo de maldad y oscuridad que trata de mostrar la serie. Aunque ahora bien, toda esta ambientación tétrica y macabra no es más que el medio para conseguir un fin. El de mostrarnos como el bien se puede abrir paso incluso en las peores condiciones. Y es que, aunque no lo creáis, el trabajo de AIC termina convirtiéndose en una oda a la paz. Un generoso manual de todo en lo que no debemos caer. Mostrándonos el punto más negativo de los conflictos bélicos como si de una crítica a nuestra sociedad se tratase. Pues al fin y al cabo, y dejando a un lado la capa superficial que resulta ser para esta la ciencia ficción, la serie no nos muestra nada que no hayamos visto ya en el mundo real.

No obstante, una cosa es tener bien delimitado y claro el concepto que se trata en la obra y otra bien distinta lo bien ejecutado que este esté. Y en esto, por mucho que le duela a la gente de AIC, la historia falla estrepitosamente. Y lo hace principalmente por culpa de unos personajes que no consiguen calar lo suficiente en el espectador como para crear un vínculo emocional. De tal manera que mientras en otras series estaríamos mojando pañuelos al llegar al final en esta nos encontraremos con una sensación cuanto menos agridulce. Fruto de lo artificial que nos han llegado a resultar los personajes que hemos visto en pantalla. Empezando por Lala-Ru, quien se ha ganado este puesto a pulso al evitarse profundizar en ella aun y cuando resulta uno de los pilares de esta historia y terminando por Shuu o mismamente Sara. El primero por culpa de una personalidad que ya nos lo sitúa a ojos de occidente como el típico joven despreocupado y rebelde y el segundo por tratarse de un personaje cuyo rol en esta historia está demasiado definido y forzado. Lo cual, para más inri, nos llega a plantear situaciones chocantes como la de ver que es la única prisionera que tienen en todo Hellywood. Cosa que ya da que pensar en cuanto vemos el "trabajo" que le asignaran pero que aún da más el cante todavía cuando tenemos en cuenta que ella se encuentra allí por error. Entonces, ¿cómo se las habrían apañado de no haber cometido ese fallo?


Y ya que he abierto el melón de los ZASCAS, o también conocido como las cosas sin sentido voy a aprovechar para nombrar a continuación alguna de las que más me han llamado la atención. Empezando brevemente por ese absurdo que resulta el hecho de no sacar de la ecuación a Lala-Ru consiguiendo el agua que necesitan de otros mundos valiéndose de la máquina de la que disponen y que ya os comentaba durante el resumen de los episodios, y continuando con ese gran misterio que resulta de la presencia de Lala-Ru al comienzo de la serie en el pueblo de nuestro protagonista. ¿Cómo diablos se transportó a este lugar si se requiere de alguien para que maneje la máquina? Pues vaya usted a saber, como vaya usted a saber también que fue de la fuerza militar enemiga que atacaba a Hambo al comienzo de la serie por medio de una enorme nave. ¿A caso solo disponían de esa única nave y pensaron que lo mejor era llevar a cabo un ataque kamikaze con grandes posibilidades de acabar en fracaso? Porque lo que resulta bastante obvio es que tenían que saber de sobra las capacidades de combate de su enemigo y por tanto el riesgo al que se exponían. Aunque teniendo en cuenta el estado en el que se encontraba Hellywood y lo fácil que resultó deshacerse de las tropas que tenían desplegadas en el frente no me explico cómo no se lo pensaron un poco más. Y para terminar este pastel voy a sacar a flote el embarazo de Sara. Un tema bastante complicado, tanto por la manera en la que se produce como por el lugar en el que tendría que traer a su hijo al mundo (salta a la vista que los servicios médicos no van a ser precisamente los más adecuados para un parto de riesgo como el suyo) pero que por arte de magia se convierte en la cosa más trivial del mundo. Existiendo desde el comienzo una idea bien clara para la historia que se ha de calzar guste o no guste. Increíble, la verdad.

Y así llegamos en el día de hoy al final de esta entrada no sin antes dejar constancia de dos cosas que se me quedaban en el tintero. Por un lado lo creíble que resulta la historia en cuanto a su ejecución y sus sucesos y por el otro la evidente incógnita que resulta del viaje que realiza Shuu al comienzo de la serie. Pues si bien al comienzo de los capítulos podemos leer como se hace mención a una cifra bastante considerable de años que nos haría pensar en un viaje en el tiempo, lo cual tendría cierto sentido viendo la máquina que lo hace posible, tanto en la traducción de la serie como en la sinopsis que os he puesto se hace referencia a un viaje en el mundo. Así pues, ¿de qué se trata en realidad? Pues bien, aunque esta pregunta solo la pueda responder Akitarou Daichi yo no descarto la posibilidad de que nos hallemos en la misma Tierra. Suposición esta que encontraría su respaldo en el mayor tamaño que por entonces tendría el Sol y la escasez de agua que dicho fenómeno acarrearía, además de la presencia de ese satélite natural tan parecido a nuestra Luna. Pero como esto no son más que teorías y no estoy por la labor de estudiar japonés para preguntárselo a un señor que muy probablemente no me responda en la vida, será mejor que me centre en cosas más factibles. Como el hecho de desvelaros que Ima, Soko ni Iru Boku se queda con la D y el sello de recomendable de nuestro sistema de valoraciones.

A la vista del solazo que se gastan me pregunto si en este lugar tendrán buenas pipas.

0 comentarios: