Horimiya

jueves, 22 de diciembre de 2022 , 0 Comments

AÑO 9



Esta semana haremos cosas raras con las tramas con…


>Horimiya (CloverWorks, 2021, 13 CAPS)


Que no, que no voy a adelantar el porqué de esa frase. Ya más adelante, si me acuerdo, comentaré el significado. Tranquilos, queda anotado, espero que no se me olvide. Ya sabes que soy un cabeza hueca y, aunque se me olviden las cosas, suelo revisar los análisis que escribo para confirmar si me quedó algo pendiente, pero como está escrito en piedra al principio lo engancharé entre algún párrafo.

En este mes de diciembre, en mi último análisis del año, quisiera revisar una serie que descubrí hace tiempo en Twitter. No recuerdo quién fue la persona que lo comentó o si fue por un trending topic. No me acuerdo, no me da la cabeza para tanto. Lo importante es que la serie quedó en el listado de visualización porque me pareció interesante. Vale que pudiera ser más de lo mismo a lo que estoy enganchado, sin embargo, siempre que gusta dar oportunidades a las series nuevas porque puedes aprender, para bien o para mal, aunque sean de géneros más que mascados.

Otra cosa bien diferente, ya viendo que las Navidades están a la vuelta de la esquina, es tener que darle oportunidades a las cosas también mascadas o amargadas. Sí, en efecto, estoy hablando de la familia. Sé que muchos la tendréis y no soportáis estar con ellos o bien algunos que, por desgracia, no pueden estar con aquellos a los que quieren. Sé que es duro en ambos casos, pero mucho más en el segundo, así que os recomiendo paciencia y si podéis putead también a vuestro cuñado, que algo habrá hecho (o hará).

Por mi parte, lo que me acaba de acordar y que tengo pendiente de hacer es la…


>Sinopsis

Izumi Miyamura es un joven que estudia en la preparatoria. Sí, otra serie "preparada". Es un joven que suele estar callado y apartado de las conversaciones con los compañeros e incluso de ellos. Muchos lo ignoran a propósito por su rareza y hay quien incluso desconoce su existencia. Todo esto lo hace porque le cuesta mucho establecer contacto social. Sin embargo, no es un mal chaval.

Un día, mientras el protagonista paseaba por la calle, un niño se tropieza delante de él. Como está rasguñado, decide acompañarlo a su casa. Cuando llegan hace aparición Kyouko Hori, su hermana, y quien casualmente también es compañera de clase de Izumi, aunque al principio ella no lo reconoce debido a su aspecto, muy diferente del que lleva en clase. Por poneros un ejemplo, sería como conocer a Manolo el camionero, a mediodía en un bar de carretera mientras se mete entre pecho y espalda un solomillo de 1 kilo, y a Melody por la noche, una milf entradita en carnes al lado de un camión de 5 ejes. No sé si me entendéis. Pues por ahí va la cosa.

-No tiene pinta de haber hecho café-

Sorprendida ante esta novedad, decide conocerlo un poco más, simplemente por curiosidad. Poco a poco van estableciendo una amistad con la excusa de que Izumi va a jugar con el hermano pequeño de Kyouko.


>Guion y narrativa

Sí, sí, a establecer amistad o a intentar mojar el churro, eso ya depende de cada uno, del lugar, de la situación y de la calentura que se lleve encima. En efecto, estamos ante un romance, otro más, en una época de estudios, concretamente de la preparatoria, otra más, donde dos jóvenes si bien ya sabían uno del otro no tenían apenas contacto, otra más, y acaban por conocerse mejor. Y ya no repito lo de "otra más" porque ya debería quedar claro que es otra serie de tantas en un género más que machacado.

De todas formas, algo tendrá de interesante esta nueva idea sobre el género del romance estudiantil. No recuerdo cuál fue la última serie romántica que analicé en este blog, pues no sé si fue alguna que haya visto por desconectar un poco o bien para analizar. Supongo que lo segundo. Estoy entre Kimi no Todoke o True tears o algún otro invento. Tampoco es que tenga muchas ganas de buscar el nombre (fue Kanojo, Okarishimasu, que parece mentira que hayáis pensado que no lo iba a buscar). Si es que esto parece el día de la marmota.

Horimiya se cimenta en los géneros del romance y de la comedia, aunque también en el slice of life. Esto puede chocar con ciertas webs que registran las series de cada temporada, pero algunas de esas páginas no marcan bien los géneros o bien se los inventan. En este caso hay mucho slice a partir de la segunda mitad de la serie ya sea como relleno o como parte de la estructura de la serie. Lo que queda claro es que no han conseguido mezclarlo bien. Por eso hacía referencia en la primera frase de este análisis a las cosas raras con la trama. No es normal ni habitual que una vez despejada la incógnita de qué pasará con los protagonistas a mitad de temporada cambien el enfoque de la serie y pase de ser una comedia romántica a una historia sobre la vida escolar de grupo de amigos y de sus compañeros.

-Y las voces en mi cabeza decían... ¡Mátalo! ¡Mátalo! ¡Mátalo!-

Vale que podría entenderse esto como relleno o incluso que adelantaron el clímax para hacer ver algo que, si bien ya quedaba claro en un principio, han querido remarcarlo en el episodio final. Y es que esto no es solo una historia sobre el romance entre Izumi y Kyouko, sino que es un relato acerca de la evolución social que tiene el protagonista. Me explico, vemos que al comienzo el protagonista es muy introvertido y callado, apartándose de cualquier conversación entre compañeros. La serie nos explica que eso es debido a los traumas que tuvo con otros compañeros en la primaria y que se fue agravando durante la secundaria. En ese punto de la preparatoria se da la casualidad de que los dos protagonistas acaban conociéndose fuera de ese ambiente tan "artificial". Sí lo he puesto entre comillas porque no siempre tenemos el mismo comportamiento o actitud en el instituto que fuera del mismo. Nos pasa incluso a día de hoy con compañeros de trabajo, que en la oficina se comportan de una manera y fuera de ella de otra bastante diferente.

No obstante, el sentimiento tras ver la serie es bastante claro, el romance lo han resuelto antes de lo que deberían. No es normal. Además otra cosa es pensar que lo correcto es que la incógnita sobre la relación se resuelva a mitad de temporada y en la segunda mitad lo que tengamos es un slice sobre la vida de esos estudiantes. No lo veo, lo siento, pero no lo veo. Básicamente, han matado el clímax. En la segunda mitad no tendremos apenas romance de los protagonistas, sí en cambio de sus compañeros con relaciones de amistad que se afianzan, amores no correspondidos y otro tipo de relaciones (no sexuales, no vayáis a pensar mal) que no sé cómo definirlas. Quizás con un eufemismo acerca de los estanques y los pantanos.

Otro de los puntos negativos que no me ha gustado nada es que esa desaparición del romance hace que surjan tonterías y no me refiero a un género en concreto o una situación concreto, me estoy refiriendo a la ametralladora de paridas. El humor se hace muy sencillo, muy tonto, es un humor de borrachera y que nos hace perder cualquier interés que tengamos en la serie. De verdad yo ya estaba deseando que se hubiese terminado y esto lo digo cuando me quedaban 3 o 4 episodios para el final.

Alguno pensará que podrían haber jugado con los celos en la relación de los dos protagonistas (¡UPS! se me ha escapado un spoiler), pero lamentablemente ya os informo que si lo hicieron y terminaron pronto. Llegando incluso a tocar el palo de los celos con respecto a la amistad de los chicos y no me refiero a la amistad de los chicos con la protagonista sino al revés, a los celos de la chica con la amistad del protagonista y de sus compañeros (sí, me estoy refiriendo a los chicos), llegando a un nivel de tonterías que hizo preguntarme qué demonios se habrían bebido los encargados del guion en esta serie. Y es que es muy triste que pasemos de una comedia romántica a un slice con pretensiones cómicas que no llega siquiera a sacarnos una sonrisa con las tonterías que dicen o hacen.

-Habrá que preguntarle a Hannibal Lecter-

De todas formas no es que sea un slice malo, es bastante bueno. Te cuenta un poco de todos los personajes, incluso de los que entran en el grupo a última hora, pero se olvidan de la trama principal, que es la relación entre los dos protagonistas, convirtiéndose en otra serie diferente. Esto me recuerda un poco a lo que pasó con Kare Kano, aunque en aquella ocasión la serie era bastante más larga y el sufrimiento mayor (sufrimiento mío). Por fortuna aquí la tortura no duro tanto.

Respecto a la evolución, el romance sigue los patrones correctos de una historia de amor. Hay celos, hay malentendidos y hay terceras personas que quieren conseguir el premio antes que los protagonistas. Sin embargo, se gestiona de una manera mucho más rápida y el problema viene después, cuando se alcanza la meta y no continúan con lo que se supone es una relación y los problemas que acarrean. Ahora que lo pienso es como si un otaku estuviera escribiendo el guion de esta historia, tuviera prisa y una vez alcanzado su objetivo no sabe qué hacer después. O como el chiste de los testigos de Jehová, cuando hay una persona que les invita a entrar y no saben cómo continuar porque eso nunca jamás en la historia ha pasado y creo que nunca vaya a pasar.


>Personajes

Los protagonistas no están a la altura de lo que deberían. Me explico, para un buen romance deben tener unas características reales que sean factibles pero también una profundidad que sea entendible y creíble. Cierto que hay aspectos ciertamente llamativos en algunas personas, pero son anecdóticos. Sin embargo, aquí tenemos una buena base y luego un desarrollo de características un tanto extraño. Extraño porque el protagonista muestra piercings y tatuajes después de clase pero, cuando se descubre que realmente los tiene, esa estética pasa al olvido excepto lo que son las perforaciones de las orejas. Curiosamente cuando Kyouko descubre quién es y el aspecto que tiene, a partir de ese momento Izumi deja de mostrarlo. Ocurre también con otros personajes. Por ejemplo, Kyouko tiene trazas de ser yandere y luego por alguna razón pasa a ser una adicta al masoquismo o al maltrato "ligero" hacia ella.

De todas formas el resto de personajes, a rasgos generales, tienen una buena base y el desarrollo está bien. Es curioso que los secundarios, sin tanta profundización, llegan a tener un gran resultado. Y eso que la mitad de la serie es un slice acerca de ellos. Vale que nos enseñan detalles acerca de su personalidad o de su vida, aunque no al nivel de los protagonistas.

-Habla con Adolf-

Tampoco es que tenga mucho más que contar. El trabajo está hecho y exceptuando unos pocos detalles que son los que rascan, el conjunto general no chirría. Los personajes están bien, se simpatiza rápido con ellos y los sentiremos casi como parte de nuestro propio grupo de amigos. Tienen buenas salidas, son graciosos, muestran problemas reales que nos pasan a nosotros como cuando entra una persona nueva en el grupo y esa persona termina teniendo éxito con el chico o la chica de quien estamos enamorados. Luego también tiran del típico amor platónico japonés de la desconocida, o casi desconocida, que le pide para salir uno de los compañeros de otra clase.

No hay mucho más que desarrollar, quitando, claro está, el listado de personajes:

>Kyouko Hori. Es la protagonista. Esta joven estudiante de preparatoria es conocida entre sus compañeros por ser alguien simpática, con buenas calificaciones y cordial. También, no lo vamos a obviar, es una chica guapa aunque no destaca por sus curvas. Se enamora del protagonista tras un flechazo al descubrir esa nueva imagen que tiene, dejando atrás al chico introvertido que conoció hasta el momento.

>Izumi Miyamura. Es el protagonista y enamorado de Kyouko. Le pasa un poco como a ella, descubre una realidad diferente de lo que ha visto hasta el momento y le llama mucho la atención, tanto que se siente muy a gusto con Kyouko a pesar de que va a su casa con la excusa de jugar con su hermano pequeño. Es introvertido y en alguna ocasión no sabrá reaccionar con ella, pero al ser una relación sincera no tendrán inconvenientes en resolver los problemas que aparezcan.

>Toru Ishikawa. Es uno de los amigos de los protagonistas. Estuvo enamorado de Kyouko, pero termina aceptando que no es posible y emprende un camino extraño con otra compañera.

>Yuki Yoshikawa. La segunda en discordia. Muy callada cuando no debería. Es incapaz de decir "esta boca es mía". Siempre deja sus prioridades después de las que tienen los demás. Eso le pasa factura en su día a día y en las relaciones.

>Yuriko Hori. La madre de la protagonista. Al principio de la serie tiene una importancia destacable que va perdiendo hasta casi desaparecer. Le coge mucho cariño a Izumi cuando lo ve.

>Kyousuke Hori. Es el padre de Kyouko. Quizás el personaje más despreciado porque en la familia no paran de hacerle señales para que se vaya, como si estorbara. Suele trabajar bastante y casi no aparece por casa, aunque surge cuando el papel de la madre decae. Por comportamiento es un adolescente tardío y si ya la madre le cogió cariño a Izumi, el padre ni os cuento. Llega casi a la obsesión.

-Cuando consigues una waifu mascota-

>Souta Hori. Es el hermano pequeño de Kyouko. Es el causante de que estos dos acaben conociéndose de verdad gracias a aquel accidente. Poca importancia tendrá después de ello. Quizás juntarse con su padre y ejercer de acosadores para que Izumi no se vaya de su casa.

>Kakeru Sengoku. Es el presidente del consejo estudiantil. Puede parecer serio y huraño, pero termina siendo un blandengue cuya autoridad desaparece como el humo del tabaco.

>Remi Ayasaki. Forma parte del consejo de estudiantes y es la pareja del presidente. Es un poco torpe y descuidada, aunque adicta a la lectura.

>Sakura Kouno. Es el tercer miembro (no, no voy a escribir miembr…….a, me niego) del consejo. Es trabajadora, cuidadosa y sensible. Para mí, el personaje más interesante del trío del consejo estudiantil.

>Honoka Sawada. Esta estudiante de secundaria está encaprichada con la protagonista. ¿Por qué? ¿Y por qué no? No tiene más importancia en la serie que entorpecer un poco la relación y ya.

>Akane Yanagi. Le pide para salir a Yuki y termina acoplándose al grupo como si no pasase nada. Algo que, ahora que lo pienso, suele pasar mucho en los romances japoneses. ¿Por qué? No lo sé, igual es que hace falta un elenco de personajes grande para que la serie no decaiga. ¿Qué características tiene este chaval? Pues que es guapísimo y ve menos que un topo.

>Shuu Iura. Es un chaval de la preparatoria bastante espontáneo. Habla mucho y bastante alto, siempre sonríe y casi nunca se le ve preocupado o enfadado. A excepción de cuando llega a casa, siendo una persona completamente diferente.

>Makio Tanihara. Uno de los excompañeros de Izumi en la secundaria. Era uno de sus acosadores y, ahora que lo encuentra, acaban por ser amigos. Esto sucede con otros personajes, que se unen a la "fiesta de la amistad" como si nada con la máxima de "si somos más, mejor".

>Kouichi Shindou. Amigo de la secundaria de Izumi. Amigo de verdad, no acosador. Su papel se basa solo en molestar a los dos protagonistas en su relación, pero sin interponerse entre ellos dos.

-Queremos hablarte de las bondades de este blog-


>Animación

Es uno de los aspectos más llamativos y atractivos que tiene esta serie. Ya no menciono la excelente calidad y gama cromática, sino también los efectos que remarcan escenas, como los fondos claros y unas sombras monocromáticas.

Respecto a los trazos, es curioso que todo el mundo tenga un estilo bien diferenciado, ya sea por estar algo despeinado o todo lo contrario. Es agradecido que no haya una generalización con estilos semejantes entre personajes como pasa en otras series.

Respecto a los fondos y escenarios, no hay ningún problema, todo lo contrario. La calidad es excelente, aunque sí he notado que hay mucha diferencia entre los trazos y colores de los personajes u objetos móviles respecto a lo que se muestra en los escenarios.


>Sonido

Con el sonido no hay apenas diferencias si lo comparamos con otras series de esta época. La ambientación está genial, el doblaje también se encuentra a gran nivel y la OST es instrumental para acompañar a las diferentes escenas que suceden. No habrá ningún tema que destaque para remarcar momentos de clímax.

Como opening tenemos el tema Iro Kousui cantado por Yoh Kamiyama. El ending corre a cargo de Friends con el tema Yakusoku. No he encontrado información de colaboraciones en otras series para estos artistas, así que nos quedamos con las ganas de saber más. Si es que realmente las hay.


LA NOTA

Llegamos al final de este análisis con los sentimientos encontrados. Por una parte tenemos una buena historia, un desarrollo diferente, pero una estructura que no encaja con lo que estamos habituados y eso hace que no funcione, sobre todo porque el clímax se pierde a mitad de serie.

Los personajes son otro de esos componentes para la valoración que no termina de despegar como debería y eso que la base es buena, pero ciertos detalles acaban siendo chocantes, como la adicción de Kyouko a que la degraden y eso la acaba poniendo como a una burra. Eh, no me miréis mal, ella me pidió que la llamase de esa manera. Técnicamente está muy bien, aunque no haya un aspecto en el que sobresalga por encima de los demás animes de estos años.

Con todo esto, Horimiya alcanza una C en nuestro sistema de valoraciones. Vale que no me acabe de convencer del todo, pero no tiene fallos graves que lastren su valoración a un nivel que no le corresponde. Si estuviera estructurado de otra manera, no creo que hubiese tanto problema y quizás nos ofreciesen momentos de tensión y romanticismo mucho más intensos. Es lo que hay.

0 comentarios: