Space Dandy

jueves, 9 de julio de 2015 , 0 Comments

AÑO 2




Esta semana, nos iremos de bares "guapos guapos" con...


BONES ha sido siempre para mí un estudio de los difíciles, sobre todo tras el movimiento Eureka de 2005. Pero si llegar al culmen en los animes es difícil, mantenerse ahí lo es más todavía. Ya lo decía mi profesor de filosofía en el instituto, dándonos un ejemplo claro de ello: todos vosotros tenéis desde el primer día de clase un 10 en la asignatura. Espero ver quién lo mantiene.

Como podéis imaginar, ninguno pudo conseguirlo. A BONES le sucedió algo similar y trabajos como Noragami o Eureka Seven: Astral Ocean, analizados en este blog, son buena prueba de ello. No obstante, tras dos cartas abiertas a este estudio y la esperanza de no volver a verlos durante un tiempo, acabé topandome con este trabajo sin habérmelo esperado. O quizás sí.

Tras este primer momento de confusión que tanto me gusta hacer, paso a aclararlo todo. Antes de ponerme a ver Noragami, estuve repasando los animes de los estudios más conocidos. Descubriendo así que BONES sacó ambas series el año pasado, por lo que decidí lanzarme a por la más conocida y con más acogida entre el público. Space Dandy era la que tenía mayor aceptación y, tras leer unas cuantas críticas donde la situaban en buen lugar, decidí tirarme a la piscina. Grave error, pensé que el agua no estaría tan fría.

Aquí está el primer punto negativo por mi parte, pero no es error en la serie. Me dejé llevar por las sensaciones del primer episodio y no vi el resto. Pero completada la visualización de esta primera temporada, queda bastante claro el estilo que han querido darle a la historia, así como el nicho de mercado va dirigido, uno muy concreto y al que no suelo estar abonado. Es más, lo tengo casi vetado porque no suelo acabar bien con él. Ese ambiente no es otro que el de los animes de humor absurdo con tintes XXX (cambien las XXX por el subgénero apropiado en cada caso).

Me pasó algo parecido con Kill la Kill y tuve que visualizarla dos veces para llegar a comprender qué querían decir con todo eso que habían "inventado". Con Space Dandy no llegué a tanto, pero sucedió algo similar, aunque en vez de seguir un camino como cualquier serie desde un inicio hasta un final, aquí siguen una rutina como la que siguió Phil Connors en la película El Día de la marmota. Como se puede ver perfectamente en el capítulo 1 y en el capítulo 2.
-¿Qué es lo que tiene de especial? ¿Toda la serie es una repetición de lo mismo?-


Sí y no (ya estoy liándola otra vez). "Sí" porque se empezará con las mismas pautas de los personajes y "no" porque cada episodio tiene una historia diferente, curiosa, pero distinta al fin y al cabo. Pero para aclarároslo todo un poco mejor, voy a relataros lo que sucede en la trama de este anime.

C
omo protagonista principal (e individuo que le da el nombre a la serie) tenemos a Dandy, un joven chuloputas que se dedica a cazar aliens desconocidos para entregarlos en la oficina de identificación con el fin de cobrar una buena pasta por este descubrimiento. No obstante, este joven no viaja solo, sino que le acompaña QT, un robot aspiradora algo desfasado (vamos, lo mismo que les ocurre a día de hoy a algunos móviles que no se actualizan a la última versión del sistema. Ya sea porque el fabricante "no" quiere o porque no soporta la nueva versión), y Miau, un gato extraterrestre que se acopla a estos dos 
para ayudarles en las capturas de los nuevos aliens.

Es
tos tres protagonistas viajan a través del espacio en la nave de Dandy, la Aloha Oe. Una nave no tan destartalada como podríamos pensar y cuyo interior es de lo más atractivo, visto desde los ojos de un occidental de principios del siglo XXI. Buscando a estos tres "piezas", tenemos a un ejército enemigo, los Gogol (no confundir con los Goron de Leyend of Zelda), que están en guerra con el imperio Jaicro por el control del Universo. Parece que el líder de este ejército, el almirante Perry, busca a Dandy para capturarlo, debido a que es crucial para la conquista del universo (aunque no concreten el porqué). Pero como cualquier jefe en su trabajo, Perry está siempre ocupado y delega en un miembro de su ejército la labor de encontrar y capturar al bueno de Dandy. Este miembro no es otro que el Dr. Gel, un gorila espacial cuyo parecido es relativamente importante con otro cosmonauta del anime (me refiero al Jet de Cowboy Bebop), e incluso tienen la misma voz que éste en su versión japonesa. ¡Qué casualidad! Aún así, este personaje también guarda cierto parecido, o por lo menos en comportamiento y consecuencias, a "Mono" de las Supernenas.

A mayores también tendremos otros personajes como Bea, el ¿científico? que acompaña al Dr. Gel (sí es un chico); a Honey, una atractiva rubia que trabaja como camarera en un restaurante orbital llamado Boobies (sí, ya podéis imaginar cómo es el servicio) o Scarlet, la mujer encargada de las pruebas para la recepción y aprobación de los alienígenas desconocidos.
-Vaya, surferos, qué novedad por parte de BONES-

L
a mayoría los capítulos siguen el mismo esquema, aunque remarco que habrá algunos que no lo hagan:

> Dandy y sus amigos buscan un extraterrestre desconocido (siempre diferente).
> El imperio Gogol va tras él o están realizando acciones que acabarán por encontrarse con Dandy.
> Avanza la historia en la búsqueda del alien sin registrar.
> Los caminos de Dandy y del imperio Gogol se cruzan.
> No se sabe cómo, pero Dandy y sus amigos escapan de las garras del imperio Gogol.
> El Dr. Gel y Bea acaban muriendo o en un estado lamentable.

Pero
 lo que puede parecer aburrido, no lo es. Las historias son tan diferentes que no bostezaremos. Los aliens que buscan no tienen nada en común entre ellos, por lo que no tiene que pasar lo mismo. BONES ha conseguido que las historias sean entretenidas y nos lo pasemos relativamente bien mientras vemos los capítulos. No obstante, la sensación de repetición inunda los episodios mientras vamos avanzando. El pequeño resumen de la historia general de Space Dandy al principio de cada capítulo refuerza esta sensación. No hay un avance en la historia general y esto es lo que más se puede echar de menos, a alguno le llegará a desesperar. Space Dandy está hecho de forma que se pueda ver sin seguir un orden aparente, a excepción del primer episodio.

La música de la serie no será algo que nos enamore de buenas a primeras, pero no es mala, en realidad está bastante bien lograda. El tema del opening me encanta, a decir verdad, dándole un plus a la banda sonora. Los efectos sonoros están correctamente adaptados y la ambientación está conseguida. Desde luego, en este apartado más técnico, BONES no suele fallar.

En donde tampoco solía fallar BONES era en la animación, pero ¡oh, sorpresa! tenemos una manzana podrida en la cesta. En las escenas "pausadas", la serie está bastante bien, no llega a un nivel sobresaliente ni a un notable, pero no lloraremos de lo mal que está... hasta que lleguen las escenas de lucha. No sé lo que les pasó a los dibujantes, quizás el ramen estaba en mal estado, o el sushi podrido, o quizás simplemente sea que se fueron casi todos de vacaciones y dejaron al becario y a la máquina de café averiada. Las escenas de lucha no son malas, son peores. ¿Alguno conoce las antiguas animaciones Flash de cuando internet empezaba a burbujear? Pues así, de la misma calidad. Trazos mal dibujados, movimientos muy toscos y la sensación de hacer un trabajo mal y rápido.
-Carmen de Mairena tendrá su cameo en el anime-

L
legamos al final de la reseña de esta primera temporada, pero tranquilos que no voy a traeros ahora los ZASCAS o errores del guión. ¿Por qué? Pues porque la serie los utiliza como herramienta narrativa de un capítulo a otro. Me remito al ejemplo anteriormente mencionado: el del capítulo 1 y 2. En el primer episodio, Dandy y nuestros amigos mueren en una explosión planetaria, destruyendo también la nave interestelar. ¿Qué sucede en el episodio 2? Pues tan solo es un episodio normal como si el primero no hubiera existido. Así ocurre también con el resto de los capítulos, por lo que si realmente tuviera que hablar de ellos, acabaría por inaugurar una sección con el título de Mega-análisis de ZASCAS y no estoy por la labor. Por contra, lo que sí tenemos son unas cuantas curiosidades:

> El estilo de Dandy es muy ochentero, no solo en su forma de vestir, sino también por la decoración de su habitación o por su pistola de rayos.
> El Dr. Gel, a mayores de los parecidos razonables que tiene, viaja en una nave cuya forma es la de la cabeza de la estatua de la libertad, aunque ésta versión cuenta con una mordaza en la boca. Además de este detalle, tenemos su forma de vestir, con estrellas y los colores rojo, blanco y azul. ¿De qué me sonarán? Efectivamente, representan la hipocresía yanki con un presidente, digo mono, a los mandos.
> El director es Shinichiro Watanabe, el mismo hombre que en su día se encargo de Cowboy Bebop. Según dicen los que le dan al metílico en algún blog perdido por internet, Space Dandy es de los mismos creadores de esta serie. Pero ¡qué curioso! Si ni siquiera el mangaka ni el estudio es el mismo, por lo que esta afirmación no hay por dónde cogerla. Eso sí, hay referencias al anime adaptado por Sunrise, como por ejemplo la moneda espacial: el woolong.
> El anime cuenta con un alfabeto espacial al estilo de Futurama, aunque no he detectado un alfabeto terrestre exceptuando grafías japonesas y el cartel de "Boobies". Por si a alguien le pica la curiosidad, sabed que ya se ha descubierto la correspondencia de éste alfabeto espacial con las letras del abecedario.
> Tras el primer ending, aparece un trozo del videoclip oficial de la canción del ending.
> La voz de Miau es la misma que la de Haitani (un amigo de Keitaro en Love Hina).
-Exacto-

-La opinión de Jorge García-


Space Dandy es un anime que centra su trama en la vida del mismo personaje que le da nombre, un cazador de aliens llamado Dandy, para narrarnos las aventuras y desventuras de este alto individuo de tupé negro. No obstante, y en contra de lo que cabría esperar, la trama de esta serie no sigue una pauta fijada, sino que se limita a mostrarnos las “hazañas” diarias de Dandy en su carrera por encontrar un alien raro que lo haga rico. Por lo que cerca del 90% de los episodios se pueden ver en el orden que nos dé la gana, que no pasará absolutamente nada. Y sí, si lo estabais pensando también podéis saltároslos y seguiréis sin tener que preocuparos.

A las cuatro tonterías de rigor y las imágenes de buen ver (como pueden ser las de Boobies) que parecen estar marcadas por contrato para aparecer en todos los capítulos, también le deberíamos sumar, para diseccionar de forma correcta a este anime, las continuas referencias de todo tipo (desde George Romero, Galaxy Express, La fundación de Isaac Asimov y las videoconsolas) y el factor que más me chirría a mí y que no es otro que 
ese aire retro que tira para atrás.

Por su p
arte, la banda sonora es bastante completita y esta llena de temas de diversos artistas que me hace pensar, obviando las diferencias, en la de Eureka Seven y de la que me quedo con un tema en particular; Izumi Makura x mabanua -I Want to Know. En cuanto al dibujo cabe decir que es bastante correcto para lo que se podría esperar de un anime como el que estamos hablando y del que incluso me atrevería a decir que es demasiado bueno. Y esto me lleva a pensar en lo siguiente.

Si ya D.R.Ferro nos indicaba en el minuto 91:26 del Pseudo Podcast lo vago y ambiguo que era, no me quiero imaginar al equipo de Bones que se encargó de sacar adelante este proyecto. Lejos de lo bien que cayera Space Dandy entre los espectadores nipones (que ya lo debió de hacer porque si no a esta compañía le quedan dos telediarios), lo cierto es que este trabajo encaja perfectamente dentro de esas obras que se realizan con el único fin de quemar dinero y acabar con el poco prestigio que le quede a la empresa. Y alguno me dirá que no he visto la serie entera (solo miré los 13 primeros episodios de la seasson 1, o como le llaman ahora para ahorrar pasta y estirar los animes) y ni falta que me hace, oiga. ¡Mírela usted si quiere!

Y dicho esto, mi valoración al respecto de esta serie es tan clara como que nos encontramos ante un buen bodrio. Pero como yo aquí no pinto nada, y la razón se la hay que dar siempre al Sistema de Valoraciones, veamos que nota alcanza el que es, hasta la fecha, el último trabajo original de Bones y el cual, para más INRI aparecía en las televisiones niponas un día antes de Noragami (oh, dios mio!). Exactamente el 4 de Enero de 2014.


LA NOTA:

Space Dandy es una serie divertida y entretenida, pero está lastrada por la calidad técnica aplicada en la misma. Desde luego, si mejorase un poco podría optar a más puntos, pero es lo que hay. Apostaron por este producto y les salió así. Que no esperen premios a mejor serie del año por mi parte, de hecho se queda en una simple D.




Space Dandy 2 (BONES2014, 13 CAPS)
-Seguimos con la lógica aplastante-

Lo que para muchos la segunda temporada, para unos pocos es simplemente la otra mitad de una temporada de 26 episodios que se separó en dos para emitirla en este 2014. ¿Se estará poniendo de moda eso de partir las temporadas?. Algo así ocurrió con la archiconocida Breaking Bad o, ubicándonos en el mundo animero, con la ya analizada Sidonia no Kishi.

Pero no todo son noticias irrelevantes como la que os acabo de comentar, sino que hay otras la mar de interesantes y, escribiendo sobre Space Dandy, todavía las sigo esperando... Era broma, las hay.

Si bien me esperaba otra temporada como la primera, prácticamente igual a decir verdad, esta segunda temporada me ha dejado un buen sabor de boca, sinceramente, con un buen regusto en el paladar. Para que luego digan por ahí que las segundas partes nunca fueron buenas. Pero esto es gracias a unos capítulos finales en los que dejan de lado el guión tonto y se ponen en serio, siguiendo con la historia que en un inicio relataron. El final es el correcto y adecuado, teniendo en cuenta el estilo y ritmo de la serie en la primera y en la segunda temporada, además de la personalidad del protagonista.

Pero quitándonos de lujurias sobre episodios bien hechos, hay que remarcar el tufo a "Excel Saga" en algunos de los capítulos de la segunda temporada. Digo tufo por no decir niño muerto, como por ejemplo las risas enlatadas del episodio 6 o los "musicales" irrelevantes en varios episodios. Y no, no digo la historia que se relata en estos episodios sea mala, pero las canciones metidas por medio hacen perder todo el interés que pueda haber, sea mucho o poco en esos casos.

En cuanto a las historias de los capítulos, éstas seguirán siendo diferentes, aunque se irán por ramas de la física cuántica y de la filosofía en algunos casos, pero nada que no se pueda tolerar, es más, en algunos capítulos presentan situaciones y mundos del todo curiosos que nos hacen pensar que la imaginación de algunos guionistas no está agotada. No obstante, también parece que la historia principal de búsqueda de aliens sin registrar queda omitida, pero sigue vigente, por supuesto, porque ésta es la base del anime de Space Dandy, aunque se queda en un segundo plano durante gran parte de esta segunda temporada, para centrar la atención en los matices de la pluralidad de mundos y la personalidad de los personajes de la saga.

-No recordaba así a Luke, con tupé y patillas-

En esta segunda temporada podremos adentrarnos algo más en la vida, sentimientos y acciones de Scarlet, la pelirroja del ARC (Alien Registration Center) que siempre recibe a Dandy cuando este va a registrar los aliens que captura, en lo que es, para mí, el episodio más sentimental de la segunda temporada. También sabremos algo más de Honey, la rubia cachonda del Hooters, digo Boobies, con detalles incluidos en este episodio y que no me esperaba. Bueno, detalles que quizás nadie se esperaba.

Pasando ya del ligero argumento general de esta temporada, nos metemos en la vereda del apartado gráfico (fíjate, como cuando configuras la compra de un ordenador). He aquí la prueba principal por la que al inicio de la reseña de Space Dandy 2 confirmé que es la otra mitad de una temporada completa y no dos temporadas como la quieren airear de manera oficial. El dibujo sigue siendo exactamente igual, no cambia para nada, ni un ápice. Aunque ello implique las mismas animaciones grotescas en las escenas de lucha que había en la temporada anterior. Lo que sí me gustó en esta ocasión es la variedad de estilos y trazos en los diferentes episodios, incluidos efectos en 3D que son, directamente lo digo orgulloso, irreconocibles con respecto al resto del dibujo de la serie. No se diferencian, no se notan. ¡Aleyuya BONES! Qué alegría me has dado.

Respecto al apartado sonoro decir que tenemos misma OST, mismos efectos, mismo todo. En esta ligera descripción se incluye el opening, que no lo han cambiado por vagancia, porque les era más cómodo así (por vagancia, vamos) o porque así quieren hacer notar que esta segunda temporada es la mitad de una única. Qué repetitivo soy, pero es que el asunto canta tanto como mi sobaco en el mes de agosto. Lo que sí he notado son diferentes variantes de ending a lo largo de estos 13 capítulos. El listado, para los más curiosos, os lo dejo a continuación:

> En el capítulo 7 el tema es "Kanchigai Lonely Night" (かんちがいロンリーナイト; Misunderstood Lonely Night) por DROPKIX.
> En el capítulo 8 el tema es "WHITE HOUSE" por OGRE YOU ASSHOLE .
> En el capítulo 9 el tema es "Space ☆ Dandy" de ZEN-LA ROCK feat. Yomeiri Land.
> En el capítulo 10 el tema es "Seaside Driving" de Seiichi Nagai.
> En el capítulo 12 el tema es "All 'the thing's i am... worried" por Mito.
> En el capítulo 13 el tema es "Space Fun Club" by ZEN-LA-ROCK feat. Robochū.
-Opening y ending de la serie, subtitulados en español ¡2x1!-


LA NOTA:

Otros 13 episodios más para la ¿leyenda? de Dandy que dan por concluida la historia que se inició en el primer capítulo de la pasada temporada. Aunque la serie no supondrá un nivel histórico en lo que respecta a los animes que vienen desde el lejano país naciente, a muchos les ha llegado al corazón gracias a su ilógico guión y a su humor absurdo. Pero para la inmensa mayoría de los mortales adictos al anime, Space Dandy pasará sin pena ni gloria por las pantallas de las televisiones, ordenadores, tablets o smartphones, si es que llega a pasar. Por tanto, esta segunda temporada, a pesar del buen sabor de boca que deja, se ve lastrada por el tufo que desprenden varios de sus episodios y no consigue pasar del mismo nivel que la primera, quedándose por tanto con una D.

0 comentarios: