FIGURE 17 Tsubasa & Hikaru

AÑO 2



Tal y como ya os advertía en el tercer bloque de nuestro pseudo-podcast, cuando apenas faltan unos pocos días para su decimocuarto cumpleaños, hoy toca subirse al Delorean y poner el temporizador a fecha 27 de Mayo de 2001. Y no, aunque alguno prefiera ir a Nueva York para visitar a ciertas gemelas hoy nosotros nos vamos a desplazar hasta Japón y sin fijar un lugar determinado, ya que para cumplir nuestro objetivo tan solo nos basta con llegar a un sitio en el que estemos dentro de la cobertura de la cadena televisiva AT-X para ver el estreno de un anime que serviría de base, o al menos eso pienso yo, para la creación de uno de los animes más recomendados de 2011: Ano Hi Mita Hana no Namae o Bokutachi wa Mada Shiranai. Ha llegado pues el momento de analizar...

 FIGURE 17 Tsubasa & Hikaru (OLM2001, 13 caps)

Fruto de la colaboración entre las empresas Oriental Light and Magic (OLM) y GENKO y el apoyo del Figure 17 Committee, el 27 de Mayo de 2001 aterrizaba en el canal AT-X uno de esos raros animes que tienden a dar un buen golpe en la mesa al romper con los patrones establecidos para destacar de entre el resto. Con una duración que no baja de los cuarenta y seis minutos por capítulo y un total de trece episodios, FIGURE 17 Tsubasa & Hikaru optó por navegar a contracorriente desde el primer minuto. O al menos esa es la idea a la que uno puede llegar a día de hoy al ver que la emisión de la serie terminó el 26 de Mayo de 2002. ¡Un año después de su estreno! Por lo que habría que regalar un buen premio a todos aquellos fans que lograron verla sin perder el "hilo" (cosa que entrecomillo para volver a ella más adelante) ni el interés; me hacen esto en España y los mando a tomar a todos por culo. ¡Oh wait! A ver si va a ser por esto que no veo la televisión desde hace algún tiempo... Claro que el clavo lo pone, o tal vez no, la TBS (TV Tokyo Broadcast) el 11 de Enero de 2002, cuando comienza a emitir el anime (recordar que aún están poniendo un capitulo nuevo al mes en la AT-X) con una pequeña particularidad, ya que los 13 capítulos se han convertido por arte de magia en 24 (dios, no quiero imaginar por donde los cortaron :S). Por suerte para los desquiciados fans que estaban siguiendo esta serie, el aumento de episodios no trajo consigo un alargamiento en el tiempo, sino más bien lo contrario, puesto que un mes después de que lo hiciese en AT-X, el 26 de Junio de 2002, FIGURE 17 Tsubasa & Hikaru era finiquitada en TBS. Por lo que me habría gustado ver las caras de los que la siguieron tanto por AT-X como por TBS para contrastar opiniones en el sentido más troll de la frase XD.

Pero dejémonos de divagaciones y volvamos al título de la entrada, porque si estuvisteis atentos al mismo os habréis percatado de que en él no se nombra por ningún sitio a GENCO, algo que sin duda le chocará a más de un wikipedista. Pero, ¿eso a qué se debe? Pues muy sencillo, si os fijáis un poco os daréis cuenta de que en todas nuestras entradas siempre nombramos al estudio de animación que se encarga de la producción del anime y, antes de que os apuréis a entregarme el gallifante del año, permitirme que os aclare que en la animación nipona, además del estudio que se encuentra detrás de la producción del anime, nos podemos encontrar con otros para desempeñar el papel de productores (los que aflojan la pasta), asistentes de animación (ya sea para una parte determinada o para los retoques finales, como ocurre en este caso concreto con Kyoto Animation, los padres de Hyouka) e incluso con compañías que tan solo se hacen cargo del 3D (o 3DCG para los puristas). Así pues, queda perfectamente corroborado el FAIL de campeonato que se les coló a los de la Wikipedia al contar también a GENCO como estudio cuando ellos solo nombran a los estudios que se hayan detrás de la animación propiamente dicha. Un error que tampoco es extremadamente grave, ya que si visitamos la minireseña que le dedica OLM a su propia joya nos encontramos con esta trampa.
¡Mierda! Se me ha escapado un autospoiler. Espero que no le haya quitado un ojo a nadie XD

Ya que estamos sacando datos, ¿quién diablos son estos de OLM? Pues a parte de haber participado en el desarrollo de Las aventuras de las mini-diosas, este estudio también se ha encargado de animes como BerserkGift - eternal rainbowInazuma Eleven (la saga al completo, pelicula arriba o abajo), Pokémon (OMAIGARRRR NINTENDOOOO), Shuffle!Steel Angel KurumiTears to TiaraTo Heart por citar algunos. Estando la guinda del pastel en el repertorio de animes con los que ha colaborado como nos dejan entrever Buddy ComplexCode Geass: Lelouch of the Rebellion R2EUREKA SEVEN AOExcel Saga (Hola D.R.Ferro!!), FLCLKiddy Girl-andOnegai TeacherR.O.D -The TV-Robotics;NotesSpace DandyTrigun. Unos trabajos que, en su gran mayoría, verían la luz tras la emisión del que hoy nos ocupa, por lo que tan mal no lo han podido hacer los chicos de OLM, ¿o sí? -uff, menos mal que así dejo contrarrestado mi autospoiler XD-

Claro que los créditos del principio también nos dejan sorpresas interesantes, como la de descubrir que Tatsuo Sato (Ninja Scroll: The SeriesLagrange: The Flower of Rin-ne a.k.a Rinne no Lagrange) también participó en este proyecto como productor ejecutivo, o que Kazuto IMANISHI (uno de los productores de la famosa Slayers) y Taro MAKI (el actual presidente de GENCO, para ahondar en la herida de la Wikipedia XD) jugaron un papel importante como planificadores de FIGURE 17. ¡Y la de datos interesantes que han de quedar ocultos en los créditos! Pero dejemos este trabajo para los verdaderos expertos y pasemos al meollo del asunto.
Tsubasa Shiina es la protagonista indiscutible de esta historia.

FIGURE 17 Tsubasa & Hikaru es un anime que se apoya, de una manera muy inteligente, en dos géneros que a simple vista pueden resultar tan dispares como son la ciencia ficción y el drama. Por lo que ya podeis mandar a tomar por culo a cualquier web en la que se añada, a mayores, el slice of life. Pero esto ya es harina de otro costal que tocaremos algún día con más calma, ya que he de reconocer que yo mismo he podido contribuir, de manera inconsciente, a la payasada de colocar géneros sin ton ni son. 

Así pues, si le prestáis un poco de atención a la sinopsis que os descubría en el 
pseudo-podcast, no tardareis ni dos segundos en establecer que la parte ficticia del anime viene dada por el extraterrestre y sus curiosos compañeros de viaje, mientras que el drama estará monopolizado por nuestra protagonista. De manera que más de uno llegará a la conclusión de que ambas partes, al parecer tan opuestas, se puedan dividir sin problemas. Como ocurre en obras tan conocidas como Superman, Spiderman o Batman, donde nuestro héroe siempre se las arreglará (con mayor o menor acierto) para separar su vida personal de la "laboral". Pues craso error, ya que en FIGURE 17 Tsubasa & Hikaru ambos géneros están tan entrelazados que la propia trama se derrumbaría en el caso de que uno de ellos fuese aislado o eliminado de la misma.

Tsubasa Shiina es una niña de diez años que se ha mudado desde Tokyo a una granja rural de Hokkaido, debido a la intención que su padre tiene de hacerse panadero. Huérfana de madre desde hace un tiempo indeterminado, ya que al menos a mí no me quedó claro si la muerte de ésta tuvo lugar durante el parto de la pequeña (como se da a entender tras la conversación en la que su padre le cuenta que los médicos no le recomendaban tener hijos) o a posterior (como se concluiría de la escena en la que nos muestran a una Tsubasa, no mucho más joven de lo que lo es en la actualidad, vestida de luto), la joven decide apoyar a su padre cuando aún vivían en Tokyo, a pesar de que ello va a suponer su distanciamiento de Tomo-chan, su mejor amiga. Tomando así el camino de un cambio que se hará efectivo durante las vacaciones de primavera, que en este caso coinciden con el período de cambio de curso de nuestra protagonista.

Tres meses después de hacer la mudanza, justo el día en el que el colegio permite que los padres visitar las clases cuando sus hijos se hayan en ellas, la historia arranca mostrándonos a una niña que, a pesar de su corta edad y debido a la empresa en la que se aventura su padre, se levanta y hace las cosas sola para poder asistir a su nuevo colegio, lo cual nos muestra una faceta increíblemente responsable para una niña de su edad. Continuando con su rutina habitual, tras cargar la mochila con un peso no muy diferente del que llevaba quien escribe estas líneas durante su etapa escolar (se ve que lo de cargar a los niños como burros es algo universal), la pequeña Tsubasa se despide del retrato de su madre para poner rumbo a la parada del autobús. En un recorrido que le obliga a atravesar las instalaciones de la granja, saludar a las personas con las que se encuentra y pasar por delante mismo de la panadería donde trabaja su padre. Por lo que, salvando ciertas excepciones, esta es la primera vez que lo verá cada día.


No obstante, a pesar del estado anímico que arrastra la pequeña tras su perdida, ya hay algo que nos queda claro en estos primeros compases y que marcará todo el anime: Tsubasa es bastante tímida a la hora de interactuar con las personas que la rodean. ¡Incluso con las que conoce! Lo cual nos dejará ante un panorama bastante feo en el momento en que entra en su aula, ya que la gran mayoría de sus compañeros de cuarto curso la rechazarán por el simple hecho de ser "extrajera". Pero la cosa aún no ha acabado, porque si recordáis están a punto de aparecer casi todos los padres. Ya que por mucho que mueva hacia atrás la cabeza Tsubasa no va a ver cumplida la promesa que le hizo el suyo.

Ya de vuelta en casa, en la relativa normalidad que la soledad de esta le ofrece durante las horas en las que está sola, nuestra pequeña protagonista aprovechará para comenzar a escribirle una carta a su amiga Tomo-chan, aprovechando para preguntarle en ella por como le van las cosas y contarle como es el lugar en el que vive ahora.

Tenmaru, lejos de ser el típico perro de granja, jugará un papel destacable en la aventura que está a punto de vivir la pequeña.

Sembrado el terreno del drama, pasemos ahora a hablar de la parte ficticia para presentar a la otra mitad de esta historia.

Sin abandonar este primer día, ya metidos en plena noche, seremos testigos de como nuestra pequeña protagonista es incapaz de conciliar el sueño. Completamente desvelada, Tsubasa se acercará a la ventana para descubrir el motivo por el que ladra Tenmaru cuando será testigo de como un ovni se estrella en las cercanías. Tras unos primeros segundos de confusión fruto de ver a través de la ventana como Tenmaru sale corriendo en dirección al ovni, y después de desechar la idea de advertir a su padre de lo sucedido, la pequeña opta por salir en busca del perro para traerlo de vuelta a la casa. Una tarea que se complicará sobre manera al llegar al lugar del accidente y descubrir el feo pastel que este guarda. Sobrepasada por los acontecimientos y en un intento por ponerse a salvo del monstruo que la amenaza, Tsubasa acaba entrando en la nave alienígena para comprobar como este hecho no supone ningún inconveniente para el horrible monstruo. Sin otro lugar al que ir y completamente aterrada, Tsubasa rompe a llorar a pocos segundos de que tenga lugar el hecho que marcará su vida. Así, de una manera más fortuita que otra cosa, la niña entra en contacto con el extraño liquido que la pondrá a salvo.

Con toda la trama ya iniciada, llegó el momento de arrojar luz acerca del extraño liquido que entra en contacto con la niña o el monstruo que la reclamaba como tentempié. En definitiva, de hacer lo mismo que esta hará a partir del segundo capítulo.

Como agente de policía en su planeta natal, D.D se encontraba en plena misión para devolver los huevos de los monstruos Maguars que habían sido robados cuando uno de ellos eclosiona dentro de la nave y la emprende con ella. Ante la gravedad de la situación, D.D se ve obligado a abandonar el salto espacial que estaba efectuando para regresar a su planeta y buscar un lugar en el que detenerse. A pesar de sus esfuerzos, sin otra cosa que poder hacer, D.D se ve obligado a realizar un aterrizaje forzoso en nuestro planeta, no sin antes ver como los cinco huevos Maguar que aún permanecían en su nave son esparcidos por todo Hokkaido. Lo cual le obligará, dada la condición agresiva e invasiva de esta monstruosa forma de vida inteligente, a eliminarlos antes de empezar siquiera a pensar en regresar a su hogar.

Por suerte, los recursos de este alienígena no se limitan a los sofisticados cachivaches y pistolas de rayos que trae de su planeta, sino que también cuenta con un gran aliado a la hora del combate: el Riberus, un organismo inteligente de metal liquido cuya función es la de fusionarse con su usuario para darle mayor fuerza de combate y protección de la que este tendría por si solo. Lo cual no quita que estos seres sean invencibles ya que, si bien el Riberus es capaz de salvar a su usuario de una herida fatal, esto no quita el hecho de que deje su vida en el proceso. Por lo que no resulta descabellado pensar que este "traje de combate desechable" se produzca en masa en el planeta de D.D. Lo cual a su vez nos deja ante un detalle que cabría esperar de dicho proceso y es que cada uno de estos Riberus poseen un número de registro que queda patente en el momento que este se fusiona con su usuario y pasa a denominarse Figure, siendo el Figure 17 el que más protagonismo tendrá en el anime.

Figure 17 es, a demás del ser del que toma el título al anime, el resultado de la fusión que tiene lugar cuando Tsubasa entra en contacto con el líquido del que os hablaba cuatro párrafos más arriba. No obstante, aparte del presumible peso que este humanoide va a tener en el desarrollo de la acción de esta trama (como nos evidencia el título), el Figure 17 será el encargado de establecer el punto de unión entre ambos géneros (ciencia ficción y drama) cuando quede reflejada la anomalía que le impedirá volver a su estado normal y que nos dejará, a los espectadores, ante la escena en la que Tsubasa quedará perpleja al descubrir que a su lado se encuentra una niña idéntica a ella.

Calco exacto de nuestra pequeña protagonista, la insólita Riberus se presentará como Hikaru para dejarnos entrever, a medida que avanza la historia, que está dispuesta a cumplir su promesa de protegerla. No obstante, a pesar de que podríamos decir que Hikaru es a todos los niveles igual que Tsubasa, esta pequeña se nos muestra en pantalla como el polo opuesto de nuestra protagonista. Divertida, extrovertida e incluso alocada, Hikaru no solo no desperdiciará ni un solo segundo para meter a Tsubasa en apuros durante los primeros compases de la serie, sino que nos desvelará todas las carencias que tiene nuestra protagonista en su forma de ser.
Detalles muy concretos, como los de esta imagen, serán los que nos ayuden a distinguir a los protagonistas en más de una ocasión. Menos mal que Tsubasa nunca abandona sus pinzas para recoger el pelo :P

A parte de dejarnos entrever, una vez más, lo bien que se adaptan siempre en la ciencia ficción los organismos alienígenas a nuestro planeta (con permiso de los de H.G Wells, claro está), la trama de FIGURE 17 Tsubasa & Hikaru no se corta a la hora de recurrir a técnicas tan conocidas como la de ocultar cosas, influir en la mente de las personas o un método de borrado de memoria que me recuerda sobremanera al que presentaban cuatro años antes en Men in BlackSin embargo, y al contrario de lo que ocurría en TASOGARE OTOME X AMNESIA, en esta ocasión los guionistas optan por crear un mundo bastante complejo y una historia de ciencia ficción muy solida, para dejarlos en un segundo plano. Y es que, por muy difícil de creer que os resulte (a riesgo de parecer repetitivo), la verdadera historia que nos cuentan desde OLM no tiene que ver con trajes de combate, naves espaciales o monstruos de otra galaxia, sino con la pequeña Tsubasa y los sucesos a los que esta se tendrá que enfrentar para superar tanto la timidez, como su falta de confianza. En un complicado recorrido que se verá en parte suavizado por el incuestionable apoyo de Hikaru.

Un camino que, salvando esos pocos momentos dulces e incluso divertidos como la obra de teatro que preparará junto a sus compañeros (en la que curiosamente se plasman buena parte de los acontecimientos que trascurren a sus espaldas), el ver como la pequeña va estableciendo lazos con nuevos amigos, la determinante excursión que hará con ellos al lago o esa primera cita con Aizawa, estará en todo momento marcado por la firma indiscutible del drama. Como se molestan en recordarnos una y otra vez los guionistas como cuando, por poner un pequeño ejemplo, nos presentan por primera vez ese inevitable momento de la despedida que vemos en el capítulo 7, en una versión de esta que resulta mucho más amigable de la que finalmente fue escogida para el desenlace de esta historia, quién sabe si como advertencia de la oscuridad que se avecina a nuestra protagonista en los próximos episodios. Justo cuando ya ha comenzado la cuenta atrás para la navidad.
Éste es, en resumidas cuentas, el aspecto que tendrían un Riberus en su estado normal.

Pero éstas no serán las únicas complicaciones que a las que se tendrá que enfrentar Tsubasa, ya que la parte ficticia seguirá requiriendo su presencia por mucha ayuda que solicite D.D. El cual, tras haber lanzado una petición de ayuda nada más estrellarse en la tierra, verá como estos aparecen en el tercer episodio por medio de una vieja conocida. De cabello rubio y edad similar a la de D.D, Orudina se mostrará reacia a colaborar con una persona, D.D, a la que no tarda en tachar de incompetente. Quedando bien claro lo poco que le a gustado el que sus superiores le hubieran encomendado esta misión.

Sin abandonar su terquedad hasta después de haber capturado el último de los Maguars, Orudina será la encargada de mostrarnos una de las transformaciones más importantes en cuanto a caracter y parecer a partir de la segunda mitad de la serie. Y es que, si bien en un primer momento parece que en el capítulo sexto ya ha completado con su tarea -¡¡¡Qué bien!!! ¡¡¡Quedan siete capítulos de relleno!!!-, las cosas están a punto de torcerse de una manera inimaginable con la aparición de más de estas horrorosas criaturas. Nuevos Maguars que darán pie a teorías como la de que se tratasen de especímenes modificados para uso bélico. Hipótesis ésta que se asentará de manera sólida en las nuevas evoluciones y capacidades ofensivas/defensivas, que presentan estas criaturas extra con respecto a sus antecesores.
Pero el mundo de FIGURE 17 Tsubasa & Hikaru no se ciñe únicamente al entorno de Tsubasa y las desventuras de D.D y su compañera, sino que los guionistas quisieron jugar la carta arriesgada al incluir en la trama a un personaje que, aún siendo completamente ajeno a la misma, le imprime a la misma el toque que logra hacer de ésta, una obra bastante realista. Me estoy refiriendo, por si alguien se lo pregunta, al periodista que comienza a investigar los extraños fenómenos que suceden en los campos y que se aproxima sin pausa, pero sin prisa, al punto en el que chocará con la verdad que se oculta tras los casos que investiga: los aliens. Lo que nos permite ver un claro ejemplo de la solidez con la que los guionista blindaron a la trama, ya que de todos los posibles obstaculos que pueden surgir para acabar con la coherencia de la historia en cuanto se añade un nuevo personaje a la misma (y no me hagáis poner ejemplos porque Coppelion me los quitó todos), FIGURE 17 Tsubasa & Hikaru los logra solventar de una manera que parece estar reservada exclusivamente para los grandes obras de la animación.

Y antes de terminar con la disección a la que estoy sometiendo a la trama, me vais a permitir que os devuelva a la cruel realidad en la que vive la pobre Tsubasa. Pero no para desvelar nada de la historia, sino para remarcar el excelente trabajo que también se ha hecho en el drama. Como podremos descubrir tanto por el estado anímico, como por las reacciones tan humanas que nos mostrará Tsubasa cuando pase por el peor bache de toda la serie. Un hoyo del que en esta ocasión se repondrá gracias al apoyo de Hikaru. Aún cuando ello le obligue a demostrar que ella también es capaz de atar cabos sueltos. Alcanzando así una solución que le indicara que las cosas no pintaban tan bien como creía. Compañeros, nos encontramos a un capítulo de terminar el anime y ya os adelanto que la traca final esta por llegar.
Como toda obra que ha pasado por nuestras manos, FIGURE 17 Tsubasa & Hikaru tampoco se salva de recibir la colleja de Berto gracias a un elemento muy concreto de la trama. Y es que, si los maguars estaban enviando información a la "jefa" para poder evolucionar y desde el cuarto no tenemos constancia de que esto vuelva a ocurrir, ¿cómo es posible que estos sigan evolucionando para responder a las técnicas que D.D y Oldina ponen en marcha para combatirlos? He ahí la cuestión que plantea el único ZASCA que he encontrado en este anime, ya que lo que sigue a continuación pertenece más al terreno de las anécdotas que al de los fails.

Y una buena prueba de lo que os acabo de decir la encontramos en la forma en que la trama explica, en un primer momento, la gran capacidad de combate que tienen en la Tierra tanto los maguars como la Figure 17. Dando con ello una explicación que no solo no se volverá a tocar, sino que parece ser enterrada a propósito con la aportación de nuevos datos que, en el caso de la Figure 17, llegan a contradecir la versión inicial. Lo que nos deja entrever la posible falta de atención por parte de los propios guionistas a la hora de manejar esta parte del guión.

Aunque para anécdota, la que nos regalan al hacer que Hikaru solo pueda adquirir los recuerdos de Tsubasa durante la primera fusión que realizan. Hecho éste que, por otra parte, no transciende de la simple curiosidad ya que, si nos fijamos un momento en el tipo de historia ante la que nos encontramos, nos resultará muy fácil de comprender el motivo por el que se tomo esta decisión.

Otra curiosidad de campeonato la encontramos en el capítulo tres, más concretamente en la fecha (27 de Julio de 2001) que aparece en el periódico que se puede ver en el minuto 42:55. Un dato que nos deja no solo ante la certeza de que entre capitulo y capitulo transcurre un mes de la historia, sino que este mismo período temporal se puede extrapolar a la fecha real de emisión. Con la evidente correlación que este hecho nos permite establecer entre el tiempo meteorológico que vemos en la serie y el fijado en el mundo real por el paso de las estaciones. Siendo este un interesante detalle que ya pudimos comprobar en un anime más reciente como KATANAGATARI.

Y ya que estamos os dejo con las trece preguntas que se plantean en los títulos de los episodios y que me siguen resultando un misterio. Ya que no he logrado averiguar ni quien las formula, en el supuesto de que solo haya una persona que las haga, ni a quién van dirigidas.

01 ¿Te gusta tu yo actual?
02 ¿Hay alguien con quién quieras estar?
03 ¿Vas a ser valiente?
04 ¿Tienes un corazón que puede volar?
05 ¿Tienes a alguien que te importe?
06 ¿Hay algo que quieras proteger?
07 ¿Puedes decir adiós?
08 ¿Estás transmitiendo tus sentimientos?
09 ¿Puedes oír esa voz?
10 ¿Sientes lo que hay en mi corazón?
11 ¿Estarás siempre a mi lado?
12 ¿Permanecerán los recuerdos?
13 ¿Recuerdas lo que es la ternura?
Como os comentaba al comienzo, uno de los factores más importantes que se deben de resolver, a la hora de abordar una serie que va a ser emitida una vez al mes, es el de lograr que el espectador no pierda su hilo, ya que si llegamos a ese extremo es más que probable que nuestra audiencia comience a descender de manera bastante alarmante. Por ello, para paliar este inconveniente, el equipo de FIGURE 17 Tsubasa & Hikaru optó por seguir un esquema en el que los capítulos alcanzarían su fin con un evento tan clave para la trama, como difícil de olvidar para el espectador. Algo a lo que sin duda ayuda bastante el enorme elemento dramático del anime, por muy en contra que yo esté por lo muy mal que esta gente se lo va hacer pasar a nuestra protagonista. Lo cual nos deja, de paso, con uno de los elementos que diferencian a este trabajo de otros de similar envergadura, como mismamente puede ser KATANAGATARI. Un anime en el que, si aún os acordáis, la búsqueda de las espadas suponía el único punto de unión factible de toda la serie.

Claro que éste no es el único recurso del que tiraran para mantener el hilo argumental, así nos encontraremos al comienzo de buena parte de los episodios que componen este trabajo con un resumen cuya extensión irá en función de los acontecimientos más destacables que hayan tenido lugar en el capítulo anterior.

No obstante, como no podía ser de otra forma, una vez que tuve constancia de este hecho me pico la curiosidad por saber cómo se las habían ingeniado los de la TBS con sus 24 capítulos. Y, si bien es cierto que la incógnita seguirá en el aire hasta que algún nipón se atreva a despejármela, este ejercicio me sirvió para ver la chapuza que se sacaron de la manga en esta cadena, ya que mientras los episodios 1 y 13 fueron emitidos con la totalidad de su metraje, los episodios restantes (del 2 al 12) fueron divididos en dos partes. Por lo que, y sabiendo que este anime solo se comercializó con el formato original (13 capítulos), no me resultaría extraño que tan solo se hubiesen limitado a meter la tijera en el hueco destinado a la pausa publicitaria. Con la buena patada en las zonas bajas que esto le inflige a ese hilo argumental del que os estaba hablando XD.
Esta es la única imagen aérea que vais a ver en todo el anime del colegio al que asisten Tsubasa y Hikaru. Y es que, al parecer, el coste de alquilar el helicóptero por más tiempo superaba con creces el presupuesto de esta serie.

Escapando de lo que comenzaba a ser un denominador común en el resto de animes, OLM optó por restringir bastante el empleo de técnicas 3D en su obra. De manera que estas no desentonasen con el abundante trabajo de dibujo tradicional que se puede observar a través de los trece episodios del anime. Y es que, si vuestras preferencias se decantan por la animación hecha a mano, aquí tenéis uno de sus grandes exponentes. ¡Chúpate esa, Ghibli!

Pero ése no es el único punto en el que este trabajo se distancia del resto, ya que en lo tocante a la banda sonora editada por LANTIS, y a pesar de que ésta cuenta con un total de cuarenta y dos temas (sin contar a opening y ending), os tengo que confesar que no parecerá tener más de cinco canciones. Y ya no porque nos encontremos con un trabajo que cuenta con múltiples versiones de alguno de ellos (lo que en definitiva reduce el número de ellos, guste o no), sino por la estrategia que se utiliza a la hora de emplearlos en el anime. La cual opta por dar mayor prioridad al sonido ambiente, que no es otro que el que encontraríamos en cada una de las localizaciones (colegio, campo, casa...), para recurrir a estas canciones en los momentos claves de la trama (combates, recuerdos, momentos complicados...). Siendo éste uno de los puntos más negativos de la misma, ya que el hecho de optar por esta estrategia, sumado al las diferentes versiones que se hacen de algunos de ellos, harán que creamos que siempre suena el mismo. De hecho a mí me convencieron por completo hasta que no escuche la B.S.O y me di cuenta de las diferencias.

No obstante, el hecho de que esta banda sonora parezca bastante limitada (tener en cuenta que en total contamos con unos 86 minutos de música para cubrir los 598 del metraje) no empaña en absoluto el hecho de que ésta cumpla a la perfección con su cometido. Y ya que estamos, os dejo con los títulos de los cinco temas que más me gustan por la fuerza que logran transmitir a la escena. Con la única intención, lógicamente, de que ello os cause un poco de envidia en el supuesto de que no hayáis tenido la suerte de conseguir este álbum XD.
Battle of Fire (female chorus ver.)Stretching Landscape (*)(**)Aruji yo, Hito no Nozomi no Yorokobi yo (**), Drawing Near Shadow (*)(**) e Innocent Fields! (female chorus ver.2) son las pistas que más me han gustado a pesar de la corta duración que poseen las canciones a las que le he puesto un asterisco junto al título. El segundo asterisco, por si alguien se lo pregunta, responde al hecho de sus nombres han sido traducidos del japonés.

En cuanto al tema de apertura, que lleva por título "BOY" y es interpretado por THE ALFEE, lo podeis escuchar bajo estás líneas. Mientras que el ending que lleva el nombre de "Fairy Dance" (o "Danza de hadas" en españolo), también con la firma de este grupo de rock japones fundado en 1974, lo encontrareis al final de esta entrada.




LA NOTA:

Al contrario de lo que me ocurre en buena parte de los animes que analizo, en esta ocasión FIGURE 17 Tsubasa & Hikaru no me ha supuesto ningún quebradero de cabeza a la hora de situarla dentro de la escala que establece nuestro Sistema de Valoraciones. Y es que, nada más terminar la visualización de su último capítulo, ya tenía bien claro la nota que le iba a poner. Así que hoy, para variar, vamos a dar un pequeño rodeo por los puntos que considero más importantes antes de descubrir su nota. Lo haremos empezando por la parte que se presupone que es la más negativa.

Como ya os habréis dado cuenta, uno de los aspectos mas llamativos del trabajo de OLM es el que tiene tiene que ver con su banda sonora, o más bien con la falta de la misma. Ya que llamarle banda sonora a los pocos temas que recordaremos de este anime me resulta exagerado hasta para mí. Lo cual, cuidado, no les resta la más mínima importancia a los mismos, ya que en esta ocasión prima el refrán de mejor pocos y buenos. Seleccionadas para acompañar e incluso imprimir la fuerza que sea precisa con respecto a lo que sucede en pantalla, las pocas canciones que podremos escuchar cumplen sobradamente su propósito gracias a la diferencia de registro que existe entre ellas. Por lo que referirse a ella como una banda sonora pobre puede ser un error más común de lo debido.

Esto mismo se podría aplicar al otro gran actor de este trabajo: la animación. La cual sin duda alguna será catalogada como pobre por algún lumbrera medio ciego de los que tanto hay por la red. Por lo que en vez de repetir lo que ya he dicho voy a optar por pasar al ataque. No me cabe la menor duda de que, si fuese Ghibli quién se encontrase detrás de esta obra, más de uno estaría besando ahora mismo el dibujo. Por cierto, ahora que he nombrado a esta compañía voy a aprovechar para lanzar un buen dardo envenenado contra ella, ya que sigo a la espera de descubrir algún trabajo de esta casa que logre transmitir una carga sentimental tan grande como la de OLM.

Haciendo un poco de memoria, ya que olvidarse de este anime es harto complicado, o al menos lo es para mí, recuerdo perfectamente el bache que me supuso en su día la parte de la acampada escolar. Suceso que acontece en el tercer episodio y que en su día, allá por la primera mitad de la década pasada, me supuso un corte bastante brusco en el desarrollo de la acción. Cosa que no me sucedió en esta ocasión, ya sea por que uno va aprendiendo a valorar más cosas que los disparos y las explosiones, o porque en esta ocasión si logré entender el papel que este acontecimiento tenía dentro de la trama. Y es que nos encontramos ante uno de esos animes (raros, a día de hoy) en los que se intentaban transmitir ciertos valores al espectador. Una encomiable faceta de la animación nipona que tanto gustaba mostrar por aquellos años y que, a día de hoy, se fue a tomar viento fresco por el desagüe del retrete a medida que el ecchi, el slice of life más horroroso y los malditos colegios de secundaria iban ganando más protagonismo.

En mi sincera opinión, FIGURE 17 Tsubasa & Hikaru es un anime recomendado para cualquier persona, con independencia de la edad que esta tenga, gracias a que será en función de ésta que el espectador le dé mayor relevancia a los valores de os hablé, los realistas retos a los que se enfrenta Tsubasa o a la alta carga sentimental con la que desde OLM regaron a su obra. Y ojo porque, si bien este trabajo ya me dejó una buena marca en su día, el paso del tiempo y el hecho de que lo viese por segunda vez, no evitó que ésta me dejase noqueado, durante un par de días, de una manera que hasta la fecha no habían logrado hacerlo ni Tokyo Magnitude 8.0 ni Ano Hi Mita Hana no Namae. Por lo que, tras la clara advertencia que os doy, la nota de esta maravilla no podría ser otra que la de una A acompañada del sello que le destinamos a las JOYAS DE LA ANIMACIÓN.

0 comentarios: